VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (9)

 

LAS MORADAS MERCURIALES

Los griegos le llamaban Hermes, los romanos Mercurio… Es sorprendente su presencia vigilante en tantos rincones de ciudades tan diversas hoy en día, hasta se diría que en ocasiones se manifiesta en una cantidad exagerada. Es algo que se puede apreciar marcando en un mapa las estatuas o imágenes que representan a esta peculiar deidad pagana. Y lo más curioso es comprobar que la proliferación de imágenes de este dios pagano se dio a partir de un contexto histórico muy concreto y en lugares muy específicos de la geografía.

Esta sorprendente farola diseñada por Gaudí en 1879 está adornada con el caduceo, símbolo de Mercurio: dos serpientes enroscadas en una vara, que en este caso, aparece adornada con el casco alado del dios. Fue uno de sus primeros trabajos tras titularse como arquitecto. (Barcelona, 2017)

De hecho, esta es una cuestión que normalmente escapa al transeúnte común, por lo que es habitual no advertir la presencia de este omnipresente dios olímpico (o de su vara con dos serpientes enroscadas) y en consecuencia, obviar su importancia simbólica en el mundo moderno. 

Cuatro Mercurios con sus cascos alados y caduceos observan el paso de los transeúntes que ignoran su presencia. (Gasteiz, 2018)

En mi caso particular, fue a partir de comenzar esta serie de artículos cuando, buscando documentación, me encontré con la información acerca de un grupo de gente que se dedicaba a buscar y fotografiar las figuras de Hermes en la ciudad de Barcelona (los Caçadors d’Hermes se hacen llamar y espero algún día poder participar en alguna de sus rutas guiadas).  

Regalo de un gran amigo catalán, que me ayuda con gran cantidad de pistas interesantes (y con su entusiasmo inagotable) para la búsqueda que se plasma en esta serie de artículos. Moltes gràcies! (Gipuzkoa, 2018) 

Para un flâneur incurable como yo la “caza de Hermes” ha supuesto el descubrimiento de un nuevo pasatiempo que he podido poner en práctica en todos los lugares por los que he ido paseando los últimos años. Muchas sorpresas me ha traído esta nueva afición, además de una colección particular de más de 150 imágenes de estatuas y pinturas del dios Hermes-Mercurio capturadas en las más diversas localizaciones. Aunque en realidad, siempre he utilizado más el nombre de la encarnación romana del dios: Mercurio.  

En los lugares más insospechados podemos tener un encuentro con Mercurio. (Granada, 2017)

¿HERMES O MERCURIO?

Esta deidad posee cierta cantidad de atributos múltiples, que se han ido enriqueciendo a lo largo de los siglos por las diferentes civilizaciones que le han rendido culto. Si nos atenemos a su origen griego, deberíamos llamarle Hermes. Los propios griegos, tras la conquista de Egipto por Alejandro Magno, encontraron cualidades similares a Hermes en el egipcio dios Thoth, y los consideraron equivalentes. La ciudad Khemenu a orillas del Nilo en la que los egipcios rendían culto a Thoth fue renombrada como Hermópolis Magna durante la dinastía Ptolemaica (fundada por uno de los generales de Alejandro en el siglo IV a.C.).

Sin embargo, de ahora en adelante (salvo en las excepciones que detallaré) me voy a decantar por la encarnación romana de la deidad para nombrar sus apariciones simbólicas: Mercurio. Y esto será debido a las siguientes razones: 

-1. Es más que probable que muchos atributos de Hermes procedan de dioses de origen prehelénico, cuyas raíces se extiendan quizás más allá del Thoth egipcio. ¿No portaba acaso en algunas representaciones la diosa mesopotámica Inanna-Ishtar una especie de vara con dos serpientes enroscadas? 

Relieve de terracota de la diosa Ishtar, del segundo milenio a.C., encontrado en la ciudad sumeria de Ešnunna. Ejemplar convenientemente expuesto en el Museo del Louvre, donde comienza el Eje Histórico. (Google images)

-2. La cultura romana añadió una serie de atributos a los que poseía originalmente Hermes (y Thoth), que es lo que ha llegado hasta nuestros días. 

-3. Esta decisión nos permitirá identificar a Mercurio con conceptos como el comercio, los mercaderes, la mercancía, mercenario, etc., que al igual que la palabra Mercurio derivan etimológicamente de la raíz latina (de posible origen etrusco) merx. Por contraposición, podremos usar el nombre de Hermes para describir conceptos que tengan más que ver con la tradición filosófica basada en los textos atribuidos a Hermes Trismegisto. De todas maneras, como veremos, desde el llamado Renacimiento, ambos nombres son intercambiables, pues sirven para la misma coartada simbólica.  

-4. Iconográficamente, las representaciones actuales son más similares a las representaciones romanas de Mercurio que a las del Hermes de la Grecia Clásica. Las representaciones griegas de Hermes tienen una variedad que comprende desde las Hermas, que eran pilares con un hombre barbudo con un pene erecto (se situaban en los cruces de caminos y fronteras o como símbolos de protección), pasando por el Hermes Crióforo que portaba un cordero o las estatuas más heroicas de Praxíteles.

Diferentes representaciones griegas de Hermes. (Google images)

-5. Es muy raro encontrar por las calles un símbolo similar al kerykeion que portaba Hermes en la iconografía griega (abundante en las cerámicas), los símbolos que podamos encontrar en las calles normalmente se parecerán más al caduceo de Mercurio, con sus dos serpientes claramente definidas enroscadas en la vara, y a veces con dos alas en la parte superior. En la mayoría de representaciones del kerykeion no se ve claramente que haya dos serpientes enroscadas, parece un símbolo más bien esquemático. El kerykeion, sin embargo, será la base para la creación del símbolo astronómico y alquímico de… Mercurio, tanto el planeta como el elemento químico de la tabla periódica. 

-6. La bolsa de monedas es un atributo que encontraremos habitualmente en las representaciones de la deidad, pero es un elemento añadido por los romanos. El concepto de comercio de los romanos era probablemente más similar al nuestro, con un sentido más “económico”, más tosco si se quiere. Mas Mercurial que Hermético.

Mercurio protege la fachada de lo que tiempo atrás fueron los Almacenes Valton. De poco le sirvió este símbolo de protección a Louis Valton, el dueño, ya que tuvo que vender su negocio en la década de los 50. Evidentemente, cometieron un error imperdonable a la hora de realizar la figura: ¡¡¡se le están cayendo las monedas de la bolsita!!! (Rennes, 2020)

☤ ☤ ☤

ATRIBUTOS Y REPRESENTACIONES DE LA DEIDAD

Ahora, analizaremos los atributos y formas estéticas que las diferentes civilizaciones otorgaron a esta particular deidad, partiendo de su encarnación egipcia.

Thoth: dios de la sabiduría y de la luna, inventor de la escritura jeroglífica, la ciencia, la magia y el arte, y al igual que Anubis, conductor de las almas de los fallecidos al más allá (psicopompo).

Se le representaba con cuerpo humano y cabeza de ibis o como un babuino sentado con un disco lunar sobre la testa.

Estatuillas del dios Thoth, representado por el ibis y el babuino, halladas en Hermópolis Magna. El dios Anubis representado a la derecha también fue sincretizado posteriormente con el mismísimo Hermes, dando lugar al extraño Hermanubis, sin duda por sus cualidades de psicopompo o conductor de almas. Pergamonmuseum. (Berlín, 2019)
Hermanubis, el Anubis egipcio portando el caduceo. Estatua hallada en Anzio, siglos I-II d.C. (Vaticano, 2016)

Hermes: mensajero de los dioses, protector de las fronteras y los viajeros, dios de la oratoria, los comerciantes y los ladrones. Psicopompo que guía las almas al inframundo. La leyenda dice que inventó la lira a partir de un caparazón de tortuga.

Sus representaciones fueron variando a lo largo de la historia. En la Grecia arcaica se le representaba como un hombre barbudo, habitualmente sobre un pilar (herma). En la Grecia clásica se le comienza a representar como un hombre joven imberbe y atlético. A veces Hermes llevaba un petasos (sombrero redondo de borde ancho), adornado en tiempos más tardíos con un par de alas. Las sandalias de Hermes originalmente no tenían alas, pero los artistas se las fueron añadiendo posteriormente. El símbolo más representativo de Hermes es el kerykeion, el bastón de heraldo que le regaló Apolo, una vara larga terminada en su parte superior con un círculo completo y un segundo círculo sin cerrar, que podrían no haber sido otra cosa que guirnaldas originalmente.

Crátera de Eufornio, datada en el 515 a.C. Hermes conduce al alma del príncipe Sarpedón. El semicírculo superior de su kerykeion está terminado con dos puntas, que podrían interpretarse como cabezas de serpiente (aunque no parece muy convincente, teniendo en cuenta el nivel de detalle del resto de figuras). (Google images)

Los primeros kerykeion adornados con serpientes datan de principios del siglo V a.C., e incluso posteriormente fue una representación poco habitual, siendo esa especie de 8 inacabado la forma más frecuente de la vara de heraldo. Mi punto de vista es que si los kerykeion más primitivos hubiesen tenido realmente serpientes, los artesanos de la época los habrían definido mejor. Es muy probable que haya habido una influencia mesopotámica en la idea de añadir serpientes al kerykeion. Por ahondar en el tema, fue precisamente en el siglo V a.C. cuando las esculturas griegas comienzan a volverse más realistas y “llenas de vida”. Históricamente, coincide con las guerras médicas que enfrentaron a Grecia con el Imperio Persa que controlaba Mesopotamia y Egipto. Quizás este hecho tuvo relación con la aparición de las serpientes en el kerykeion y en la evolución de la escultura, aunque es difícil saberlo a ciencia cierta.

Mercurio: tenía casi idénticos atributos que el Hermes griego, ya que parece ser que fue una sincretización de los Dei Lucrii (deidades menores del comercio y el dinero) con Hermes, hacia el siglo IV a.C. Quizás esta sea la razón por la cual Mercurio tiene un componente más pronunciadamente económico que su equivalente griego. Como curiosidad, el nombre del día miércoles proviene de dies Mercurii, o día de Mercurio. El dios equivalente de los nórdicos, Woden, es el origen del nombre inglés del día: Wednesday (proveniente del Wōdnesdæg, día de Woden en inglés antiguo).

Las representaciones de Mercurio son similares a las de Hermes, pero sus rasgos son ya mucho más definidos: las sandalias aladas, el petasos aparenta ser un casco adornado con alas, el caduceo está claramente formado por una vara con dos serpientes enroscadas y a veces porta una bolsa con dinero, que remarca las cualidad comerciales y económicas de la deidad.

Dos Mercurios, uno a la derecha con bolsa de dinero y caduceo con serpientes bien enroscadas (más bien atadas) y otro al fondo con caduceo alado, en el Patio Octógono del Museo Vaticano (Vaticano, 2016).

Hermes Trismegisto: las primeras menciones al Tres Veces Grande datan de la época en la que Grecia cayó bajo dominio de Roma, entre los siglos I y II d.C. La dominación política de los romanos tuvo una curiosa contrapartida de colonización cultural inversa con respecto a los griegos. A Hermes Trismegisto (Mercurius ter Maximus en latín) se le atribuyó la autoría de diversos textos de filosofía, astrología, alquimia y magia, de los cuales, los conocidos como Textos Herméticos probablemente hayan sido escritos entre los siglos II y III d.C., lo que pondría en duda el origen egipcio del famoso sabio filosofo (y de todo el hermetismo que surgió de sus textos). De todas maneras, es muy probable que los textos hayan tenido influencias orientales originadas en el período ptolemaico de Egipto (entre los años 332 y el 30 a.C).

A Hermes Trismegisto se le suele presentar como un hombre barbudo, con ropajes exóticos, a veces sosteniendo una esfera armilar, a veces un caduceo, a veces señalando alguna fase del proceso alquímico. Todas estas imágenes suelen ser grabados de manuales de alquimia de la época del Renacimiento. Aunque sin duda las más inequívoca y espectacular de sus imágenes es la del mosaico que decora el suelo de la catedral de Siena, en la Toscana italiana, fechada en 1488.

“Hermes Mercurius Trismegistus, contemporáneo de Moises”, pone al pie del mosaico. ¿Una imagen de un mago pagano en una iglesia católica? Ciertamente, muchos pensadores cristianos anteriores al Renacimiento, como Lactancio o Tomás de Aquino, consideraron a Hermes Trismegisto como un profeta pagano que previó la llegada del cristianismo. Las colas entrelazadas de las esfinges sugieren una especie de caduceo. (Google images)

Se ha querido ver a Trismegisto en algunas de las muchas imágenes de seres tricéfalos que adornan algunas iglesias medievales, pero esto podría deberse a antiguas deidades paganas como el Lugh de los celtas (de quien hablamos en el capítulo 2), antes que a Mercurio. Aunque también es cierto que durante la ocupación romana algunas deidades paganas se sincretizaron con Mercurio, y algunas de ellas, como las de la Galia, eran tricéfalas. Julio César, en su obra De Bello Gallico, en la que describe sus guerras contra Vercingétorix, indicaba que el dios más venerado en aquellas tierras era el patrón del comercio y de los viajeros e inventor de todas las artes, a quién no dudó en denominar Mercurio debido a las similitudes. Probablemente se refería a Lugh, quien fue profusamente representado con tres rostros.

Vultus trifrons, o cabeza trifronte en el muro de una iglesia bretona. (Notre-Dame de Vitré, 2020)

No hay que olvidar que con la expansión de Roma por los territorios bárbaros de Europa, muchos de los dioses autóctonos se sincretizaron con Mercurio (por ejemplo, el Woden nórdico como hemos señalado antes), en parte por la propia interpretatio romana, costumbre colonialista heredada de la interpretatio graeca, que no era otra cosa que equiparar a las deidades extranjeras con miembros de su propio panteón. Quizás haya algo jungianamente arquetípico en los dioses, y estos no sean más que patrones e imágenes arcaicas universales que pertenecen al inconsciente colectivo. No en vano Carl Gustav Jung dedicó abundantes reflexiones acerca de Mercurio. Eso podría explicar la intercambiabilidad de los diferentes dioses de distintas culturas a lo largo de la historia.

Mercurio el seductor en la ciudad rosa. (Toulouse, 2018)

En definitiva, no estamos ante un dios todopoderoso o creador, sus características de viajero ultraveloz, mensajero de dioses, psicopompo y protector de actividades humanas nos desvelan a una deidad muy cercana a lo terrenal. Y quizás esta sea la propiedad que fascinó a alquimistas, financieros, reyes, filósofos, Papas, masones o industriales: no era el todopoderoso que te iba a juzgar o condenar, era el nexo directo entre lo que está arriba con lo que está abajo. Y quien quiere transitar hacia arriba, necesitará conocer el nexo.

MERCURIO NOS VIGILA

En ciertas ciudades predomina más que en otras, es más habitual encontrar a Mercurio en ciudades relacionadas con el comercio o con la actividad financiera (su presencia es increíblemente abundante en ciudades como Ámsterdam, Barcelona o Londres). La diferencia la marca tener el ojo bien entrenado (o la mente predispuesta) para encontrarlo a él, o a su elemento más distintivo: el caduceo (las dos serpientes enroscadas en una vara a menudo adornada con dos alas). Evidentemente, será más posible encontrarlo en mercados, pasajes comerciales, bancos, edificios de la Bolsa, fuentes, palacios, etc. 

Un cazador de Mercurios neerlandés se molestó en señalar las ubicaciones de las representaciones dedicadas a Mercurio en Ámsterdam, cuna de la Bolsa moderna. Hay unas cuantas ¿no les parece? (Google Earth)

¿Cuándo comenzó a expandirse esta especie de moda o culto a un dios pagano en la Europa cristiana? ¿Y dónde concretamente? Hay que tener en cuenta que desde la caída del Imperio Romano y el ascenso del cristianismo las imágenes de deidades paganas desaparecieron (no del todo, ya que las imágenes que atemorizarían al populacho, los monstruos que amenazaban con la condenación eterna se basaron en gran medida en las representaciones de estos dioses paganos). Los nuevos santos cristianos absorbieron o adaptaron muchas de las cualidades y poderes de los dioses paganos (las autoridades eclesiásticas supieron suplantar estos cultos con habilidad, ya que una prohibición inflexible y estricta podría haberles traído problemas) y de esta manera los ideales romanos y griegos pasaron a un olvido de algo más de 1.000 años. Habría de ser el Renacimiento quien volviera a traer imágenes de deidades paganas a los palacios de las nuevas y enriquecidas castas de comerciantes. El epicentro de estos sucesos fue Florencia. Sus principales impulsores: la familia Médici.  

Una serie de sucesos importantes impulsarán el uso de la cultura griega clásica, no solo en el aspecto artístico sino también en el filosófico, en lo que se ha dado llamar Renaciemiento. Desde mediados del siglo XV, mientras se avecinaba la caída de Constantinopla, estudiosos como Marsilio Ficino, patrocinados por Cosimo de Médici habían impulsado la creación de la Academia Platónica Florentina, inspirados por filósofos bizantinos como Plethón, que habían llevado los escritos de Platón y muchos otros al mundo occidental. (Es interesante leer que algunos discípulos de Plethón, quien era politeísta, oraban ante estatuas de deidades paganas.) La explosiva difusión de estas ideas, se debió a dos hechos no relacionados que se sucedieron en un espacio muy corto de tiempo: la caída de Constantinopla en 1453 y la invención de la imprenta por Johannes Gutenberg en 1440.

Ciertamente, ya existían copias en latín de algunos pocos textos herméticos, populares entre los alquimistas medievales. Estos textos habían sido supuestamente escritos por Hermes Trismegistos, de quien en los albores de la cristiandad se comenzó a pensar que fue un personaje histórico, un sacerdote egipcio autor del manual de alquimia conocido como Tabula Smaragdina y todos los tratados filosóficos conocidos como Corpus Hermeticum. Probablemente, los textos no sean tan antiguos como se pretendía, actualmente se consideran escritos entre los siglos II y III de nuestra era. 

La mayoría de textos herméticos permanecieron desconocidos en Europa occidental durante el medievo (no así en Bizancio), pero sí que se conocía el Asclepius, que es una especie de diálogo entre Hermes Trismegisto y Asclepio. Este parece ser un texto de origen greco-egipcio de los siglos II-III d. C., y estuvo presente en las bibliotecas de los estudiosos europeos en su traducción latina desde al menos el siglo IV. Este texto fue el único de los pertenecientes al “Corpus Hermeticum” que estuvo disponible en el mundo cristiano hasta que Marsilio Ficinio tradujo los textos griegos que componen el Corpus Hermeticum para los Médici. Ya desde entonces hubo intentos de encontrar concordancias entre el cristianismo y el hermetismo (lo que en el Renacimiento llevaría a la idea de la prisca theologia según la cual existe una verdadera y única teología, subyacente en todas las religiones). 

Asclepio, o Esculapio para los romanos, dios de la medicina y la curación, con su vara con la serpiente enroscada. Es curioso como en tiempos modernos se ha confundido su símbolo con el caduceo de Mercurio. No son pocas las ambulancias o elementos asociados con la medicina que llevan caduceos mercuriales. Apropiado, si se tiene en cuenta que la Industria Farmacéutica prima el beneficio económico por encima de la salud. (Park Sansoucci, Potsdam, 2019)

Este texto (Asclepio) incluye un fragmento sumamente interesante, que quién sabe si podría haber dado base (en conjunto con el resto de textos herméticos recién descubiertos) a la escalada de sofisticación que se dio en el arte de la escultura a partir del Renacimiento:   

Hermes Trismegisto: “A tal punto la humanidad siempre se acuerda de la naturaleza y de su origen y persevera en esta imitación de la divinidad que, así como el padre y señor hizo eternos a los dioses para que fueran semejantes a él, así también la humanidad figura a sus dioses a semejanza de su propio rostro.” 

Asclepio: “¿Te refieres a las estatuas, Trismegisto?” 

Hermes Trismegisto: “A las estatuas, Asclepio. ¿Ves hasta qué punto tú mismo desconfias? Me refiero a las estatuas animadas por el hálito y plenas de espíritu, hacedoras de tantas y tales cosas: a las estatuas que saben de antemano lo que ocurrirá y lo predicen por medio del oráculo, de la profecía, de los sueños y de muchas otras cosas; a las que provocan enfermedades a los hombres y a aquellas que las curan, a las que otorgan tristeza y alegría según los méritos. ¿Acaso ignoras, Asclepio, que Egipto constituye la imagen del cielo, o más precisamente, el traslado o descenso de todo lo que es gobernado y ejecutado en el cielo? Y, para decirlo más precisamente, nuestra tierra es el templo del mundo entero.” 

Y bien, casualidad o no, las élites financieras, a partir del Renacimiento comenzaron a destinar recursos ingentes en la elaboración de estatuas, cada vez más realistas a partir del cinquecento y posteriormente más estilizadas y expresivas durante el manierismo. Es posteriormente a la recuperación del Corpus hermeticum en 1463 (la primera edición se imprimió en 1471, creando una profunda impresión en la intelectualidad europea de la época) cuando las estatuas parecen comenzar a tener esa extraña cualidad de “tener vida propia”. Quizás es una apreciación personal, pero hay una evolución bastante brusca desde las obras de Ghiberti hasta las de Verrochio o Michelangelo.  

Dedicatoria de Marsilio Ficinio a Cosimo de´ Médici en el Corpus Hermeticum. Obsérvese que se refiere al autor como Mercurius Trismegistus. (Google images)

Ciertamente, el David de Donatello, que presenta muchas de las características que caracterizarán a la escultura florentina renacentista posterior, parece romper la apreciación, pues esta obra comisionada por Cosimo de Médici es comúnmente datada en 1440, mucho antes de la aparición de los textos herméticos. La presencia de la estatua en el patio del nuevo Palazzo Médici es establecida documentalmente en 1469. Hay autores, como el experto Francis Ames-Lewis, que sitúan la ejecución de la obra alrededor de 1460, siendo la estatua fruto de una colaboración con… ¡Marsilio Ficino, el protagonista del hallazgo del Corpus Hermeticum! Personalmente, me parece posible, ya que se diría que la escultura es tan rupturista en comparación con obras coetáneas, que sería como si en pleno impresionismo un tipo hubiese pintado un cuadro llamado “Las señoritas de Avignon”.

Esta figura debió causar un gran escándalo en su época, la gratuita desnudez (en la Biblia solo se dice que se quitó la armadura), la pose coqueta, la androginia… simplemente maravilloso. (Google images)

Curiosamente, la identidad de David ha sido cuestionada por algunos expertos, que veían en el petasos (sombrero de alas anchas) de la figura la evidencia de que en realidad se trataba de Hermes derrotando a Argos. El psicopompo (ser que guía las almas a la ultratumba) que aparece en el casco del supuesto Goliath sería otra evidencia, según esta versión. De todas maneras, todas las referencias contemporáneas identifican la figura con David, por lo que el sombrero sería toscano. 

Sin embargo, fijémonos en un importante detalle: la desbordante sensualidad andrógina y delicada de la figura es evidente, algo empezaba a cambiar en Florencia. El David de Donatello fue la primera escultura desnuda de cuerpo entero desde la antigüedad. Había algo ciertamente pagano en la pose, alejada de la imagen heroica de la Biblia, de hecho en la postura se nota la influencia del escultor griego clásico Praxíteles (la “curva praxiteliana”). Una de las alas del casco de Goliath, mucho más larga que la otra, acaricia el muslo de David y se acerca hacia su ingle. Donatello basó muchas de las cabezas de sus obras en bustos de la Roma Imperial, y hoy en día, los historiadores de arte parecen aceptar que la cabeza de este David fue modelada a partir de Antinoo, el joven amante del Emperador Adriano. Antinoo… hablaremos de él. 

El ala del casco de Goliath parece acariciar el muslo de David. (Google images)

La influencia del pensamiento neoplatónico de Marsilio Ficino en el arte Renacentista es indiscutible. Lo que no sabemos a ciencia cierta es si influyó directamente en las obras escultóricas como sí parece que hizo en algunas obras pictóricas de Botticelli. Porque no hay que olvidar que los artistas renacentistas no eras esos creadores libres que imaginamos hoy en día, eran artesanos que trabajaban para sus amos, y eran estos los que decidían la temática de las obras. Para eso pagaban. Y por otra parte, Marsilio Ficino era un intelectual a sueldo de los Médici. 

LAS GUERRAS MERCURIALES

Llegados a este punto, la historia se vuelve más explícita en lo que a Mercurio se refiere. Intentaré sintetizar esta convulsísimo periodo histórico en unos pocos hitos de enorme trascendencia. El verdadero impacto del Renacimiento no fueron las obras de arte bonitas, la arquitectura espectacular, la genialidad de los autores. No. Todo ello solo fue la máscara tras la que se ocultaron las verdaderas intenciones de los artífices: el nacimiento del comercio global, las guerras mundiales, y una acumulación de poder absoluto sin precedentes en manos de una casta hasta entonces menor, los comerciantes (y su posterior evolución: los financieros).

Altar de Mercurio, en una callejuela cercana al jardín de Bóboli, propiedad de los Medici. (Florencia, 2016).

En 1471 el arquitecto Bruneleschi erige la gigantesca cúpula de la Catedral de Santa maría del Fiore, símbolo de la riqueza y el poder de Florencia, bajo el mecenazgo de Cosimo de Médici. Bruneleschi estudió el Pantheon de Roma para tratar de solventar los problemas técnicos de construcción de una estructura tan colosal. Donde antes la arquitectura catedralicia era obra de los gremios de albañiles, con Bruneleschi nació el arquitecto estrella, el genio, el artista, el que en lugar de consagrar su obra a Dios, hace constar su autoría para alimentar su ego. Justo lo contrario a lo que reza el Salmo 115 de la Biblia: “Nōn nōbīs, Domine, nōn nōbīs, sed nōminī tuō dā glōriam.”

La desproporcionadamente grande cúpula de Bruneleschi, bañada por los últimos rayos de sol. (Florencia, 2016)

En 1505 el papa Julio II (quien adoptó el nombre como sucesor de Julio César, lo que nos da una idea de sus intenciones de esplendor imperial), decide crear la Basílica más impresionante del mundo, adoptando el estilo Renacentista. No podía quedarse atrás en la guerra simbólica-arquitectónica de poder. El 18 de abril de 1506, por indicación de sus astrólogos, colocó la primera piedra. La enorme cantidad de recursos financieros que requería la obra llevó al papa a establecer la indulgencia de los pecados a quien ayudase en la construcción de la Basílica.

La demostración pétrea y terrenal de poder del jefe del supuesto vicario de Cristo en la Tierra. (Vaticano, 2016)

En 1512 los Médici, amos y señores de Florencia, alcanzaron el poder de Roma, coronando a Giovanni de Médici con el nombre de León X como sucesor de Julio II en el trono papal. La construcción de la Basílica estaba agotando las arcas vaticanas, por lo que León X se ve obligado a comerciar con las indulgencias, esto es: el perdón de la pena temporal debida por los pecados, a cambio de un pago previamente establecido. Martín Lutero, teólogo y fraile católico agustino, horrorizado ante el mercadeo de indulgencias, denunció la mentira y el abuso de poder que subyacían en esta práctica: nació el Protestantismo.

En 1517 Lutero clavó en la puerta de la iglesia de Wittenberg sus 95 tesis que dan comienzo a la Reforma protestante. Los escritos se empezaron a distribuir por Europa, y muchos fieles católicos abrazaron las doctrinas luteranas ante la evidente corrupción de la iglesia del Papa. Lutero identificó al Papa como al Anticristo, y este a su vez lo excomulgó. La nobleza del Sacro Imperio Romano Germánico (que comprendía un vasto territorio que comprendía gran parte de Europa y América: el Imperio español y los Países Bajos, el reino Germánico, Austria, Italia, Túnez y hasta Transilvania) vio clara su oportunidad y apoyó al protestantismo para debilitar al emperador (Carlos V a partir de 1519). Religión, economía, poder, ambición… las nubes de una tormenta bélica arreciaban en la vieja Europa.

En 1519 banqueros alemanes católicos (Welser y Fugger) auparon al poder a Carlos V, aportando el dinero para sobornar a los príncipes electores. El comerciante católico alemán Jakob Fugger había aprendido el arte de la economía financiera en Roma, Venecia y Florencia, y había sido la persona elegida por el papa León X (de la familia Médici) para gestionar el dinero de las indulgencias para la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma. Ante la bancarrota del Imperio español, Carlos V se vio obligado a arrendar las minas de Almadén en 1525 (entre otras propiedades españolas) a la familia Fugger, quienes las poseyeron durante 120 años casi ininterrumpidamente. En Almadén están las minas de mercurio (Hg) más grandes de la Tierra, lo que será de vital importancia en la economía mundial tres décadas después. Siglos después, serían otros financieros los que aprovecharían otra bancarrota española para hacerse con el control de la mina (1835-1921): los Rothschild. Pero esa es otra historia.

Caduceo en fachada de edificio situado en el Madrid de los Austrias. Los Habsburgo acabaron su dinastía con un engendro como fue Carlos II y dejaron un país en la decadencia más absoluta. (Madrid, 2018)

En 1536 el emperador Carlos V crea los Tercios, el primer ejército profesional de la Europa moderna. Ese que pone tan cachondo a los perezrevertes, ortegasmiths y demás tarados carpetovetónicos. Desde el Medievo los ejércitos se formaban mediante el sistema de levas y mercenarios, que se desbandaban en cuanto la batalla terminaba o dejaba de llegar la paga. De esta manera, se aseguró de tener una fuerza bélica bien preparada siempre en pie de guerra, aunque no existiera amenaza inminente. La desventaja era que se requería de una cantidad inmensa de dinero para mantener esta estructura de guerra, y se tuvo que financiar con los cargamentos de plata y oro que llegaban de América. A la larga, la situación llevaría a la ruina económica y política al Imperio donde nunca se ponía el sol.

En 1540 el Papa Paulo III aprueba la Compañía de Jesús, organización fundada por el ex-militar vasco Ignacio de Loyola. De hecho, esta organización fue desde su inicio comandada por un General con obediencia absoluta al Papa, aunque con una cuidada formación intelectual. Sería desde entonces el brazo armado, implacable e intrigante del Papa para hacer frente a la Reforma protestante. Se expandieron por Europa, América y Asia, como una agencia de inteligencia moderna, camuflada como organización educativa, evangelizadora y misionera. Lo que hacen las ONG modernas, vaya.

El General de los soldados de élite de la Iglesia Católica, Apostólica y por encima de todo, Romana en su sentido más imperial. (Google images)

En 1545 la Iglesia Católica pasa al contraataque religioso para intentar frenar el avance protestante. El Concilio de Trento da comienzo a la Contrarreforma, con aportaciones decisivas de teólogos jesuitas. “España martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio…”

En el mismo 1545, el protestante Juan Calvino expone sus reflexiones acerca de la usura desde su refugio de Génova: criticó que se invocaran ciertos pasajes de la Biblia para oponerse al cobro de intereses. Así, el calvinismo no considera al préstamo como algo negativo, al considerarlo una actividad económica más, se piensa que el lucro personal supone un beneficio para la sociedad, ya que esta también sale beneficiada. Al fin y al cabo, según estos sinvergüenzas, todo está predestinado y Dios no hace nada injusto. Si Cristo expulsó a los mercaderes del Templo, durante el Renacimiento (no solo los calvinistas) el Templo será consagrado a Mercurio sin demasiado disimulo. Esta forma de entender la economía se extiende por los Países Bajos, Inglaterra, Suiza, Francia… El futuro capitalismo caníbal tenía su bendición espiritual. Fueron estos calvinistas y puritanos los que posteriormente colonizarían América del Norte y la Suráfrica que daría nacimiento al apartheid.

Expulsión de los mercaderes del Templo, por El Greco (1571). Este era un tema muy utilizado por el arte de la Contrarreforma, ya que era una forma de atacar la teología de los protestantes. Una cuestión de pura hipocresía, ya que las finanzas de ambos bandos de la contienda ya estaban completamente en manos de mercaderes. (Google images).

En 1554 el comerciante sevillano Bartolomé de Medina llega a Nueva España e inventa un método para extraer la plata del mineral mediante un proceso de amalgama con mercurio (Hg). El método le fue revelado por un metalúrgico alemán de cuya identidad solo conocemos su sobrenombre “maestro Lorenzo”, probablemente un alquimista. Ya dijimos en el capítulo 2 que San Lorenzo fue una cristianización del dios celta Lugh, en quien previamente los romanos habían reconocido a Mercurio. En todo caso, el Gobierno español no le dio permiso al maestro Lorenzo para que acompañase a Medina a América, pues temían que pudiera tratarse de un espía protestante. El método de amalgamación supuso una revolución en la producción de plata, permitiendo generar unos ingresos fabulosos. Toda esta riqueza, que supuso un alivio para el emperador Carlos V, solo le sirvió para hacer frente a las deudas contraídas con los financieros que le auparon al poder: la plata y el oro esquilmados en América acabarían en otras manos lejos de España. El estado ruinoso del Imperio permitió a Fugger exigir siempre las primeras remesas de oro y plata procedentes de América que llegaran a Sevilla. Fugger era dueño de las minas de plata del Tirol y cobraba las deudas de Carlos V en plata americana producida mediante el mercurio del que él mismo era dueño. Definitivamente, Fugger fue la persona más poderosa de Europa, sin necesidad de tiaras ni coronas.

Mercurio, frente al Banco de España de la ciudad que vio nacer a Bartolomé de Medina. Es una restauración dieciochesca de una estatua original de 1576. En la mano izquierda el caduceo, en la derecha la espada. Toda una declaración de intenciones. (Sevilla, 2017)

En 1562 se da comienzo a la caza de brujas en Europa con los juicios de Wiesensteig, en los que se ejecutaron a 67 mujeres tras haberlas torturado salvajemente hasta “confesar”. La histeria colectiva se extiende, especialmente a lo ancho del Sacro Imperio Romano Germánico, y se acrecentará durante la guerra que estaba a punto de estallar, ya que la brujería será el chivo expiatorio a quien cargar la culpa de la devastación, la hambruna y la enfermedad que traerá la conflagración. Hay que tener en cuenta que Lutero y Calvino creían firmemente en la existencia de la brujería y apoyaron la persecución, tortura y ejecución de quienes la practicaran. No es casualidad, a pesar de la mala fama de la Inquisición española, que la gran mayoría de víctimas de la caza de brujas fueran ejecutadas a manos de los protestantes. En todo caso, los católicos también cayeron presa de la paranoia, como demuestran los procesos de Lapurdi a manos del inefable Pierre de Lancre (1609), o el de Zugarramurdi (1610). Sin embargo, fueron, muchas las voces autorizadas dentro del catolicismo las que intentaron detener la locura, como el inquisidor Alfonso de Salazar, que hizo un valioso trabajo de campo para demostrar que las acusaciones no eran otra cosa que invenciones ridículas e inverosímiles. El jesuita Friedrich Spee fue otro notorio opositor a los juicios por brujería y el empleo de la tortura. El carácter misógino de los tratados de brujería consideraba a las mujeres más débiles moralmente y por lo tanto más proclives a caer bajo los encantos del diablo, por lo que supusieron más del 75% de las ejecuciones. Las cifras totales demuestran que la bestialidad de los protestantes no tuvo parangón a la hora de asesinar a supuestas brujas, y las fechas muestran claramente que el punto álgido de la caza de brujas (1580-1640) coincide plenamente con el periodo que comprende la Reforma y la Guerra de los 30 Años. El hecho de que la atrasadísima medicina europea medieval había comenzado a desarrollarse precisamente durante el Renacimiento, puede haber hecho percibir al naciente sistema económico que el conocimiento ancestral de las curanderas y sanadoras suponía una amenaza a su poder patriarcal. Los puritanos calvinistas seguirían con su paranoia al otro lado del Atlántico, con los juicios de 1692 en Salem.

Infernuko erreka (arroyo del infierno), cuyo caudal fue el que horadó las cuevas de Zugarramurdi, donde supuestamente se celebraban los akelarres. Pero como bien dijo el inquisidor Alfonso de Salazar tras su investigación exhaustiva en el País Vasco en 1611: “No hubo brujas ni embrujados en el lugar hasta que se comenzó a tratar y escribir de ellos.” (Zugarramurdi, Nafarroa, 2015).

En 1564 los Médici solicitan al escultor de origen flamenco Giambologna la creación de una escultura como regalo a Maximiliano II, emperador del Sacro Imperio Alemán, mientras negociaban el matrimonio de Francesco de’ Médici (hijo de Cosimo) con Juana de Austria. Era una exquisita composición al estilo manierista (que anteponía la expresividad frente a la verosimilitud), con un inteligente y complejo estudio de pesos y contrapesos respecto al eje central de la figura a fin de asegurar el equilibrio. De esta manera la pesada estatua de bronce, apoyada sobre las puntas de los pies, parece no tener peso. La estatua no es otra que Mercurio, y será replicada miles de veces a lo largo de los siglos. Un diseño exitoso, sin duda. Aquí, toda la figura alimenta la idea de Mercurio como mensajero de los dioses ante los humanos. El dedo índice de la mano derecha señala a los cielos, mientras el índice de la mano que sostiene el caduceo señala hacia la tierra: como es arriba, es abajo. Así reza el adagio de los hermetistas y de alguna manera, esta figura será la síntesis de Hermes, Mercurio y Hermes Trismegisto.

Copia realizada por el propio Giambologna en 1580, expuesta en el Museo Bargello de Florencia. (Google images)

En 1568 los Países Bajos se rebelan contra el rey de España. La guerra, que se alargará durante 80 años, provocará cientos de miles de muertos y el hundimiento del Imperio español.

En 1573 el papa Gregorio XIII impone a la Compañía de Jesús la elección de un Superior General no español. El cuarto papa negro de la historia será el valón Éverard Mercurian. Su nombre procede de la latinización de su gentilicio, ya que había nacido en la ciudad de Marcour (en la actual Bélgica).

Extraño apellido el del cuarto papa negro. (Google images).

En 1580 en la ciudad alemana de Colonia se publica el que se considera como el primer periódico tal como lo entendemos hoy en día. Su nombre era Mercurius Gallobelgicus y su nombre sugería la inmediatez en la difusión de las noticas. Posteriormente saldrían el Mercurius Aulicus y el Mercurius Britannicus en Inglaterra, el Nederlandschen Mercurius y el Haechsche Donderdaechsche Mercurius en los Países Bajos, y mucho después el Mercurio Peruano, y por supuesto El Mercurio de Valparaíso, a quien dedicamos espacio en el capítulo 6.

En 1602 se crea la Bolsa de valores de Ámsterdam, la primera del mundo. La especulación como motor de la economía nació aquí, e incluso ya en 1637 explotó la primera burbuja especulativa de la historia. No sucedió con propiedades inmobiliarias, ni con empresas tecnológicas, lo que arruinó a los intrépidos inversores neerlandeses fue por haber invertido en… ¡tulipanes!

En 1618 comienza la terrorífica Guerra de los 30 años, en la que intervinieron todas las potencias europeas, desarrollándose principalmente en territorio del Sacro Imperio Romano Germánico. El trasfondo religioso estuvo presente, ya que aparentemente enfrentó a los partidarios de la Reforma y la Contrarreforma, pero parece obvio que el fin último de la conflagración era la obtención del poder hegemónico, lo que se evidencia en el apoyo del reino católico de Francia al bando protestante. Se usaron mercenarios de forma generalizada y la devastación asoló en mayor medida a los Estados alemanes. Las víctimas mortales se estiman en al menos 8 millones. El conocido como Renacimiento fue más bien una matanza de proporciones bíblicas.

El Triunfo de la Muerte, del pintor flamenco Pieter Brueghel el Viejo, pintado en 1562, antes del comienzo de la Guerra de los 80 Años. En perspectiva, parece una terrorífica premonición de lo que estaba por llegar. (Google images)

En 1648 se firma la Paz de Westfalia, el tratado que dará fin a la Guerra de los 80 Años y la Guerra de los 30 Años. Francia salió fortalecida y se convirtió en la primera potencia europea, el Papa pasaba a un segundo plano en influencia geopolítica, el calvinismo y el luteranismo accedían al estatus de religiones oficiales, España comenzaba su inexorable decadencia de la que jamás se recuperaría, y surgen los Estados nación (un invento bastante reciente, como se puede ver). Para celebrarlo, se imprimen octavillas con un inequívoco mensaje simbólico. La primera parte del tratado fue la llamada Paz de Münster y fue firmada por las Provincias Unidas de los Países Bajos y la Corona de España el 15 de mayo de 1648. Casualidad o no, los romanos celebraban esa fecha la festividad de Mercuralia. Los posteriores Tratados de Osnabrück y Münster en octubre del mismo año harían especial énfasis en la libertad de comercio.

Un jinete del correo imperial anuncia su inminente llegada al pueblo. Trae la noticia de la Paz de Westfalia. Mercurio, el mensajero de los dioses, le entrega el mensaje de paz mientras la Fama toca su trompeta. ¿Quién manda aquí? (Google images).

Es evidente que el tratado de paz no trajo una paz duradera a Europa, de hecho las guerras se siguieron sucediendo casi ininterrumpidamente durante los siglos siguientes, pero estas Guerras Mercuriales cambiaron la configuración del mundo para siempre. La casta mercantil se había hecho con las riendas y lo proclamaba a los cuatro vientos.

SIEMPRE DEL LADO DEL PODER

Ya habíamos comentado la posibilidad de que quien dispuso colocar estatuas en los trazados urbanos podía haber tenido una intención oculta, y si se piensa bien, la idea que transmite Hermes Trismegisto a Asclepio abre la puerta a la posibilidad de afectar el mundo material mediante el símbolo, más que con darle vida verdadera a un objeto inanimado. Esto puede parecer una pseudociencia, pero en realidad no hay nada mágico, si no más bien psicológico en este proceder (o quizás lo que entendemos como magia tenga un componente más psicológico que otra cosa). La dominación, para que sea real, hay que ejercerla. Y es más, para poder ejercer esta dominación más fácilmente es imprescindible simbolizarla para que los dominados la acepten. Es algo tan cotidiano que lo solemos pasar por alto (no así los iconoclastas chilenos, que son quienes más claro lo han visto en los últimos tiempos).

Citemos un pasaje de un escrito del colectivo Tiqqun, “El bello infierno”, de 2004: “Contra toda estética, Warburg quiso mostrar que incluso en la imagen, en las representaciones más antropomórficas del arte occidental, estaban contenidos unos puntos de irreductibilidad, unas tensiones extremas, unas energías que la obra a la vez retiene e invoca, que hay “vida en movimiento” incluso en la inmovilidad de las estatuas del Renacimiento. Y que esas fuerzas, esas “fórmulas del pathos”, no sólo son susceptibles de tocarnos, sino que incluso nos afectan.” Amy Warburg, historiador de arte y teórico cultural alemán, provenía de una adinerada familia de banqueros judíos que habían llegado desde Italia el siglo XVII y habían adoptado el nombre de la ciudad en la que se establecieron. Ciudad, por cierto, situada en Westphalia.

Mercurio, con una bolsa que parece un escroto, le pide discreción a Minerva, diosa de la la sabiduría. (Potsdam, 2019)

A los florentinos, por ejemplo, siempre les fascinó la historia de David, el joven israelita que mató al gigante filisteo, porque veían la grandeza de la pequeña república florentina reflejada en aquella historia. Al populacho florentino le hacía sentir importante, pero los Médici tenían muy poco del heroísmo de David. El arte público fue una cuestión política durante el Renacimiento. El arte público sigue siendo una cuestión política hoy en día. Y lo seguirá siendo.

Por la misma razón que a los florentinos, a los bilbaínos esto les hace sentir bien, aunque la creación de Gehry no haya tenido absolutamente para nada en cuenta la idiosincrasia de la ciudad a la hora de realizar el diseño. Pero ellos sí lo creen y eso es lo que importa. La presencia amenazante de la Torre Iberdrola es toda una declaración de intenciones. (Bilbao, 2019)

Cuando viajé a Florencia, lo primero para lo que fui preparado, como buen flâneur, fue a exponerme de manera escéptica y crítica al famoso Síndrome de Stendhal, que según se dice es una especie de reacción psicosómatica que sucede al contemplar las obras de arte consideradas “extremadamente bellas”. Lo que sí pude comprobar, al igual que en el Museo Louvre, es que los sentidos se agotan y el cansancio se apodera del cuerpo ante caminatas no demasiado exigentes si se presta mucha atención analítica a muchas obras una detrás de otra. Pero opino que no tiene absolutamente nada que ver con la belleza de la obras. Mi punto de vista es que la mayoría de estas obras están comunicando mediante códigos de interpretación múltiple (como las películas de Kubrick). El problema principal es que tanto en el Louvre como en la Galería degli Uffizi florentina (que es donde más casos se han descrito), todas estas obras están apiladas unas junto a otras, provocando tal saturación de los sentidos que produce agotamiento (no a los turistas cazadores de selfies, que al fin y al cabo no están prestando mucha atención).

El fabuloso David que sacó Michelangelo de un trozo de marmol, no solo parece estar vivo, además parece tener pensamiento propio. Al disponer de un espacio propio sin obras que interactúen con él, el efecto Stendhal no se produce aquí. En otro orden de cosas, la Biblia no dice nada acerca de la desnudez de David, pero sí que en el pasaje anterior al combate hace referencia a la circuncisión de los judíos (“filisteo incircunciso” llama David a Goliath). ¿Por qué ni este ni el de Donatello están circuncidados? (Florencia, 2016)

Así, podemos llegar a sospechar las razones por las cuales la imaginería mercurial se fue extendiendo como una plaga durante los siguientes siglos, hasta el apogeo máximo que supuso la Revolución Industrial en los siglos XVIII y XIX, era a la que pertenecen la mayoría de estatuas que pueblan las calles de las metrópolis. Una simple y llana demostración de poder. Una justificación divina de los abusos cometidos por el capitalismo.

LA IGLESIA CATÓLICA Y LA CUESTIÓN SOCIAL

Los cambios tecnológicos, económicos y sociales que había traído consigo la Revolución Industrial (hija de el desarrollo del comercio internacional en los siglos anteriores) habían creado el caldo de cultivo para una situación de tensión exacerbada en el seno de la sociedad a partir de la segunda mitad del siglo XVIII, con el nacimiento de los movimientos obreros y el consiguiente desapego de las masas a la doctrina de la Iglesia. Roma veía amenazada su propia existencia, por lo que decidió adaptarse a la nueva situación con una doctrina adaptada a los nuevos tiempos.

Fresco pintado entre 1782 y 1787 por el pintor Tommaso Conca, Hermes señala hacia abajo mientras mira hacia arriba. La Revolución francesa estaba a punto de acaecer. (Vaticano, 2016)

En 1891, el Papa León XII (como curiosidad, los papas León X y León XI pertenecían a la familia Médici) promulgó la primera encíclica social de la Iglesia Católica, el Rerum novarum, donde traza las líneas maestras de su doctrina con respecto a los conflictos económicos y sociales de la época: condenará los abusos del capitalismo, pero defenderá a ultranza la propiedad privada, atacará al socialismo en el que veía un rival, mientras defenderá a los sindicatos católicos que no eran otra cosa que organizaciones al servicio de la patronal (lo que son los sindicatos mayoritarios de hoy en día, vaya). Es interesante comprobar que el personaje más influyente en la redacción de la encíclica fue el arzobispo católico de Westminster, Henry Edward Manning, quien había desertado de las filas de anglicanismo. Manning era hijo de un comerciante y político que llegó a ser el Gobernador del Banco de Inglaterra. Esta encíclica fue publicada el 15 de mayo de 1891.

En 1931, el Papa Pío XI promulga la encíclica Quadragesimo anno, por el 40 aniversario del Rerum novarum. Básicamente, incide en los mismos puntos que León XIII: una defensa del libre mercado, la condena del comunismo, prohibición de las huelgas obreras, y una crítica a los excesos del sistema capitalista a la hora de repartir la riqueza. Las contribuciones más importantes a la hora de elaborar el texto fueron de sacerdotes jesuitas: Oswald von Nell-Breuning y Albert Müller. Esta encíclica fue publicada el 15 de mayo de 1931, a las puertas de la guerra más brutal de la historia.

En 1961, 70 aniversario del Rerum novarum, el Papa Juan XXIII promulga la encíclica Mater et Magistra, dirigida a “todos los trabajadores del mundo”. Es poco más que una actualización de las anteriores encíclicas. Fue promulgada el 15 de mayo de 1961.

Luego vendrían la carta apostólica de el Papa Pablo VI Octogesima adveniens el 14 de mayo de 1971 y la encíclica del inefable Juan Pablo II, Centesimus annus, el 1 de mayo de 1991. Más de lo mismo. Curiosamente no respetaban el día del aniversario al que pretendían hacer referencia, aunque la fecha elegida por el mediático Wojtila, el amigo de la economía de mercado, es bastante curiosa: el día de los trabajadores, el día posterior a la noche de Walpurgis. Ese 1991 el 1 de mayo cayó en miércoles, Mercurii dies.

¿A qué viene todo esto? Simplemente, a que el día 15 de mayo los romanos celebraban Mercuralia, día en el que los comerciantes rociaban sus mercancías y a sí mismos con una rama de laurel mojada en el agua milagrosa de una fuente sagrada cerca de la Porta Capena. Los Papas, como herederos del César, debían saberlo. ¿Lanzaban un mensaje con la elección de la fecha? Todas las críticas al lucro personal desenfrenado de las encíclicas nunca molestaron demasiado al sistema financiero internacional del que la Iglesia forma parte. Los hijos políticos del Rerum novarum, los demócrata cristianos como Andreotti, Arzalluz, Adenauer, Frei Montalva… siempre tuvieron nexos muy estrechos con la CIA, por otra parte. Porque al fin y al cabo, Mercurio no solo es el dios del comercio y de los ladrones, también lo es de los mentirosos. Si Jesús de Nazareth levantase la cabeza…

Cayo Julio César, Pontifex Maximus. El constructor de puentes entre los dioses y los humanos. La costumbre de usar el título de Pontifex Maximus por el Papa comienza en el Renacimiento, lo cual es muy significativo. (Roma, 2016)

LA USURPACIÓN SIMBÓLICA

Un hecho muy curioso del uso de la simbología de Mercurio se da en la medicina. Como es sabido, el símbolo de la medicina es la vara de Asclepio (Esculapio según los romanos), una vara con una única serpiente enroscada. Un error muy común estos días es usar el caduceo de Mercurio como símbolo de la medicina. Veamos cómo y cuándo se desarrolló esta confusión, intencionada o no. El editor inglés John Churchill, que usaba como marca de imprenta un caduceo, publicó un libro sobre cirugía en 1837, lo que puede haber sido el inicio de esta extraña confusión.

La leyenda de la marca de imprenta dice “IRRUPTA TENET COPULA”, frase extraída de una obra de Horacio y cada una de las serpientes tiene una palabra inscrita: “MEDICINA” y “LITERIS”. (Google images)

Es en plena Segunda Revolución Industrial, hacia 1856, cuando el ejército de los Estados Unidos comienza a usar el caduceo como insignia de los asistentes hospitalarios. Para 1871, el Marine Hospital Service, que se dedicaba al cuidado de los marineros enfermos o discapacitados de la Marina Mercante estadounidense, adopta el caduceo como emblema. A partir de 1912 se convertirá en el Servicio Público de los EEUU.

El ancla y el caduceo evidencian que el origen del logo se debe a la Marina Mercante, no a la medicina. (Google images)

El Departamento Médico del Ejército de los EEUU adoptó el caduceo como símbolo en 1902, para gran descontento de muchos médicos que trabajaban en este departamento. En las discusiones que siguieron al asunto se trasluce que no se adoptó el caduceo por una simple confusión, fue deliberadamente elegido por ser el símbolo de los comerciantes a los que se consideraba no-combatientes. En la concepción de esta gente, los médicos propiamente dichos eran pocos en el departamento en comparación con los choferes de las ambulancias y personal logístico, por lo que a la hora de identificar y proteger a los miembros del Departamento Médico optaron por desechar el bastón de Esculapio. También se desechó la Cruz Roja (que es un símbolo de neutralidad invirtiendo los colores de la neutral Suiza) al considerarla un símbolo de una nación extranjera y optaron por el bastón de Mercurio, lo cual es completamente ilógico. La persona responsable de esta decisión fue el cirujano militar Coronel John R. van Hoff, nieto de un pastor presbiteriano (calvinista), por supuesto.

Ilustración del año 1944 con las insignias de las diferentes organizaciones del Departamento Médico del Ejército de los Estados Unidos de América. (Google images)

Un estudio realizado en 1992 concluyó que en Estados Unidos, el caduceo era usado como logotipo por el 38% de asociaciones de profesionales de la medicina, el 76% de las organizaciones comerciales de asistencia sanitaria y los hospitales en un 63%. Es solo una plasmación simbólica del verdadero fin del sistema sanitario moderno (no solo en Estados Unidos) donde el beneficio económico prima sobre la salud. Aparte de la “invención” de enfermedades por parte de este entramado, se puede observar en estos oscuros días de pandemia mundial cómo los poderes políticos destinan recursos públicos ingentes a las compañías privadas que monopolizan vacunas de las que sacarán ganancias gigantescas. Curiosamente, el apellido de la poderosa familia florentina que dio comienzo al sistema financiero moderno, Médici, muy probablemente provenga etimológicamente de la profesión de médico.

El cadáver del violador y traficante de menores Jeffrey Epstein fue trasladado a la Oficina del Médico Forense de Nueva York. El suicidio del magnate financiero, con múltiples conexiones con poderosos y agencias de inteligencia, iba a ser investigado por estos. (Netflix, 2020)

MERCURIO EN LA CULTURA DE MASAS

Si antiguamente las obras de arte eran la forma de propaganda más efectiva de los mecenas, hace tiempo que los medios audiovisuales han tomado más importancia en este sentido. El cine, sin duda, es el dispositivo de propaganda más poderoso del último siglo, no en vano se le revistió del debido prestigio pasando a considerarla como el “séptimo arte” en 1911.

Más allá de la obvia aparición de Hermes en “Jasón y los Argonautas” de 1963 (que por cierto aparece con un caduceo romano y un casco alado en lugar de un kerykeion y un petasos), Mercurio hace su aparición de manera muy significativa en alguna de las producciones de los grandes estudios financiados por poderosos conglomerados económicos cuyo objetivo principal siempre ha sido el beneficio pecuniario. El objetivo artístico siempre es secundario y está supeditado al mensaje que quiere transmitir los dueños de las productoras o los mecenas que las financian (en esto el cine no se diferencia del arte renacentista). Y aún así, siglos después, veremos cómo los italianos siempre serán más artísticos que los demás. Analicemos algunas de sus apariciones.

Los productores (1967) Este es un filme del director Mel Brooks, quien en 1944 fue enviado a recibir formación de élite en el Ejército de los EEUU (ingeniería, lenguas extranjeras y medicina, por lo que supongo que estaría familiarizado con el caduceo). Es una comedia en la que un productor corrupto y avaricioso de Broadway planea hacerse rico produciendo el mayor fracaso con ayuda de su contable. En una memorable escena, los dos intrépidos estafadores acuden a ofrecer el trabajo al peor director de Nueva York y son recibidos por su asistente. La escena, cargada de insinuaciones homosexuales, es digna de verse. Lo interesante, es que los conceptos de sexo, ascenso social (la estatua de Mercurio al lado del ascensor es una réplica de la de Giambologna, y su mano derecha señala hacia arriba) y estafa se ven reflejados a la vez.

El lobo de Wall Street (2013). Esta película de Martin Scorsese está basada en hechos reales y ofrece una visión típicamente hollywoodiense de estos “simpáticos” estafadores financieros, que en realidad, son llevados a cometer actos de depravación guiados únicamente por un “exceso de avaricia” y no por el propio sistema, que según estos no es malo per se, solo que debe ser regulado eficazmente. Es la misma visión del Rerum novarum católico, por otra parte. La escena a la que hacemos mención es muy similar a la anterior. Uno de los empleados de la compañía de financieros estafadores recibe una felación de una compañera en un ascensor, mientras es jaleado por el resto de primates. Estafa, sexo y ascenso social, con un Mercurio de Giambologna ilustrándolo al final de la escena.

Il divo (2008). Es un filme italiano sobre la vida del tenebroso político italiano Giulio Andreotti, obra de Paolo Sorrentino. Sus relaciones con la mafia, la logia P2, los asesinatos políticos, la strategia della tensione, el asesinato del “banquero de Dios” al que nos referiremos más adelante… quedan reflejadas en este magnífico largometraje. Mercurio aparece al menos en tres ocasiones durante el filme. En la primera ocasión aparece borroso tras la esposa del embajador francés, mientras la secretaria de Andreotti le instruye en cómo comprender el lenguaje gestual de las manos del líder de los demócrata cristianos italianos.

La esposa del embajador no ha escuchado cosas buenas acerca de Andreotti. (Il divo, 2008)

La segunda ocasión es más explícita, Mercurio aparece más definido, pero un poco lejano en el plano. Andreotti recibe en audiencia a sus votantes más humildes, algunos le reclaman el puesto de trabajo que les había prometido a cambio del voto, otros reciben ayudas económicas, regalos… El político mercadeando con los votos.

Los votantes esperan audiencia con el inefable Andreotti, que pasa delante de ellos como si de Nosferatu se tratase. (Il divo, 2008)

Hay un momento delicioso en el que uno de los politicastros que rodean a Belcebú (como también se conocía a Andreotti) exige un cargo político a cambio de “sus” 330.000 votos (interesante cantidad). Detrás suyo, un Mercurio sin caduceo pero con una bolsa en sus manos (suponemos que llena de dinero) hace su aparición. El detalle que pasa desapercibido son las fotografías que hay sobre la mesilla, si la vista no me falla se ve a Teresa de Calcuta, a Juan XIII y a Henry Kissinger, entre otros.

El político de la imagen me recuerda al jeltzale Ortuzar en más de un sentido, otro despreciable demócrata cristiano con muy poco de cristiano y menos de demócrata. Los hijos del Rerum novarum. (Il divo, 2008)
La imagen muestra a este peculiar Mercurio, sin caduceo, y cuya vista no se dirige a los cielos. Su mirada se fija en su propia bolsa llena de dinero (u otras cosas). (Il divo, 2008)

El traidor (2019). Esta interesantísima película italiana dirigida por Marco Bellochio cuenta la historia del famosísimo mafioso Tomasso Buscetta. En un momento de su historia criminal, Buscetta es arrestado en Brasil, y asqueado por la deriva criminal de una Cosa Nostra que ya no respeta los antiguos códigos de honor, muestra su disposición a colaborar con las autoridades y es extraditado a Italia. La televisión muestra su llegada escoltado al aeropuerto de Fiumicino en Roma en julio de 1984, y en el filme, el mafioso Pippo Calò observa la escena preocupado. Pippo Calò era conocido como “il cassiere di Cosa Nostra” (el cajero de la mafia) ya que era la persona encargada de los asuntos financieros de la organización. Tuvo estrecho contacto con algunas de las organizaciones más oscuras de la época en Italia: la Banda de la Magliana (implicada en los asesinatos del periodista Mino Picorelli y la muchacha desaparecida en el Vaticano Emanuella Orlandi), la logia paramasónica Propaganda Due (P2) de Licio Gelli, elementos neo-fascistas implicados en Gladio y los servicios secretos.

Sobre la cabeza de Pippo Calò, el Mercurio volador de Giambologna señala hacia arriba… pero también hacia abajo. La suerte de Pippo estaba echada. (Il traditore, 2019)

LOS OBELISCOS HERMÉTICOS

No iba a terminar el artículo sin mencionar la muy peculiar relación entre las estatuas de Mercurio y los obeliscos (egipcios y copias posteriores). Por supuesto, el origen de esta relación debe rastrearse en el antiguo egipcio, para lo que tendremos que hacer uso de la versión egipcia de la deidad: Thoth. Dijimos que a Thoth se le rendía culto en la ciudad de Khemnu, a orillas del Nilo. La entrada al Templo de Thoth se encontraba custodiada por dos obeliscos gemelos fabricados en limolita verde oscura, con jeroglíficos con dedicatorias a Thoth. Fueron inventariados por la expedición francesa de Napoleón en 1798, ya fragmentados (originalmente medían unos 5´5 metros). Iban a ser transportados al Louvre desde Alejandría, pero tras la derrota francesa en la Batalla del Nilo, los obeliscos acabaron en el Museo Británico en Londres.

Una ubicación horriblemente deslucida para los obeliscos de Nectanebo II es lo que el destino les reservaba. (London, 2018)

Como ya comentamos anteriormente, la ciudad de Khemnu fue rebautizada como Hermópolis Magna durante la dinastía Ptolemaica griega. Y en ese lugar sucedió uno de los hechos más misteriosos de la historia. El emperador Adriano, que siempre mostró atracción sexual por hombres jóvenes más que por las mujeres, se había quedado prendado del bello y jovencísimo Antinoo, nacido al noroeste de la actual Turquía. En la fecha en que se conocieron, alrededor del 123 a.C., Antinoo no era más que un niño de unos 13 años y Adriano estaba cerca de la cincuentena. A partir de entonces fueron compañeros inseparables, viajando juntos a todos los rincones del Imperio Romano, incluso siendo ambos iniciados en los Misterios de Eleusis en Grecia. Para el año 130 a.C. Antinoos ya no era un niño, y se embarcó con Adriano y su séquito en un viaje por el Nilo. Alrededor de octubre, durante las festividades que conmemoraban la muerte por ahogamiento de Osiris en la ciudad de Hermópolis Magna donde se encontraba el santuario de Thoth, Antinoo cayó al río y falleció ahogado ante la mirada del Emperador.

El Pantheon de Agrippa tal como lo conocemos hoy fue reconstruido por orden del Emperador Adriano y serviría muchos siglos después como modelo para la cúpula de Brunelleschi en Florencia y la cúpula de Michaelangelo en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. (Roma, 2016)

De todas las diferentes teorías sobre las causas del misterioso fallecimiento (accidente, asesinato político, celos de la Emperatriz Sabina, suicidio…), la más plausible de acuerdo a las fuentes históricas es la de un sacrificio humano a los dioses. Aunque Adriano se mostraba contrario (públicamente) a estas prácticas, la cercanía de su propia muerte por el hecho de que se encontraba enfermo desde hacía años, y la extendida creencia en aquellos tiempos de que una muerte podía rejuvenecer la salud de otro, pueden haberle hecho cambiar de opinión.

Una de las cuestiones más fascinantes del Pantheon es el juego de iluminaciones que crean los rayos de sol al atravesar el óculo de su cúpula. El Pantheon estaba diseñado para que durante los equinoccios, solsticios y el 21 abril (día de la fundación de Roma), los rayos del sol todopoderoso iluminase puntos muy concretos del edificio. El Emperador nacido en Itálica (cerca de la actual Sevilla), conocía los secretos de la astrología. (Roma, 2016)

La muerte de Antinoo dejó desolado a Adriano (y posiblemente lleno de remordimientos) por lo que deificó a su antiguo amante, asimilándolo a Osiris, quien también había muerto asesinado en el Nilo. Además, fundó una ciudad en el lugar de su muerte a la que llamó Antinoopolis, en la otra orilla respecto a Hermópolis Magna. Adriano se esforzó en perpetuar su culto y para es fin lo intentó presentar en Grecia como una forma sincretizada del culto a Hermes, muy popular en la época (131 a.C.). Aunque Adriano prefirió la sincretización Antinoo-Hermes (al fin y al cabo, Hermes también fue el dios de los efebos), fue ampliamente sincretizado con Dionisos a lo largo y ancho del Imperio Romano. El culto fue muy popular, y las razones son evidentes, era un dios de origen humano, lo cual permitía identificarse con él de manera más fácil. Las esculturas del divino Antinoo se propagaron por todo el Imperio, y como hemos visto, probablemente sirvieron de inspiración a Donatello para crear su renacentista David.

Estatuas halladas en el Serapeum de Villa Adriana, donde el Emperador construyó un Templo dedicado a Antinoo, el Antinoeion. (Vaticano, 2016)

Adriano ordenó construir un obelisco en memoria de Antinoo (se ve que los egipcios aún conservaban el arte de su construcción y erección). Las inscripciones jeroglíficas del obelisco muestran muy poco conocimiento del lenguaje egipcio y escasa pericia en su ejecución. Los jeroglíficos identifican a Antinoo con Osiris y ruegan a Thoth rejuvenecer su espíritu. El obelisco se erigió posiblemente en el Antinoeion de Villa Adriana, un templo dedicado a su gran amor. Fue destruido por los Godos durante el siglo V, y fue encontrado hecho pedazos más de diez siglos después. Estuvo en diferentes ubicaciones hasta que el Papa Pío VII ordenó ponerlo donde todavía hoy permanece, en Monte Pincio.

Para mi desgracia, de todos los obeliscos que pude visitar en Roma, el de Antinoo no fue uno de ellos. (Google images)

La relación de Hermes-Mercurio con los obeliscos será una constante en la historia. Baste ver la ilustración de la portada del libro que le dedicó el jesuita Athanasius Kircher al Papa Inocencio X en 1650, dos años después de que el mismo pontífice denunciase los acuerdos de la mercurial Paz de Westphalia. Por cierto, uno de los financiadores de la publicación fue Fernando II de Médici. El libro, llamado Obeliscus Pamphilius (Pamphili era el apellido del Papa), era un intento de descifrar los jeroglíficos del obelisco de Piazza Navona. Para ello hizo uso de la hermenéutica (que proviene de Hermes), interpretando las figuras mediante la “inspiración divina”. Por supuesto, cuando Champollion logró descifrar los jeroglíficos unos 170 años después, se pudo comprobar que los intentos de Kircher fueron una auténtica estupidez sin sentido.

En la portada del Obeliscus Pamphilius, Mercurio enseña (mal) cómo descifrar los jeroglíficos egipcios. (Google images)

A escasos metros del obelisco de Antinoo se encuentra otro obelisco situado en los jardines de Villa Médici. Es una copia realizada en el siglo XIX del obelisco egipcio de la época de Ramsés II que fue trasladado a los jardines de Bóboli en Florencia, y que previamente había comprado Fernando I de Médici en el siglo XVI. Pues bien, justo enfrente del obelisco, perfectamente alineado, hay una estatua del Mercurio Volador de Giambologna.

Para añadir drama a mi desgracia, este es otro obelisco que no visité en Roma (Google images).

El obelisco que fue transportado a Florencia está situado en medio de un anfiteatro lleno de estatuas de dioses y emperadores romanos, perfectamente alineado con el eje principal del Palazzo Pitti, la fuente de Neptuno y la estatua de la Abundancia. También hay alguna estatua de Adriano por ahí.

Nada excesivamente mercurial en todo caso, pero si nos acercamos al monolito, veremos que está apoyado sobre cuatro elementos de bronce. Las 9 toneladas de granito rojo extraídas de las canteras de Aswan se asientan sobre cuatro tortugas. Quizás sea demasiado elucubrar, pero no hay que olvidar que uno de los animales que simbolizaban a Hermes en la antigua Grecia, era la tortuga, ya que según los Himnos homéricos, el niño Hermes inventó la lira a partir de un caparazón de tortuga. Servio, el gramático latino del siglo IV, situó la acción a orillas del Nilo, sin duda inspirado por el sincretismo de Hermes y Thoth.

Las pobres tortugas, aplastadas por 9 toneladas y 3 milenios. (Florencia, 2016)

Y el resto de obeliscos “herméticos” o “mercuriales”, los iremos desgranando más brevemente, ya que no es cuestión de aburrir al lector con tantos datos. No demasiado lejos de Villa Médici se encuentra el Hotel Excelsior, donde Licio Gelli oficiaba las iniciaciones de su logia Propaganda Due (P2). Perón y el siniestro López Rega (apodado “El bujo” por su afición a lo esotérico y organizador del grupo terrorista Triple A), por ejemplo, se hospedaron ahí cuando visitaron a Gelli. Nunca está de más comentar que la embajada de los EEUU se encuentra al lado del Hotel Excelsior. Cuando muchos años después mutilaron las manos al cadáver de Perón y mediante una carta firmada por un tal “Dr. Hermes IAI y los 13” se exigió un rescate de 8 millones de dólares, muchos vieron a Licio Gelli detrás de esto.

Dicho esto, vayámonos a Londres, donde fue asesinado Roberto Calvi, el “banquero de Dios”, miembro de la logia P2. El presidente del Banco Ambrosiano, con tratos con el Vaticano (de ahí su nombre) y la Mafia, hizo perder mucho dinero a gente peligrosa cuando declaró la quiebra pocos días antes. 13 días antes de morir había enviado una carta a Juan Pablo II, amenazándole/advirtiéndole de las nefastas consecuencias de la caída del Banco Ambrosiano. No obtuvo respuesta. Licio Gelli y Pippo Calò (el cajero de la Mafia) decidieron su ejecución, aunque años después fueron absueltos por falta de pruebas. El cadáver apareció en el puente Blackfriars, en el límite del distrito financiero de Londres. Los miembros de la P2 solían llamarse entre sí los “frati neri” o frailes negros, que es lo que significa “black friars”.

Calvi apareció ahorcado en el puente Blackfriars de Londres a la mañana del 18 de junio de 1982. Los forenses británicos concluyeron que fue un suicidio, lo que se pudo refutar en una investigación posterior. (Google images)

La City de Londres está llena de caduceos y Mercurios, lo cual no es de extrañar, ya que estamos hablando de uno de los centros financieros más importantes del mundo. En el mastodóntico edificio del Bank of England (banco central del Reino Unido), por supuesto, no podían faltar los caduceos en su puerta principal.

Puerta principal del Bank of England (Google images)

Por otra parte, tenemos el obelisco egipcio conocido como Cleopatra´s Needle (aunque no tenga nada que ver con la última gobernante de la dinastía ptolemaica). Probablemente, el obelisco peor ubicado y mas deslucido de los que hay en el mundo. Una verdadera desgracia urbanística, un desastre estético absoluto.

Miles de kilómetros de azarosas aventuras tuvo que pasar el monolito para llegar aquí, durante una tempestad en el Golfo de Vizcaya se perdió y estuvo a la deriva durante cuatro días hasta que apareció en Ferrol. Todo para esto… (Londres, 2018)

Ahora tiremos una línea recta desde la puerta del Bank of England hasta el obelisco. La línea pasa justo por encima de una estatua de la reina Victoria, situada en el límite de la City. Justo enfrente de la estatua aparecería el cadáver de Roberto Calvi en Blackfriars. Banqueros, mafiosos, masones, estafadores, poder divino, asesinatos… muchas cosas ocurren sobre la línea imaginaria.

Las farolas que bordean el Támesis están adornadas con caduceos mercuriales. Este es el puente de Lambeth, adornado con un par de obeliscos en cada entrada. (Londres, 2018)

Y ya que hablamos de la P2, vayámonos al otro extremo del mundo. Ya comentamos en el capítulo 8 las andanzas de Stephano delle Chiaie, quien era un neofascista colaborador de Licio Gelli y además trabajó tanto para la Triple A del “Brujo” López Rega en Argentina como para la DINA de Pinochet en Chile. En 1973 Delle Chiaie viajó a Chile como corresponsal de la agencia-tapadera Aginter Press y junto con Michael Townley (agente de la CIA) colaboraron con el grupo paramilitar de extrema derecha Patria y Libertad. Ya comentamos en su momento la complicidad del diario El Mercurio con las actividades golpistas y de contrainsurgencia en Chile, incluso colaborando con la DINA en la operación de encubrimiento de la tortura y asesinato de 119 militantes izquierdistas en 1975 (la mayoría del MIR, 19 de ellas mujeres). El director de El Mercurio, que había militado en el Movimiento Nacional Socialista chileno, tuvo un papel decisivo en aquella repugnante Operación Colombo.

Imagen extraída del libro “Chile 1975 o la historia que se repite” del cineasta anarquista gijonés Miguel Herberg. ¡Y vaya si se repite!

Pero vayamos al plano simbólico-urbanístico. Comencemos por ubicar el cuartel general de Patria y Libertad, muy cerca de la Plaza Dignidad (antes Plaza Italia). No hay ningún Banco en los alrededores, y ni la antigua sede del diario El Mercurio ni la Bolsa quedan demasiado cerca (por cierto, esta última adornada con caduceos a ambos lados de su letrero). Sin embargo la intuición me decía que por alguna razón Mercurio debía estar muy cerca de la sede de estas ratas.

Ya vimos en sus momento cómo desde el monumento a Baquedano hacia el este se alineaban dos obeliscos, pero esta vez buscaremos otros dos hacia el oeste, el Monumento a los Escritores de la Independencia y el Monumento a la Gloria. Marcaremos la línea que une los obeliscos y el monumento de Baquedano y ¡bingo! Justo sobre la línea se encuentra el conjunto escultórico conocido como Fuente Alemana.

Los diferentes hitos de la alineación monumental (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Monumento a la Gloria, estatua de Baquedano recibiendo su merecido, Monumento a los Escritores de la Independencia y el Mercurio de la Fuente Alemana. (Google images).

La Fuente Alemana representa un barco con la diosa Victoria y otras figuras heroicas, sin embargo en la popa de la embarcación está nuestro amigo Mercurio, con el caduceo y un cóndor en actitud de ataque. Resulta muy apropiado teniendo en cuenta que el plan coordinado por los EEUU y puesto en marcha por gentuza como Pinochet, López Rega, Contreras o Delle Chiaie haya sido bautizado como… Plan Cóndor.

Mercurio está en un plano discreto, como quien vigila que el plan funcione como estaba previsto. (Google images)

Tampoco nos debemos olvidar que el apoyo económico militar y político más importante que tuvo la dictadura chilena, aparte de la estadunidense, fue la del presidente brasileño Emilio Garrastazu Médici, que además de colaborar en el golpe militar y asesorar militarmente en la brutal represión, defendió a Pinochet en las instituciones internacionales. De hecho, Brasil fue el primer país en reconocer al régimen dictatorial. Nada bueno podía salir de la unión de los Médici y la oligarquía latinoamericana de origen vasco. La aparición de los Médici en esta historia solo demuestra que el mundo es un pañuelo… ¡lleno de mocos!

ICONOCLASIA ANTI-MERCURIAL

Fue en tiempos de la Guerra del Peloponeso, cuando el año 415 a.C. la flota ateniense se disponía a zarpar hacia Siracusa en Sicilia, todas las hermas (esculturas de Hermes con el falo erecto) fueron vandalizadas, lo que se entendió como un mal augurio. Nunca se supo de la verdadera identidad de los autores, pero se acepta que la mutilación consistió en la rotura de narices y penes de las estatuas. El hecho se conoce como Hermocópidas.

Hermas, figuras e Hermes sin pene ni gloria. (Google images)

Es curioso comprobar que en las esculturas vandalizadas en la cultura egipcia, el objetivo principal de los iconoclastas era la nariz. En muchos casos, esta iconoclasia tenía fines políticos, con la idea de borrar el legado de anteriores mandatarios. En otros casos, se destruyeron estatuas por motivos religiosos, como una forma de enterrar un culto que se consideraba una amenaza. Todo esto demuestra que las estatuas no eran lo que hoy se entiende por obra de arte, esto es una descontextualización muy corriente a la hora de analizar este tipo de fenómenos. Las esculturas eran (y son) una herramienta que tenía (y tiene) el poder para contar una historia y señalar qué es lo que debe ser recordado y cómo. ¿Por qué la nariz? Quizás se quería evitar que la imagen siguiese “respirando” y lo que no puede respirar muere, habría que preguntarle a Trismegisto. Lo único que queda claro es que las estatuas siempre fueron algo más que objetos representativos y que la rotura de su nariz implicaba una “desactivación de la fuerza” de la imagen.

Bajorrelieve egipcio (2.500-350 a.C.)en el que los golpes de cincel en la nariz son evidentes., lo que demuestra que no es la erosión la que dejó sin nariz a muchas estatuas. (Google images)

Otro caso curioso de vandalismo de una estatua de Mercurio se pudo ver en Barcelona en 2002. El famoso Banksy realizó un estarcido de un elefante llevando un cohete en su lomo, al que tituló “Artillería Pesada”. Desconozco si el spray que recubre de colorines a Mercurio y el pene al estilo Príapo son obra de Banksy, pero supongo que no.

Más vandalismo que iconoclasia en el sentido más político (Google images)

Una de las causas de la Guerra de los 80 años fue la iconoclasia practicada por los calvinistas con las imágenes católicas en los Países Bajos. Sin embargo, durante los últimos años, la iconoclasia ante las imágenes dispuestas en los espacios públicos parece haber tomado mayor fuerza que nunca, como por ejemplo la destrucción de estatuas con contenido racista durante las protestas de Black Lives Matter en los Estados Unidos, obeliscos dedicados a esclavistas incluidos. Algunas de las actuaciones más potentes las han efectuado los insurrectos chilenos tras el estallido social de 2019. La estatua de Baquedano ardió hace unas semanas en la Plaza Dignidad, así como la sede de El Mercurio en Valparaíso y estatuas diversas de conquistadores españoles han sido .

Sólo un día después del estallido social del 18 octubre de 2019, el fuego arde simbólicamente a los pies de Mercurio, que aunque no se ve en la imagen, está en la parte alta del edificio. El odio acumulado hacia el diario más antiguo de Chile está más que justificado por casi 200 años continuados de agresión. (Google images)
A finales de marzo de 1920, casi 100 años antes, el edificio de El Mercurio de Valparaíso ya había sufrido un incendió que calcinó la estatua del dios (parece verse su esqueleto sobre el tejado). El diario madrileño “El Fígaro” cifró las pérdidas en “más de un millón de pesetas” de la época. No he sido capaz de verificar si estuvo relacionado con la revuelta urbana que comenzó por el deficiente funcionamiento del tranvía un miércoles 10 de marzo de 1920. (Google images)

El edificio antiguo de El Mercurio en Santiago (ubicado en el Palacio Larraín Zañartu, de sonoridad tan vasca) estaba adornado con un Mercurio al estilo de Giambologna. A diferencia del de Valparaíso, este portaba algo en su mano derecha. La nueva sede, trasladada convenientemente a Vitacura, la comuna donde viven los ricos, parece haberse llevado esa misma escultura. No sabría decir qué es lo que porta exactamente en su mano derecha. Nada bueno, seguramente. (Google images)

Al Mercurio de la Fuente Alemana los iconoclastas le otorgaron un tratamiento más sofisticado, pero no menos elocuente. La brutal represión de los Carabineros de Chile a partir del estallido social de 2019 dejó más de 350 heridos por trauma ocular, con un terrible balance de 200 ojos reventados. La práctica de disparar “armamento no-letal” a los ojos sin duda ha sido aprendida de los manuales de actuación que las repugnantes Israel Defense Forces comenzaron a poner en práctica en la franja de Gaza durante las protestas fronterizas de 2018. Como se indicaba en el libro “Llamamiento” del colectivo Tiquun en el ya lejano 2003: “El ejercito israelí está convirtiéndose en el consultor más competente en pacificación urbana; los expertos del mundo entero se maravillan de sus últimos hallazgos, tan temibles y tan sutiles, en materia de eliminación de subversivos. El arte de herir –herir a uno para amedrentar a cien– alcanza aquí el no va más.”

Mientras todos los cuerpos policiales reciben instrucción de consultoras israelíes con “metodología probada en combate” según dicen los folletos de esta pandilla de cobardes, los iconoclastas han hecho uso, además de los métodos clásicos (y plenamente justificados) de reapropiación violenta del espacio público, el poder del símbolo. La estatua de Mercurio de la Fuente Alemana con los ojos sangrantes y la inscripción que reza “las balas van a volver” es un claro ejemplo del poder del símbolo reapropiado. Cuando los imbéciles lloriquean aduciendo que se está destruyendo patrimonio cultural o cualquier memez del estilo, solo hay que plantearse si cualquier pedazo de chatarra de bronce o mármol vale más que la dignidad de la gente que se ve obligada a transitar frente a esa “obra de arte”.

CONCLUSIONES

En pleno 2021 podemos comprobar como los que usan a Mercurio como símbolo han llegado a amasar un poder que ni los Médici habrían podido llegar a imaginar. Mientras el ciudadano medio es arrinconado al borde del precipicio de la miseria, asoman como grandes noticias el enriquecimiento exponencial de la industria farmacéutica, de Amazon, de las plataformas audiovisuales que mediatizan todo nuestro ocio, de la industria energética, de los financieros, y de todos esos mercachifles de la nada.

Las características más perniciosas del múltiple Mercurio (la avaricia, el engaño, la trampa, la inmoralidad) son tomadas como ejemplo de lo más elevado a lo que un ser humano puede aspirar. Por eso triunfan tipejos como Bezos, Jobs, Musk…

Si en el Renacimiento las obras de arte fueron la demostración de la supuesta sofisticación y grandeza intelectual de sus promotores, el arte moderno es menos engañoso al menos en un aspecto, aún no habiendo ninguna diferencia con respecto a los objetivos últimos de la producción de “arte”. La “indescifrabilidad” de la mayoría de expresiones artística modernas nos expone con transparencia absoluta la desértica desolación de ideales profundos de la sociedad de consumo actual. Además, queda patente la insufrible vacuidad de cierto tipo de artistas cuyo valor únicamente puede ser medido por los millones que invertirá en la próxima subasta el financiero de turno, también la de muchos de los compradores. ¡Mercurio nuestro que surcas los cielos, si hasta el patán de Sergio Ramos se está haciendo con una colección de arte millonaria, hasta tiene obras de Banksy!

El sargento Hartman haciendo como el niño del “Traje nuevo del emperador”. (Full Metal Jacket, 1987)

Los apologetas del arte moderno tratarán de ignorante a quien no comulgue con su exaltación de esos escupitajos a la cultura humana. Pero el arte moderno se explica de una manera muy sencilla con un simple ejemplo: toda la colección de arte de la Fundación Guggenheim se financió principalmente con el dinero proveniente de décadas de expolio del salitre y el cobre de Chile. Es más, la compañía cuprífera yankee Kennecott colaboró ilegalmente con los golpistas para derribar a Allende después de que este nacionalizase el cobre. Al menos tres miembros de la junta del Museo Guggenheim pertenecían a la vez a la junta de la Kennecott Copper Corporation en aquel periodo oscuro. El dinero para construir los edificios absurdos que contienen las obras siempre se paga con dinero público. ¿La filantropía? Es sólo otra manera de seguir ganando dinero a cuenta del trabajo de los demás y de limpiar el nombre de una pandilla de buitres explotadores.

La guerra simbólica no ha hecho más que empezar. Pero esa no es la más preocupante, los poderes económicos han estado armando a sus perros guardianes uniformados con la tecnología más puntera ante la más que previsible batalla que se avecina. Y con los cursos de “pacificación urbana” impartidos a los cuerpos policiales por consultorías israelíes pagados con dinero público.

Este artículo difícilmente podría haberse escrito sin apoyarse en la cualidad de Mercurio de protector de los viajeros, con sus sandalias aladas que le permiten trasladarse de aquí a allá en un abrir y cerrar de ojos, como buen turista en la era de los vuelos low-cost.

Se han quedado en el tintero algunas apreciaciones sobre la presencia de Mercurio en ciudades como Barcelona y Bilbao. Quizás algún día le ponga remedio.

El editor de WordPress funciona mejor con el Chrome que con el Firefox.

Dejemos que Karl Marx, que no era ningún imbécil, tenga la última palabra:

A primera vista, una mercancía parece ser una cosa trivial, de comprensión inmediata. Su análisis demuestra que es un objeto endemoniado, rico en sutilezas metafísicas y reticencias teológicas.”

Marx, Karl. El Capital. Cap. I, 4 p. 84.

“¿Dime Karl, crees que Mercurio estaba al corriente del significado del “fetichismo de la mercancía”?”
“No lo dudes, Friedrich.” (Berlín, 2019)

☤ ☤ ☤

Un agradecimiento especial a R. por su amistad, los libros, las agudas observaciones y las pistas que han ayudado a configurar algunos de los pasajes de esta serie de artículos.

Pero sobre todo, este capítulo está dedicado a L., la mejor compañera de viaje que se puede tener. Incansable caminante, siempre dispuesta a guiarme y a seguirme por los vericuetos del espacio y el tiempo. Algunos de los Mercurios fueron encontrados por ella, y sin su obstinación jamás habría accedido a dejarme ver por ese lugar “maligno y satánico” que es el Vaticano. Eskerrik asko!

Continuará…

VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (8)

Cuenta la leyenda que un día de niebla el Rey Sebastião regresará cruzando a través del Muelle de las Columnas (Cais das Colunas) de Lisboa para traer de vuelta la grandeza pretérita de Portugal y fundar el V Imperio. Sebastião subiría las escaleras de mármol, atravesaría las columnas salomónicas y atravesaría la explanada de la plaza para inclinarse en señal de respeto a la estatua ecuestre de don José I, para finalmente atravesar el Arco del Triunfo de la Rua Augusta y reclamar su trono.

img_3632.jpg
Cais das Colunas, la puerta de Lisboa hacia el mar. (Lisboa, 2016)

EL PRIMER EJE SIMBÓLICO DE LISBOA

Cais das Colunas está situado en la Praça do Comercio, que fue durante más de 200 años el terreno sobre el que se asentó el Palacio Real hasta su destrucción en el terremoto de 1755, y parece estar inspirada en la imaginería masónica, con sus salomónicas columnas Jakin y Boaz situadas a la entrada. Para un visitante que entrara a Lisboa por esta puerta marítima, sería algo similar a la entrada a una logia.

cais-vista-aerea.jpg
Cais das Colunas, la puerta del mar hacia Lisboa. (Google images)

Desde luego, Lisboa es una ciudad llena de simbología interesante, como iremos viendo.

José I
La estatua representa al rey José I, pisoteando serpientes con su caballo. (Lisboa, 2016)

Cruzamos el Arco del Triunfo, construido tras el destructivo terremoto acompañado de gigantescas olas acaecido el 1 de noviembre de 1755 (festividad de Todos los Santos), uno de los más mortíferos de la historia. La ciudad quedó arrasada y decenas de miles de personas perecieron.

IMG_3623
El arco, la estatua ecuestre y las columnas están alineadas. (Lisboa, 2016)

La reconstrucción de la ciudad fue encomendada por el Marqués de Pombal al ingeniero militar Manuel de Maia. Esta reconstrucción es un buen ejemplo de arquitectura y urbanismo de la Era de la Ilustración, como se puede apreciar en el racionalismo y la practicidad con la que se acometió el diseño, con ciertas similitudes al trazado del Eje Histórico de París. Estos edificios son uno de los primeros ejemplos de construcción antisísmica.

Dejando el Arco del Triunfo a nuestras espaldas avanzamos hasta llegar al punto intermedio de la línea recta que se dibuja en el plano, hasta el cruce con la Rua de São Nicolau. En la esquina podremos admirar la figura de un pájaro en llamas: el ave Fénix, símbolo de resurrección. Lisboa vuelve a la vida de sus cenizas, por obra y gracia del Marqués de Pombal, el ilustrado déspota portugués.

img_3622.jpg
Resurgiendo de las cenizas. Ignis Natura Renovatur Integra (Lisboa, 2016)

El trazado rectilíneo de la Baixa Pombalina muestra sus reminiscencias alquímicas en los nombres de las dos calles paralelas al eje central llamado Rua Augusta: Rua Aurea y Rua da Prata. Oro y plata flanquean el camino sagrado (o consagrado por los augures).

Baixa Alquímica
En rojo se marca el eje principal de La Baixa.

Subiendo en línea recta por la Rua Augusta llegaremos a la Praça do Rossio, el centro neurálgico de Lisboa desde la antigüedad, el lugar donde se celebraban juicios, celebraciones, ferias, ejecuciones y revueltas populares. En la época romana era el lugar donde estaba el hipódromo. Subiendo por el costado de la plaza, siguiendo la línea que nos guía desde las columnas del muelle, llegaremos a la altura de la estatua de D. Pedro IV (que le da el nombre oficial a la plaza, aunque popularmente se le siga conociendo como Rossio). Pedro IV fue quien proclamó la independencia brasileña y se otorgó a sí mismo el título de Emperador de Brasil. También fue rey de Portugal durante un brevísimo periodo de tiempo.

IMG_3923
La columna sobre la cual se erige la estatua de Dom Pedro IV. (Lisboa, 2016)

A la altura de la columna que sostiene la estatua, mirando hacia el este está la Rua do Amparo, y si avanzamos por ella hacia la Praça da Fogueira, llegaremos a ver en la esquina un símbolo tradicionalmente asociado a la masonería: el apretón de manos.

img_3944.jpg
En algunos modernos seminarios para ejecutivos se enseña a dar el apretón de manos correctamente. Hoy en día hay que mostrar firmeza, resiliencia, asertividad, competencia, empatía… en unos pocos segundos. (Lisboa, 2016)

Este particular “toque” parece unir fraternalmente ambas plazas, adornadas con dos monarcas diferentes. La de Fogueira tiene una estatua ecuestre del rey Dom João I, quien reinó entre los años 1385 y 1433.

IMG_3648
Deus, Pátria e Rei. (Lisboa, 2016)

Como curiosidad, vemos que la estatua de D. João I no está colocada en el centro de la plaza, está desplazada hacia una de las esquinas. La estatua se inauguró en 1971 en el mismísimo centro de la plaza, pero se recolocó en el lugar en el que está ahora entre los años 1999 y 2000, aprovechando los trabajos de restauración del lugar. La razón se ve a simple vista en el mapa. La nueva ubicación permite ver la estatua desde el lado este de la Praça del Comercio, a través de la Rua da Prata. Como se ha comentado en ocasiones anteriores, las actuaciones sobre el trazado urbano no siempre son estrictamente funcionales, muchas veces tienen un carácter simbólico.

Línea Joao I.jpg
La estatua de João I puede verse desde la Praça do Comercio a través de la Rua da Prata, con prismáticos, claro..

Pero volvamos al trazado que hemos comenzado en Cais das Colunas. La Plaza de Rossio no está centrada en este eje. El eje discurre por el flanco este de la plaza y llega hasta la entrada oriental del Teatro Nacional Dona Maria II. Este edificio se sitúa exactamente sobre el mismo lugar en el que estaba el Paço dos Estaus, donde en 1540 el jesuita San Francisco fue recibido por el rey D. João III, dando inicio a su labor misionera en las Indias Orientales. Desde 1571 el palacio se convirtió en la sede del Tribunal de la Santa Inquisición de Portugal. Herejes, brujas, criptojudíos y todos aquellos que supusiesen una amenaza para el poder omnímodo de Roma fueron encerrados, torturados, sometidos a juicios y algunos, ejecutados. Las ejecuciones públicas eran llevadas a cabo en Rossio y en la plaza al este del palacio, Largo de São Domingos, frente a la Iglesia del mismo nombre. Incluso antes de la llegada de la Inquisición, en la Pascua de 1506 una turba fanatizada persiguió, torturó y masacró a miles de personas (entre 2.000 y 4.000) acusadas de practicar secretamente la religión judía y ser culpables de la sequía, la hambruna y las plagas. Los judíos habían sido obligados a convertirse al catolicismo nueve años antes. La matanza comenzó en este punto de la ciudad, en el interior del Convento de São Domingos.

IMG_3924.JPG
Un monumento frente al Convento de São Domingos recuerda la matanza. (Lisboa, 2016)

El Paço dos Estaus sobrevivió al terremoto de 1755, pero fue devorado por las llamas en 1836. 10 años más tarde se erigió el Teatro, en cuyo frontispicio se puede admirar una estatua del dramaturgo renacentista Gil Vicente, quien además de defender a los judíos conversos tuvo problemas con la Inquisición (que censuró muchos de sus escritos). Sus sátiras respecto al clero y los poderosos, y sus llamados contra el fanatismo seguro que tuvieron mucho que ver en el asunto. Hay algo de justicia poética en el hecho de que su estatua se erija sobre el mismo lugar en el que la Inquisición tenía su sede.

img_3619.jpg
El Teatro Nacional Dona Maria II, con Gil Vicente sobre el frontispicio. (Lisboa, 2016)

 

EL SEGUNDO EJE SIMBÓLICO DE LISBOA

Observando el mapa de la reconstrucción de la ciudad, observamos la creación de otro eje principal, que se iría desarrollando a lo largo de los siglos. No respeta la orientación de la cuadrícula dibujada en la Baixa Pombalina que hemos descrito antes, está desviada unos 18º respecto a ella, y comienza cerca de donde acaba el primer eje, al oeste del Paço dos Estaus. Concretamente, enfrente de lo que hoy en día es la Estación Ferroviaria de Rossio.

Eje segundo
Vista aérea del segundo eje simbólico de Lisboa.

En este lugar había una estatua de Dom Sebastião, sobre un pedestal situado entre dos puertas con forma de herradura (una posible alusión al caballo blanco sobre el que regresaría el Rey).

IMG_3620.JPG
Dom Sebastião sobre el pedestal ubicado entre las dos puertas en forma de herradura. Dentro se ve un Starbucks… (Lisboa, 2016)

La estatua permaneció inalterada durante 126 años, hasta que, poco después de nuestra visita, un turista alemán la destruyó tratando de hacerse un “selfie” con ella. Un acto simbólico que demuestra el devenir, no solo de Portugal o de la Lisboa arrasada por el turismo y la gentrificación, también de una humanidad destinada a asomarse al abismo de su perdición. El retorno del Rey que volvería a traer la grandeza imperial portuguesa parece más lejano que nunca, de la misma manera que es probable que la estatua no vaya a ser restaurada y recolocada en su pedestal.

Dom Sebastiao
La globalización de la estupidez. A la derecha de los restos, el Starbucks. (Google images)

En la misma Praça dos Restauradores donde se encuentra la Estación de Rossio podemos admirar el obelisco de 30 metros de altura, erigido en conmemoración de la liberación de Portugal del dominio español en el año 1640, tras la conocida como Guerra de Restauración portuguesa.

IMG_3609.JPG
El sol, el obelisco y su sombra. (Lisboa, 2016)

Fue inaugurado el año 1886, 50 años después de que en París se erigiese el Obelisco de Luxor en la Plaçe de la Concorde, por lo que la influencia francesa en los urbanistas lisboetas parece evidente. Su base está adornada con alegorías de la Independencia y la Victoria.

Sub umbra alarum tuarum. (Lisboa, 2016)

La Avenida da Liberdade que parte desde aquí fue diseñada a modo de parque público. A pesar de su nombre original (Passeio Público), al estar rodeada de muros y portones su tránsito estuvo reservado al uso y disfrute de los miembros de la clase alta lisboeta hasta 1821, cuando los liberales se hicieron con el poder. La avenida, tal como la vemos hoy, fue construida entre los años 1879-1886 siguiendo el estilo de los ChampsÉlysées parisinos. Al igual que en París, las tiendas y hoteles de lujo se sitúan en esta avenida.

A medio camino de la Avenida da Liberdade nos encontramos el Monumento a los Muertos de la Gran Guerra, situado sobre una base octogonal en la que se circunscribe una cruz patada, ambos símbolos templarios por excelencia. No hay que olvidar que Portugal fue el único lugar de Europa donde la Orden no fueron perseguida y exterminada. La extinta Orden del Temple fue reconstituida en la Orden de Cristo bajo la protección del Rey Dom Dinis. Aunque algo descafeinada, debido a que los caballeros de esta nueva Orden debían obediencia al Rey, heredaron parte de la simbología templaria y fueron clave en la era de las exploraciones marítimas que hicieron de Portugal una potencia imperial.

img_3604.jpg
Monumento a los Muertos de la Gran Guerra: más de 7.000 combatientes perecieron y 82.000 civiles murieron debido a la escasez de alimentos. (Lisboa, 2016)

Monumento Gran Guerra
Imagen aérea del monumento que nos permite ver la planta octogonal y la cruz patada sobre la que se asienta el conjunto escultórico.

Cabe destacar que los inicios de la orden de los templarios coinciden en el tiempo con la separación del reino portugués de Castilla y de León, y que los templarios siempre se mantuvieron del lado del rey de Portugal. Quizás este favor fue pagado con la protección que se les brindó tras la violenta aniquilación de la orden. En el Castelo de São Jorge podemos ver una estatua de Alfonso I, primer rey de Portugal, portando un escudo con la cruz patada de sus aliados.

img_3664.jpg
Esta es una réplica de la estatua original de 1888. (Castelo de São Jorge, Lisboa, 2016)

Al llegar al final de la Avenida da Liberdade, llegamos hasta la Praça Marquês de Pombal, en el centro de la cual se halla una columna coronada por una estatua del mismísimo Sebastião José de Carvalho e Melo, el marqués. El simbolismo de la estatua es evidente, el marqués se representa en una postura de dominación sobre el león, que a su vez aparece pisando a una serpiente. El marqués porta en el pecho una cruz de la Orden de Cristo, heredera de los templarios. La estatua inaugurada en 1934 insinúa que el poder del marqués estaba por encima del del león, que representaría al monarca José I. Incluso el pie del marqués está por delante del león, como si pretendiese subrayar quién es el verdadero jefe.

img_3601.jpg
El poder no solo se ejerce, se demuestra. ¿Recuerdan a quién representa la estatua que pisa serpientes en la Praça do Comercio? (Lisboa, 2016)

Wikipedia Pombal
Desde ahí el marqués puede ver el obelisco de la Praça dos Restauradores y toda la Baixa que se reconstruyó bajo su mando. (Google images)

La cara noroeste de la columna (a espaldas del marqués) aparenta un templo al estilo griego, con sus columnas jónicas y una estatua de Atenea guardando la entrada. Atenea (o su equivalente romana Minerva) está sentada en un trono flanqueado por esfinges, empuña en su mano derecha una lanza con una serpiente enroscada en su base y en la mano izquierda sostiene a la diosa Nike (Victoria en el panteón romano), a quien ya hemos visto en el obelisco de la Praça dos Restauradores. El mochuelo que simboliza la sabiduría que se asocia a Atenea-Minerva no está presente en el conjunto, por lo que se entiende que se está aludiendo a las otras características de la deidad: diosa de la guerra y la estrategia militar.

IMG_3584.JPG
Esfinges como esta obedecen únicamente a su dueño. (Lisboa, 2016)

Se especula que el Marqués de Pombal fue iniciado en la masonería en 1744 durante su estancia como embajador en London. Lo que si es cierto es que la masonería floreció en Portugal durante su ministerio. Fue aceptado como miembro de la Royal Society, prestigiosa sociedad científica que desde sus inicios ha tenido una importante relación con la masonería (5 de sus 12 fundadores fueron masones). Además de ser el artífice de la reconstrucción de Lisboa, entre los logros del marqués está la expulsión de los jesuitas de Portugal en 1759 tras culparles del intento de asesinato del rey João I.

 

UN PARQUE REAL

A principios de siglo XX este eje se alargó hacia el noroeste a partir de la Praça Marqués de Pombal, siendo conocido el lugar como Parque da Liberdade, hasta que tras la visita de Estado realizada en 1903 por el rey inglés Edward VII para fortalecer las relaciones entre ambos países fue bautizada con el nombre por el que se le conoce hoy: Parque Eduardo VII de Inglaterra.

Edward VII & Carlos I
El rey inglés con su anfitrión portugués. (Google images)

Su anfitrión, el rey Carlos I de Portugal, acabaría siendo asesinado 5 años después junto a su príncipe heredero a manos de simpatizantes republicanos en el mismo lugar en el que hemos comenzado este capítulo: la Praça do Comércio.

Regicídio_de_Lisboa
El atentado se llevó a cabo en el extremo noroeste de la plaza, donde comienza la Rua Áurea, en la ilustración se aprecia el Arco del Triunfo. (Google images)

El asesinato se cometió poco después de las 17:00 del 1 de febrero de 1908, tras desembarcar la comitiva real en la cercana Estación Fluvial Sul e Sueste. Los conspiradores, asociados con la “Carbonária Portuguesa” (organización secreta antimonárquica), abrieron fuego matando al rey de un disparo en el cuello e hiriendo de muerte al príncipe. La Carbonária utilizaba las estructuras de la organización masónica Grande Oriente Lusitano Unido para albergar algunos de sus órganos superiores. ¿Estuvo la masonería detrás del atentado? Seguro que estaban al tanto. Tras el magnicidio el sol se fue poniendo poniendo, enviando sus últimos rayos hacia las dos columnas salomónicas del muelle.

Lisboa regicidio
El regicidio ocurrió el 1 de febrero de 1908, en el punto intermedio entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. Los celtas celebraban la festividad de Imbolc en aquella fecha.

Edward VII, de la casa Saxe-Coburg (posteriormente se cambiarían el nombre al menos germánico Windsor durante la Primera Guerra Mundial), hijo de Victoria y Albrecht, era el típico exponente de la realeza más depravada, un sátiro. No es de extrañar que sus descendientes hayan estado también implicados en escándalos similares. Las crónicas apuntan a que era un putero impenitente, en el prostíbulo parisino Le Chabanais le fabricaron una “silla del amor” para que pudiese posar su figura de gordinflón y poder fornicar con dos o más mujeres a la vez. Incluso disponía de una bañera de cobre adornada con una mujer-cisne en la que poder bañar a sus amantes en champagne. Carlos I de Portugal también fue un visitante del prostíbulo, ya que las autoridades francesas lo incluían en el programa de visitas oficiales.

La silla y la bañera de Le Chabanais. (Lisboa, 2016)

Pero esto no es todo, claro. De Léopold II (rey de los belgas y de la misma familia Saxe-Coburg que Edward VII) se conocía su atracción sexual por las niñas. En el año 1885 el periódico Pall Mall Gazette publicó que Léopold había sido acusado por la proxeneta Mary Frances Jeffries como cliente de la red de prostitución por la que había sido denunciada ella. Un testigo afirmó que el narigudo rey pagaba 800 £ mensuales por el suministro regular de niñas vírgenes (con certificado médico de garantía, se decía) de entre 10 y 15 años. Esta elevada cantidad permitía que las chicas fueran traficadas desde Inglaterra hasta Bélgica. Esta “Jeffrey Epstein victoriana” secuestraba niñas y las esclavizaba para satisfacer los deseos de sus adinerados clientes, nihil novum sub sole. Mrs. Jeffries, apoyada por miembros de la alta sociedad y representada por un equipo de abogados de prestigio, se libró de la cárcel con una simple multa de 200 £ tras el acuerdo alcanzado por declararse culpable. El juez había indicado reiteradamente a los testigos que no nombrasen a ningún cliente… Se sospechó que este desenlace fue debido a que entre los clientes se encontraban miembros del parlamento británico, unos cuantos Lores y ni más ni menos que el Príncipe de Gales, que reinaría años después bajo el nombre de Edward VII.

Mrs-Jeffries
La madame de los poderosos. (Google images)

Visto así, el parque que lleva su nombre debería pasarse a llamar con el mote por el que era conocido el monarca en su época: el Parque “Dirty Bertie” (Bertie el sucio).

dirty bertie
Dirty Bertie. (Google images)

El Parque fue construido en la forma actual a partir de 1945 según el proyecto del arquitecto Francisco Keil do Amaral. Es una prolongación de la Avenida da Liberdade y el extremo opuesto a la Praça Marqués de Pombal está adornado con dos monumentales columnas dobles, que recuerdan formalmente al estilo arquitectónico que proliferó durante los regímenes totalitarios del siglo XX. Efectivamente, Portugal padeció la dictadura europea más larga de aquel siglo (48 años incluyendo la dictadura militar —1926 a 1933— y la Segunda República —1933 a 1974). Cada una de las 4 columnas está adornada en su capitel con una especie de corona de laurel estilizada, símbolo de victoria.

img_3547.jpg
Líneas simples, poca ornamentación, simetría y dimensiones gigantescas. Todo para simbolizar fuerza, estabilidad y grandeza… la arquitectura del estilo fascista del siglo XX. (Lisboa, 2016)

Entre las columnas se instaló en el año 1997 el “Monumento ao 25 de Abril”, en recuerdo de la Revolución de los Claveles que acabó con la dictadura salazarista en 1974. La obra de João Cutileiro fue polémica, tanto por la iconografía como por la escala del proyecto. Su diminuto tamaño parece minimizar un hecho trascendente de la historia portuguesa, y el tipo de símbolos empleados parecen guardar muy poca relación con la revolución. No sólo eso, el carácter fálico del monolito central con su chorro de agua manando constantemente, llevó a que el monumento fuese conocido como “el pirilau de Cutileiro”.  Podría ser traducido como “la polla de Cutileiro”. El artista, en vez de molestarse en explicar su trabajo, dijo que, aunque no se inspiró en ello, la revolución fue como “uma genial e grandio­sa ejaculação”. También dijo que los monumentos son histórica y milenariamente fálicos.

IMG_3566
Uma genial e grandiosa ejaculaçao… (LIsboa, 2016)

El único elemento simbólico relacionado con la revolución del 25 de abril es el tosco clavel realizado en mármol verde de Viana en el tallo y mármol rosado de Negrais para lo que se supone que son los pétalos. Está situado entre las dos columnas truncadas y frente al elemento fálico central. Las piedras dispuestas desordenadamente sobre el agua pretenden simbolizar los restos del régimen dictatorial. Las dos columnas que escoltan al “pirilau” están truncadas. En la masonería, la columna rota es un símbolo de la muerte de Hiram Abiff, arquitecto del Templo de Salomón, a manos de tres compañeros traidores.

IMG_3554.JPG
El conjunto guarda las espaldas del marqués de Pombal. (Lisboa, 2016)

En la lejanía el conjunto escultórico que recuerda la Revolución de los Claveles es prácticamente invisible, al contrario que las columnas del régimen dictatorial. Por eso se entiende el enfado de muchos lisboetas con este monumento.

IMG_3578.JPG
Ciertamente, es imposible apreciar el monumento revolucionario en la distancia. (Lisboa, 2016)

Como vemos, los dos ejes lisboetas que hemos visto contienen los elementos para comprender la historia de Lisboa y de Portugal desde el terremoto de 1755 en adelante. Los diferentes regímenes han ido dejando su huella simbólica en estos ejes urbanos. Sin embargo, sorprende la ausencia de los elementos ultramodernos de los ejes simbólicos que han ido integrando otras ciudades insignes como París, Londres, Madrid, Bilbao, Barcelona, Berlín… ¿Dónde están los rascacielos ultramodernos de escala gigantesca que simbolizan esta era de tiranía financiera global? El Parque das Naçoes que alberga el distrito financiero queda ciertamente alejado de ambos ejes, y no interfiere visualmente con los mismos.

 

LA CIUDAD-LOGIA

Hay quien afirma que la Baixa Pombalina (la zona central de Lisboa reconstruida bajo el mando del marqués de Pombal) es una especie de representación de una logia masónica. De hecho, hay no pocas manifestaciones simbólicas en la zona que dan verosimilitud a la idea. Además de los elementos que hemos ido comentado, cabe destacar la Cervajaria Trindade del barrio del Chiado, decorada con azulejos de imaginería masónica. Fue inaugurada en 1836 y fue erigida sobre las ruinas de un convento por el industrial y masón gallego Manuel Moreira.

img_3947.jpg
Mercurio siempre está invitado a la fiesta. (Lisboa, 2016)

No lejos de ahí encontramos la Casa do Ferreira das Tabuletas, que fue mandada a construir en 1864 por el mismo Manuel Moreira. Además del ojo de la providencia del frontón triangular del edificio, la fachada está adornada con azulejos con figuras alegóricas de la Tierra, el Agua, el Comercio (con el inconfundible Mercurio), la Industria, la Ciencia (representada por Minerva) y la Agricultura.

Casa do Ferreiras das Tabuletas
El ojo de la providencia, flanqueado por dos cornucopias y colocado sobre una estrella de 8 puntas, preside el edificio. (Google images)

No lejos de ahí encontramos la Manteigaria donde podemos saborear los deliciosos pastéis de nata, y veremos un curioso símbolo con reminiscencias masónicas en el cartel de la entrada.

IMG_3958.JPG
¡Ñam, ñam, ñammm! (Lisboa, 2016)

Pero ciertamente, los mejores pasteles de Lisboa son los pastéis de Belém, elaborados con una receta secreta. La receta proviene del Monasterio de los Jerónimos ubicado en el barrio de Belém. Frente al Monasterio encontramos la Praça do Imperio, cuyo suelo está adornado con peculiares empedrados con motivos astrológicos.

Frente a esta plaza está situado el Monumento aos Descobrimentos, gigantesca obra realizada durante la dictadura de Salazar, con “carácter efímero” como se suele hacer en estos casos, pero que ahí sigue décadas después, como forma de ensalzar la grandeza de un Imperio que ya no existe. En el monumento se representan a 33 héroes nacionales portugueses, ni uno más ni uno menos.

img_3982.jpg
La cruz, un mascarón de proa y los héroes. Frente al monumento, una enorme rosa de los vientos, símbolo cuya invención se atribuye al místico Ramon Llull. (Lisboa, 2016)

Y ya que estamos en Belém, no podemos evitar la visita a la construcción militar conocida como la Torre de Belém, realizada en estilo manuelino. A su lado se encuentra una pequeña réplica de la torre realizada en bronce, donada por el Rotary Club (organización que algunos vinculan a la masonería) en 1960.

IMG_3713.JPG
Parece que les han robado algunas letras, o quizás, no estaban bien fijadas. (Lisboa, 2016)

Antes de dejar Lisboa, prestemos atención a uno de sus más ilustres hijos, el escritor Fernando Pessoa. Ocultista, defensor de la masonería y el Rosacrucismo, aficionado a la astrología y a la filosofía hermética (de Hermes Trismegisto, no de los Tupperware).

pessoa.jpg
“Calmo na falsa morte a nós exposto,
O Livro ocluso contra o peito posto,
Nosso Pai Rosaecruz conhece e cala.”  (Google images)

En el barrio del Chiado está A Brasileira, cafetería predilecta del poeta y se honra su memoria con una estatua de bronce. En la fachada del local de al lado podemos admirar un bello caduceo del dios Hermes-Mercurio.

IMG_3916.JPG
Estas serpientes parecen estar felices. Que nos revelen su secreto entonces. (Lisboa, 2016)

No dejaremos pasar la ocasión de mencionar que Pessoa era sebastianista, creedor en la leyenda con la que hemos abierto este capítulo. Con lo cual, cerramos el círculo.

ourobouros

 

TRAS LOS PASOS DE PESSOA

Ya que hemos mencionado a Pessoa, recordemos la conocida historia que une al poeta con el famoso ocultista británico Aleister Crowley. El año 1930 el portugués había invitado a su admirado mago a Lisboa, adonde Crowley llegó acompañado de la última de sus “mujeres escarlata”, en este caso una jovencita artista alemana llamada Hanni Jaeger. Con ella celebraría rituales sexuales regados de brandy y estupefacientes, que llevaron a Hanni a crisis psicóticas. Con la ayuda de Pessoa y un periodista aficionado al ocultismo llamado Augusto Ferreira ideó un descabellado plan para simular su suicidio (para huir de sus problemas con sus acreedores o para hacer sentirse culpable a Hanni que había huido a Alemania, no está del todo claro) en el abismo costero llamado Boca do Inferno, en la localidad de Cascais.

Pessoa y Augusto Ferreira Gomes. Aficionados al ocultismo
Pessoa y Ferreira, coconspiradores con Crowley, bajando por la Rua Garrett, en el barrio de Chiado.

En la carta de suicidio escribía esto a Hanni, que había huido a Berlín: “No puedo vivir sin ti. La otra Boca do Inferno va a engullirme, pero no será tan cálida como la tuya. Hjsos. Tu Li Yu”.

IMG_1828.JPG
El mensaje era claramente burlesco, el misterioso “Hjsos” parece ser que significaba simplemente “Hanni Jaeger S.O.S.”. Lo de Tu Li Yu (aunque Pessoa dijo a la prensa que era un sabio chino que había vivido hacía 3.000 años y era una encarnación previa de Crowley) no era más que una variación fonética bastante macarrónica de la expresión francesa “à toute à l’heure”. ¡Hasta luego! (Cascais, 2013)

Hanni volvería al lado de Crowley posteriormente en Berlín, para volver a dejarlo poco después. Esta parece ser que acabó con su vida suicidándose de verdad. Un triste final, otra vida destrozada por cruzarse con quien se hacía llamar La Gran Bestia 666.

IMG_1835.JPG
Desde luego, Boca do Inferno no parece un lugar acogedor ni mucho menos cálido. (Cascais, 2013)

 

LA MISTERIOSA SINTRA Y LA QUINTA DA REGALEIRA

No lejos de ahí se encuentra la maravillosa ciudad de Sintra, con sus espléndidos palacios. Se sabe que Crowley visitó la ciudad y que le había resultado maravillosa, y se cuenta que se desplazó ahí para jugar una partida de ajedrez (una de sus grandes pasiones) durante el equinoccio de otoño de aquel año 1930. La ciudad de los palacios suntuosos acentúa su misterio cuando la niebla la envuelve.

Esf
La esfera armilar, presente en la bandera de Portugal. (Sintra, 2013)

IMG_2047
El Palacio da Pena en Sintra, fue el rey Fernando II quien ordenó construirlo. De sangre Saxe-Coburg (como los sátiros Léopold II y Edward VII), fue Gran Maestro de la Orden Rosacruz. (Sintra, 2013)

IMG_2040
La estatua del Guerreiro emerge entre la niebla del parque del Palacio da Pena. (Sintra, 2013)

img_3856.jpg
Adamastor, el tritón del Palacio da Pena. Se dice que es una alegoría de la creación del Mundo. También se dice que está basado en la simbólica Janela do Capítulo del Convento de Cristo de Tomar. Hay quien ve en la barba del tritón similitudes con una imagen de la que hablaremos después. (Sintra, 2016)

Es más que probable que Crowley fuese invitado a la Quinta da Regaleira de Sintra. Quien visite el lugar entenderá por qué, todos sus rincones esconden símbolos relacionados con la alquimia, la masonería, el neotemplarismo y el rosacrucismo. El palacio fue mandado a construir por el millonario capitalista Carvalho Monteiro con la ayuda del arquitecto italiano Luigi Manini y terminado alrededor del 1910.

dionisos.jpg
Antes de entrar en el palacio, Dionisos nos saluda burlonamente desde el Patamar dos Deuses (rellano de los Dioses). (Sintra, 2013)

caduceo.jpg
Un caduceo asoma entre la balaustrada. (Sintra, 2013)

Hermes-Mercurio
Hermes-Mercurio señala con su caduceo la entrada a la Quinta da Regaleira. (Sintra, 2013)

Quinta da Regaleira3
La Quinta de Regaleira. La torre donde se encuentra el laboratorio alquímico tiene, por supuesto, forma octogonal. (Sintra, 2016)

Capela da Santíssima Trindade
El ojo de la providencia sobre una cruz que recuerda a la de la Orden de Cristo, en la capilla. (Sintra, 2016)

El Axis Mundi, la Fuente de la Abundancia, el pozo iniciático y la entrada de los guardianes. (Sintra, 2013-2016)

PORTUGAL Y EL AXIS MUNDI

En mi primer viaje a Portugal evité Lisboa, pensando que ya habría más ocasiones para conocerla. Aquella vez comencé la ruta por Tomar, la ciudad de los templarios. Portugal fue el último bastión de los caballeros de la Orden y Tomar era su cuartel general. Tras la aniquilación de la Orden en 1312, el rey Dinis I creó la Orden de Cristo en 1319 para acoger a los caballeros supervivientes y sus posesiones, asegurándose su protección.

img_1568.jpg
El Convento de Cristo, la fortaleza templaria. (Tomar, 2013)

La carabela portuguesa, elemento clave en la forja del Imperio ultramarino portugués, debe mucho al contacto que establecieron los templarios con las técnicas musulmanas de navegación durante sus guerras en Tierra Santa. No en vano, las velas de las carabelas iban decoradas con la Cruz de la Orden de Cristo, basada en la cruz patada de los templarios. La simbología marítima está muy presente en la Janela do Capítulo, obra maestra del estilo conocido como “manuelino” (por el rey Manuel I). Está datada en 1513. Bajo el rosetón en forma de espiral está la Janela (ventana) coronada con una cruz de la Orden de Cristo. Además de las cuerdas y nudos, vemos dos esferas armilares (símbolos de la navegación), las columnas que podrían ser las de Hércules (que simbolizaban la frontera del mundo conocido), motivos vegetales y corales. Hay quien considera el simbolismo del arte manuelino heredero directo del templarismo.

IMG_1607
La famosa Janela do Capítulo. (Tomar, 2013)

Hay un misterioso hombre barbudo en la base de la Janela. Se especula que pueda tratarse de una representación del mismísimo creador de la Janela, el arquitecto Diogo de Arruda, originario de Évora. ¿O quizás se trate de otro personaje?

4 T
El barbudo guardián de la Janela do Capítulo. (Google images)

Tomar fue fundada por el Gran Maestre Gualdim Pais en 1162 y su estatua se yergue sobre una base octogonal en la Praça da República sobre un suelo ajedrezado. Gualdim mira hacia la Igreja de São João Baptista, con su magnífico chapitel, también octogonal.

IMG_1614.JPG
Gualdim observa el paso de las horas. (Tomar, 2013)

IMG_1617.JPG
Bajo el reloj decorado con calaveras se ve una esfera armilar, símbolo presente en la bandera portuguesa, asociado a la época de esplendor de la navegación lusa. (Tomar, 2013)

Cuando los templarios establecieron su cuartel general en Jerusalén en la Mezquita de Al-Aqsa en 1119, donde se ubicó el Templo de Salomón. Adoptaron la forma octogonal del cercano edificio de la Cúpula de la Roca (al cual llamaron Templo de Dios) como símbolo, tanto en los sellos de la Orden como en la forma de las iglesias que crearon por toda Europa.

Cúpula de la Roca

El octógono, la cruz patada, la Cúpula de la Roca en Al-Quds. (Google images)

Entre los vestigios de la fortaleza templaria, se puede encontrar una extraña representación artística en una clave de bóveda de una de las salas del Convento de Cristo. Es una especie de efigie de tres rostros unidos (hay quien dice que el tritón de Sintra se basó en esta imagen).

IMG_1600.JPG
La clave de bóveda, quizás en más de un sentido. (Tomar, 2013)

¿Podría ser una representación de la idea de la Trinidad? Este tipo de presentación, conocida como “vultus trifons” fue prohibida por la Iglesia Católica a mediados del siglo XVI, por sus connotaciones heréticas y paganas (nótese la similitud con representaciones como la de la deidad romana Jano con sus dos rostros, o la de la Hécate griega con tres).

Janus.jpg
El dios Jano, quien dio su nombre al mes de enero (Janeiro) y a unos archivos de los servicios secretos españoles que involucraban a altas personalidades y sus trapos sucios. (Google images)

¿Era este el famoso Baphomet que se mencionó en el proceso inquisitorial contra los templarios? Se decía que era una deidad barbuda, en un acta de acusación incluso se detallaba que algunos de los ídolos templarios tenían tres caras, otros uno y algunos eran una calavera.

¿O era quizás, atendiendo a esa especie de turbante que adorna su testa, una representación de Hermes Trismegisto “el tres veces grande”?  Este personaje fue un filósofo egipcio que supuestamente vivió en los albores de la civilización occidental, que se ha asociado al dios Thoth o al dios griego Hermes, de quienes los Templarios podrían haber tenido conocimiento en Oriente Próximo. Siglos después, Hermes Trimegisto (o Mercurius ter Maximus en latín) sería una figura clave en el Renacimiento. También en los tiempos posteriores hasta la actualidad, como iremos viendo en capítulos futuros.

Hermes Trismegistus
En esta representación alquímica, Hermes Trismegisto sostiene una esfera armilar en su mano. También se aprecia un caduceo tras él. (Google images)

En lo que respecta a la representación del hombre barbudo con tres rostros, cabe destacar que se parece mucho a un busto de Pitágoras que se puede encontrar en los Museos Capitolinos de Roma. La barba, el turbante… Se dice que Pitágoras viajó a Egipto donde recibió instrucción por parte de sabios y sacerdotes en diversas disciplinas que podrían haber modelado lo que se dio en llamar la Escuela Pitagórica.

Pitágoras..jpg
Busto datado en el siglo V a.C., es por lo tanto un siglo posterior al propio Pitágoras. Es aproximadamente en esta época cuando Heródoto asoció al dios Hermes con el egipcio Thoth. Habrían de pasar 500 años más hasta que se mencionó por primera vez a Hermes Trismegisto. (Google images)

Otra etapa de aquel viaje me llevó a Cabo da Roca, el punto más occidental de la Europa continental. Ver una puesta de sol en ese lugar es algo sin duda emocionante (a pesar de la masificación turística, tuve suerte de vivirlo con poca afluencia). El sol se iba hundiendo en el mar, mientras todos los ahí presentes contemplábamos en silencio; las olas brillaban con el reflejo de los últimos rayos, moviéndose calmadamente. Occidente… del latín occidere, que significa caer, morir. Bonita etimología para una civilización entera.

IMG_1776
Cabo da Roca, donde la tierra acaba y el mar comienza, conocida por los romanos como Promontorium Magnum. (Sintra, 2013)

Y mientras veía al sol morir y la luz abandonar la tierra, el susurro del viento me dijo que la siguiente etapa me tenía que llevar a Évora. Y no es buena idea ignorar lo que dice el susurro del viento.

img_1777.jpg
Enquanto o sol estava morrendo, eu estava matando minha saudade. (Sintra, 2013)

Tras aventuras de carretera bastante peculiares, al fin conseguí llegar a Évora, bajo un sol abrasador. Ahí estaban los restos del templo romano consagrado a Diana, diosa de la luna y de la caza.

IMG_1981.JPG
Al fondo, la catedral de Évora. (Évora, 2013)

También puede admirar la magnífica catedral de Évora, cuya planta y fachada en granito rosa (los obeliscos egipcios también se fabricaron con este material) muestran influencias de la catedral de Lisboa. Los adornos góticos geométricos de la construcción evocan los conocimientos sagrados de sus constructores, los gremios de albañiles y arquitectos medievales que dieron origen siglos después a la masonería especulativa.

Hexagramas y pentagramas. (Évora, 2013)

IMG_1954
La estrella pentagonal o pentalfa, relacionada por Pitágoras con el número áureo de Euclides.  La idea de relacionar la estrella invertida con el “mal” es un invento tardío del siglo XIX. En este rosetón, un pentagrama invertido está dentro de un pentagrama “normal”, lo que podría ser una demostración gráfica de la proporción áurea. (Évora, 2013)

Sin embargo, lo que más me llamó la atención se encontraba a las afueras de la ciudad, a unos 12 kilómetros hacia el oeste. Se trata de una estación megalítica del neolítico, conocida como Crómlech de Almendres, construida entre los milenios sexto y tercero antes de Cristo. 8000 años de historia rodean al visitante. Es un crómlech formado por cerca de cien gigantescos monolitos de granito, dispuestos en diferentes fases temporales, pero marcando (mediante la elipse construida en el quinto milenio a.C.) un evidente y preciso eje este-oeste, lo que nos indicaría un diseño basado en los equinoccios.

IMG_1921.JPG
Los milenios nos observan, aunque creamos que somos nosotros los que los observamos a ellos. (Nossa Senhora de Guadalupe, 2013)

Además, hay otra construcción a unos 1.300 metros del crómlech, en dirección noreste. Un aislado menhir de granito de unos 4 metros de altura, fechado aproximadamente en la misma época en la que se construyó la planta elíptica del cercano crómlech.

IMG_1908.JPG
El juego se manifiesta cuando el menhir recibe los rayos solares y proyecta su sombra. (Nossa Senhora de Guadalupe, 2013)

Bien pudieran estar relacionadas ambas construcciones, ya que al amanecer del solsticio de verano mirando desde el crómlech hacia el menhir, veremos salir el sol en perfecta alineación.

Almendres
Simulación del amanecer del 21 de junio, visto desde el crómlech en dirección al menhir.

¿De dónde parte esta idea? Si no es una casualidad la posición relativa entre el crómlech y el menhir, hace 7.000 años se tuvo la idea de marcar la salida del sol en la importante fecha del solsticio de verano mediante un monolito de forma alargada en posición vertical. Los obeliscos egipcios son posteriores a este menhir (el primero del que se tiene constancia data del 2.575 a.C.) y no hay duda de que estaban relacionados con el sol. Y no parece ser casualidad que estas primeras manifestaciones megalíticas coincidan con el desarrollo de la agricultura en las comunidades humanas. Los menhires pueden encontrarse en todas las culturas del mundo, y en realidad se sabe muy poco de las razones que llevaron a las culturas megalíticas a plantar estos colosos en el suelo.

Etenetako Zutarria.jpg
Etenetako Zutarria, o Menhir de Eteneta. (Adarra, Urnieta, 2018)

Podría especularse que colocar una piedra de estas características en el terreno equivaldría a convertir su entorno en una especie de vórtice del universo, un axis mundi. Su verticalidad podría recordar a un rayo de sol petrificado clavado en la tierra, el Sol Padre plantando su simiente en la Madre Tierra, dando impulso al ciclo de la creación. Nacimiento, muerte y resurrección: una representación del universo creada por la mano del ser humano. El sol, la piedra, y su sombra moviéndose alrededor de la tierra. Lo que está arriba es como lo que está abajo, como dicen las enseñanzas de Hermes Trismegisto.

Es la progresiva degeneración de esta idea la que fue dando lugar a las catedrales góticas, a los obeliscos ornamentales modernos, y finalmente, a los rascacielos y a los edificios de los ególatras “arquitectos estrella”. En realidad, la propia esbeltez de este tipo de construcciones no hace sino recordar lo inestable y efímero de la existencia humana.

Y estas ideas son las que surgieron durante aquel viaje, por lo que se podría decir que esta serie de artículos existen únicamente debido a que un buen día se me ocurrió poner rumbo a Évora, sin saber muy bien por qué.

 

UNA ÚLTIMA MIRADA A LISBOA

Volvamos a Lisboa, pero retrocediendo hasta el año 1976. Un barco llegó al puerto tras dos semanas de navegación cruzando el Mare Tenebrosum desde Buenos Aires. Un grupo de jóvenes viajeros desembarcaron y se adentraron por las callejuelas de la Lisboa para estirar las piernas. Alucinaron cuando vieron retratos de Marx, Lenin y el Che Guevara en la sucursal bancaria a la que habían acompañado a uno del grupo a retirar dinero. En el barrio de Alfama, unos lisboetas, siempre amables y generosos, invitaron a los anónimos jóvenes latinoamericanos, náufragos de un mundo enloquecido, a compartir unas cervezas con ellos.

La Revolución de los Claveles había triunfado dos años antes, tras lo cual una serie de sicarios internacionales de extrema derecha protegidos por el régimen salazarista y la CIA habían hecho las maletas y se habían establecido en España, donde, entre otras actividades, participaron en la guerra sucia contra ETA. Habían estado parapetados en Lisboa desde el año 1966, bajo la cobertura de una supuesta agencia de prensa llamada Aginter Press, dirigida por el militar francés Yves Guérin-Sérac, uno de los fundadores de la OAS (Organisation Armée Secrète). Actuaban contra elementos subversivos en todas las partes del mundo e incluso tuvieron a agentes operativos presentes en Chile el 11 de septiembre de 1973, donde establecieron contacto con la organización fascista Patria y Libertad.

Delle Chiaie.jpg
Delle Chiaie, el moco fascista. (Google images)

Entre las “hazañas” de Aginter Press se encuentra la organización de la masacre de Piazza Fontana en Milán en 1969. Otro de los miembros destacados de la “agencia de prensa” era el fascista italiano Stefano Delle Chiaie, quien además era amigo del siniestro Gran Maestro de la logia P2, Licio Gelli. Posteriormente, Delle Chiaie fue contactado por el mismísimo Pinochet en Madrid durante los funerales de Franco y se trasladó a Sudamérica para colaborar con la DINA chilena, la Triple A argentina y el régimen de Hugo Banzer en Bolivia (junto al nazi Klaus Barbie). Curiosamente, mientras escribo estas palabras, leo la noticia de su muerte a los 82 años en Italia. Delle Chiaie, a quien apodaban “caccola” (moco) por su pequeño tamaño, nunca pagó por sus incontables crímenes (Piazza Fontana, masacre de Ezeiza, la matanza de Bolonia, Montejurra…).

Joachim Fiebelkorn (antiguolegionespañola)Delle Chiaie, años80 Bolivia-noviosdelamuerteklausBarbie.jpg
Bolivia, 1980. El neonazi Joachim Fiebelkorn (estuvo en la Legión española y vive plácidamente en Alicante hoy en día) y Delle Chiaie, con el uniforme de los “Novios de la Muerte”, grupo comandado por el nazi Klaus Barbie, el carnicero de Lyon. (Google images)

Por su parte, Yves Gúerin-Sérac, desapareció, pero se le pudo seguir el rastro por Venezuela, Bolivia, Guatemala o El Salvador. Se dice que la última vez que se le vio fue en España en 1997. Aginter Press sólo era un nexo entre los ejércitos Stay Behind (GLADIO) y la Internacional Fascista, todos ellos brazos ejecutores del trabajo sucio de la OTAN.

Yves Guérin-Sérac
El francés Yves Guérin-Sérac, veterano de las guerras de Indochina, Corea y Argelia, fanático ultra-católico anticomunista y fundador de la OAS. (Google images)

La ola de terror fascista se siguió utilizando ahí donde el Imperio necesitaba destruir cualquier tipo de oposición. La Internacional Negra fascista usaba a los mismos siniestros personajes para sus operaciones de guerra sucia a ambos lados del atlántico: Gladio y Cóndor. Sin embargo, el ardor revolucionario portugués se fue aplacando mediante métodos menos expeditivos de los que practicaba Aginter Press: tras múltiples tribulaciones durante el Processo Revolucionário Em Curso, y aplacado el ardor revolucionario inicial, al final se logró la instauración de una democracia parlamentaria bipolar a repartir entre socialdemócratas y democristianos: nihil novum sub sole. La CIA dio el visto bueno a esta solución, que posteriormente se exportaría a España y con el tiempo incluso al otro lado del Telón de Acero. Porque, al fin y al cabo, ¿qué es el presente político de Portugal si no una sumisión total y absoluta a la tiranía de los mercados financieros? Las cosas no son como sus nombres indican: en Portugal el Partido Socialista es en realidad un partido socialdemócrata y el Partido Social Demócrata es un partido abiertamente neoliberal. Véase la trayectoria política de un elemento como Durão Barroso, quien durante la Revolución de los Claveles militaba en el Partido Comunista de los Trabajadores Portugueses (de quienes se decía estaban financiados por la CIA), posteriormente se pasó al Partido Social Demócrata donde sigue hoy. Hoy en día tiene un puesto de chairman de Goldman Sachs y a es miembro del grupo Bilderberg.

IMG_3955.jpg
En el frontispicio del Palacio de São Bento, sede del Parlamento, Mercurio, dios del comercio, la astucia, los ladrones y los mentirosos, medita apartado del resto de deidades: “¿Quién manda aquí?” (Lisboa, 2016)

Entre los jóvenes latinoamericanos que habían salido del barco a dar un paseo por Lisboa se encontraba mi padre, que huía, como los demás compañeros, de las garras del Cóndor, del horror que se había desatado en América del Sur. Había llegado, sin saberlo, al mismo lugar de donde habían salido algunos de los mismos asesinos que les habían hecho huir de sus hogares y países. Y aun en esas condiciones de incertidumbre, nunca se le olvidaría el cálido trato que recibieron de aquellos anónimos portugueses: quizás, la esperanza no estaba perdida del todo. ¿Quién hubiera dicho que 40 años después sería su hijo quien caminaría por aquellas calles y pensaría en estas cosas?

Pueden hacer click sobre cada miniatura para ver los ejes de Lisboa ampliados. Se puede ver cómo las sedes de nuestros plutócratas favoritos se alinean con el Monumento a los Muertos de la gran Guerra. La sede de Aginter Press estaba un poco apartada.

Aos nossos amigos portugueses: muito obrigado!

Continuará…

 

 

 

VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (7)

A veces pasamos por alto los detalles de los lugares a los que estamos más habituados. Conozco Donostia desde que tengo uso de razón, y cuando comencé a recopilar fotografías y datos para estos artículos hace más de dos años, anoté lo siguiente: “Donostia parece estar lejos de los centros de poder y he aquí un hecho: cuanto más lejos de los centros de poder, menos simbolismo esotérico se encontrará”. Durante los últimos tiempos, y habiendo aprendido unas cuantas cosas respecto a la arquitectura, el simbolismo y el poder, creo que puedo desdecirme completamente del primer enunciado de la frase. Me reafirmo en el segundo enunciado (cada vez más).

Tras esa anotación, tenía otra muy interesante que decía: “De todos modos, parece que los políticos de esta ciudad quieren emprender ciertas obras faraónicas de escaso interés para los ciudadanos, como por ejemplo el metro. ¿Para qué? Sí, corrupción podría ser la palabra que lo explique”. La incineradora de Zubieta, la reforma del estadio de Anoeta, licencias para nuevos hoteles, el Tren de Alta Velocidad… Hay mucho dinero en juego. Y como hemos ido analizando, todo esto no es otra cosa que un juego de poder, del que la capital de Gipuzkoa no es ajena. Aquí, se comenta por lo bajini, no se andan con menudencias de comisiones del 3%.

Lo cierto es que Donostia está lleno de simbología muy interesante, y tras la luminosa fachada del “marco incomparable” (como dirían guías turísticas y periodistas amantes de tópicos), se esconden historias no demasiado agradables.

igeldo
La bahía de la Kontxa desde el monte Igeldo. La actualidad es rabiosa, los espectáculos son dantescos, los penaltis son una lotería y este marco es tópicamente incomparable. (Donostia, 2009)

EL PATIO DE RECREO DE LAS ÉLITES

El encanto arquitectónico de Donostia, con sus edificios de marcado estilo afrancesado, proviene de la Belle Époque, en especial por el establecimiento de la ciudad como centro de veraneo por la Reina María Cristina en 1885. Así, esta ciudad antiguamente importante por su situación estratégica como fortaleza ante las acometidas francesas, pasó a convertirse en el cosmopolita patio de recreo de la aristocracia y las personalidades adineradas europeas. El vasallaje monárquico se refleja simbólicamente en gran cantidad de elementos de Donostia, como por ejemplo los nombres de muchas calles y la gran cantidad de estatuas de leones que podemos encontrar.

Reina María Cristina
La Reina María Cristina en Amara (Donostia, 2017)

Leones en diversos lugares de la ciudad. (Donostia, 2016-2017)

No deja de ser llamativo que el símbolo que demuestra menos sutilmente este vasallaje a la monarquía española sea el equipo de fútbol de la ciudad. Sucede en cada partido que se juega en el Estadio de Anoeta, cuando miles de gargantas gritan “¡Real, Real!”. Real como propiedad del Rey, tan real como la vida misma. Poco importa que griten Goazen Erreala, goazen txapeldun!”, porque al fin y al cabo, es lo mismo, aunque se enfaden mis amistades txuri-urdin. El título de Real se lo otorgó el rey Alfonso XIII, ese personajillo que apoyó la dictadura de Primo de Rivera. Durante la II República, el club cambió su nombre a Sociedad de Football de San Sebastián y posteriormente, a Donostia Football Club. Incluso al escudo se le quitó esa fastidiosa corona borbónica. Si no se plantea ahora, es porque no se quiere.

escudos-Real-Sociedad.jpg
El deporte-espectáculo de masas moderno tiene su origen en el imperialismo colonialista británico, en una época muy concreta: finales del siglo XVIII – principios del siglo XIX. El triunfo del deporte como mecanismo vertebrador de la sociedad moderna es sólo otro ejemplo del espíritu de un mundo sin sustancia.

DE LA CULTURA A LA “COOL-TURA”… Y A TOMAR POR COOL

Ahora, en este siglo XXI, al igual que la mayoría de ciudades de fama turística, Donostia parece destinada a seguir los pasos de Venezia, con la subida de precios de viviendas, ofertas descontroladas de alojamientos, gentrificación, y lo peor de todo: la “pijificación” de un lugar ya de por sí muy pijo. Otro parque de atracciones para las masas. Hasta al festival de cine conocido como Zinemaldia le han cambiado el nombre, pasando a un anglófilo y anodino SSIFF (San Sebastian Film Festival), siguiendo con la moda “internacionalizadora” del Basque Culinary Center, el Bilbao Exhibition Center o la Itzulia Basque Country. ¿No hay cierto complejo de paletismo identitario en todo esto? El colonialismo cultural ha avanzado de una manera espectacular en nombre de la modernidad.

SSIFF
El antes y el después de los logos. El nuevo logo del SSIFF, se supone que es una concha estilizada. “Más moderno, más sintético, y de mayor contundencia visual que el anterior”. Así enseñan a vender humo en las escuelas de marketing.

Simbología, arquitectura y alineaciones monumentales son algunas de las temáticas que hemos ido viendo en esta serie de artículos. Una de las más interesantes alineaciones de esculturas modernas se puede encontrar en Donostia y escenifica una pequeña guerra mediática de dos de los escultores más conocidos de Gipuzkoa. Chillida y Oteiza estuvieron enfrentados artística y personalmente durante décadas, debido a las acusaciones de plagio y los diferentes niveles de reconocimiento internacional que lograron cada uno de ellos.

Chillida-Oteiza
Diálogo entre esculturas. (Donostia, 2016)

Sus esculturas prosiguen el enfrentamiento de manera simbólica en Donostia: el Monumento a Fleming y la Construcción Vacía están perfectamente alineadas. Vista desde el Paseo de Mirakontxa, la escultura de Chillida parece contener dentro de sí misma la obra de Oteiza situada en el Paseo Nuevo. Como si fuesen complementarias. Aunque desde la Construcción Vacía no se alcanza a ver el Homenaje a Fleming, debido a las reducidas dimensiones de este último.

ALINEADO
La ausencia de masa en el Homenaje a Fleming crea un vacío sobre el que se asienta la Construcción Vacía. (Donostia, 2018)

1.100 metros separan a ambas estructuras. Se miran y dialogan sin prisa alguna, ante la indiferencia de los transeúntes. Como valoración puramente subjetiva, a pesar de no ser admirador de la obra escultórica y las aportaciones teóricas de ninguno de los dos, como personaje siempre me pareció más interesante el cascarrabias de Oteiza.

20151122_115704
La Construcción Vacía de Oteiza recorta rectilíneamente el horizonte, donde los fenómenos naturales enseñan su poder. (Donostia, 2015)

El Monumento a Fleming se colocó el año 1991 en su ubicación actual y la Construcción Vacía en 2002. Chillida murió poco antes de la colocación de la escultura de Oteiza y el propio Oteiza le seguiría pocos meses después. ¿Quién copió a quién? ¿La obra de quién fue más importante? Francamente, me parece irrelevante.

Y ya que hemos mencionado la escultura, la palabra “cultura” hoy en día se asocia por parte del ciudadano medio a este tipo de manifestación plástica apoyada sistemáticamente por las instituciones políticas en todo el mundo. Ni los ciudadanos ni los responsables institucionales parecen ser capaces de comprender en su totalidad este tipo de obras. Pero si a alguien se le ocurre criticar la colocación de cualquier tipo de escultura o elemento arquitectónico, por la razón que sea, se enfrenta a la acusación de estar “en contra de la cultura”. Porque la cultura es algo bueno y enriquecedor, y mostrar oposición a esto es anatema. Primero deberíamos preguntarnos a qué nos referimos exactamente cuando invocamos la palabra “cultura”.

20160124_121705
“Estela”, obra racionalista inaugurada con polémica en 1970, “un juego de equilibrios de cubos vacíos de distintas dimensiones”. La inestabilidad provocada por su ineficiente diseño y la acción del viento obligaron a reforzar la estructura. ¡Vaya con el equilibrio! Detrás, un águila de la que hablaremos más adelante. (Donostia, 2016)

Normalmente este tipo de actuaciones en el espacio público, aparte de su uso comunicacional de índole ideológica y política, implican inversiones económicas, y qué curioso, casi siempre son pagadas con dinero público. Sin embargo, las instituciones siempre muestran una aversión a cualquier manifestación cultural que no les proporcione beneficio económico y lo que es más dañino para ellos: que escape a su control ideológico y político. La autogestión siempre será el enemigo clave de cualquier poder político y esto se ha demostrado en la actuación del gobierno municipal en el caso del cierre del Gaztetxe Kortxoenea en el barrio de Gros (al igual que en Kukutza en Bilbo, el barrio de Errekaleor en Gasteiz, o lo que ha intentado hacer Geroa Bai -la marca blanca navarra del PNV- con el Gaztetxe Maravillas en Iruñea). ¿Quién es el enemigo de la cultura? La cultura NO es lo que digan las instituciones, es algo muchísimo más amplio y diverso.

inauguración
Donostia en su desastrosa e irrisoria inauguración como Ciudad Cultural Europea 2016… ¡Cuánto dinero dilapidado en esta operación de mercadotecnia urbana! El resultado, como predijo el antropólogo catalán Manuel Delgado, ha sido este: “El producto final es una ciudad más cara, más exclusiva y, por tanto, más excluyente.” (Google images)

Ahí tienen el Kursaal, el Palacio de Congresos y Auditorio de la ciudad, proyectado por el arquitecto Rafael Moneo. Ideado en principio como “Dos Rocas Varadas”, cuya estética rompía absolutamente con el entorno arquitectónico de la ciudad. Pero claro, como le dieron el prestigioso premio Mies Van der Rohe, no se puede opinar que el edificio es feo, a riesgo de ser tachado de ignorante. Según Moneo, la idea de las “Dos Rocas Varadas” era un intento por “perpetuar la geografía y, en la medida de lo posible, subrayar la armonía entre lo natural y lo artificial”. “Dos rocas gigantescas que quedaron varadas en la desembocadura del río Urumea”. Debería existir un género literario específico para las explicaciones de los arquitectos estrella, más especialistas en marketing que en cálculo estructural. Porque efectivamente, tras el derrumbe de la gran escalera del edificio principal durante la etapa de construcción, se produjeron las habituales acusaciones entre el arquitecto y las empresas constructoras. Esto respondió el señor Moneo en un documental para la televisión: “Me resta energía analizar las causas del derrumbe”. Olé los huevos del arquitecto galardonado con el Premio Pritzker (el Nobel de la arquitectura, como diría un periodista cualquiera). Curiosamente, por las mismas fechas (mayo de 1998), la caída de una escultura de Chillida en Barcelona hirió a tres personas casi matando a una de ellas.

IMG_1480
El Kursaal en la desembocadura del Urumea, abajo, las rocas de escollera que inspiraron a Moneo. (Donostia, 2017).

Tampoco habría que olvidar el coste final de la obra de construcción del edificio, alrededor de 60 millones de euros, un 20% más caro de lo previsto inicialmente. ¿Quién lo pago? El Ayuntamiento, la Diputación de Gipuzkoa, Gobierno Vasco y Ministerio de Cultura aportaron la financiación, pero ya saben ustedes de dónde salió realmente todo ese dinero.

20150817_180146
La “armonía” entre lo natural y lo artificial. El espigón no existía cuando Moneo presentó su proyecto. Al aumentar el area de la playa debido a la colocación del rompeolas, el Kursaal acabó más lejos del mar de lo pensado por el arquitecto, destruyendo el concepto de las rocas varadas. (Donostia, 2015)

Estéticamente, todo es discutible. Al Kursaal se le ha llegado a definir humorísticamente como “cubos recubiertos de placas de uralita pija: el resultado que obtendríamos si lleváramos un decorador a un asentamiento de la Cañada Real”. Solo les pongo una foto de la Estación de Aguas Residuales de Atalerreka en Hondarribia, y ustedes deciden.

20160402_151451
Este no tiene ningún premio Mies Van der Rohe. (Hondarribia, 2016)

 

LAS PAREDES COMUNICAN, LOS TRANSEÚNTES DESOYEN

Tal como sucede en las ciudades francesas, las fachadas de los edificios de Donostia están plagadas de interesantes ornamentaciones. Hermosos dragones, simbología religiosa, swástikas…

 

(Donostia, 2016-2017)

Encontraremos una sola referencia a Hermes-Mercurio en toda la ciudad, quedando evidenciado que el comercio no es el eje económico principal de Donostia. Los caduceos están bellamente plasmados en la puerta y ventanas de la sede del Banco Guipuzcoano, hoy en día propiedad del Banco Sabadell.

caduceo 1
La vara alada con las dos serpientes enroscadas, símbolo de Hermes. (Donostia, 2017)

Hay una curiosísima representación de un dios asirio en la calle Okendo. No he sido capaz de encontrar ninguna información respecto a por qué está ahí ni quién la colocó. Es un Genio con Cabeza de Águila, aunque se le ha identificado (erróneamente) con el Nisroch del Viejo Testamento de la Biblia, quien posteriormente fue convertido en demonio durante el Renacimiento, ni más ni menos que con el cargo de “Jefe de cocina del Infierno”. Tiene gracia, teniendo en cuenta el alto concepto que se tiene de la gastronomía en estas tierras. Se han escrito tantas tonterías acerca de la mitología mesopotámica, que es mejor no entrar en ello. Llama la atención la disposición de las manos de este tipo de representaciones, una mano alcanza una piña (descrita en los textos asirios como elemento purificador) y la otra sostiene un cubo.

IMG_1470.JPG
“Hell Culinary Chief.” (Donostia, 2017)

 

LOS MASONES Y SUS ÁGAPES

¿Y los masones? ¿Dónde están? Hemos hablado de la influencia francesa de la ciudad, por lo que se supone que debería haber simbología masónica en Donostia. Ciertamente, no es tan evidente como en Francia, pero si se busca y se rebusca, algo se puede encontrar.

Una aparente manifestación masónica se puede encontrar en una esquina de la Plaza Gipuzkoa, donde hallaremos una placa que nombra a la calle: Conde de Peñaflorida. Este aristócrata ilustrado nacido en Azkoitia, vinculado a los jesuitas, fundó la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País junto a dos amigos aristócratas en 1765. Fue una academia laica que impulsó la ilustración y las ciencias. Estuvo relacionada con la logia parisina “Les Neuf Seoeurs”, de quienes ya comentamos algo en el primer capítulo. La imagen de las tres manos entrelazadas nos da pistas sobre la filiación masónica del “Triunvirato de Azkoitia”, los tres fundadores de la mencionada sociedad, aún activa hoy en día.

IMG_1464
Un fraternal apretón de manos triple. (Donostia, 2017)

Cerca de la placa, en la calle paralela al otro extremo de la Plaza Gipuzkoa, encontramos la Iglesia del Sagrado Corazón de los jesuitas. Humilde y poco espectacular edificio, pero perfectamente ubicado al lado de la sede de la Diputación Foral de Gipuzkoa y la oficina principal de Kutxabank en la ciudad, que por cierto, comparten edificio. El poder político, el económico y el espiritual en un palmo de terreno.

IMG_1508
Ad Maiorem Dei Gloriam. (Donostia, 2017)

IMG_1513
El monograma y los tres clavos. (Donostia, 2017)

Y bien, hemos mencionado a los masones y a los jesuitas, temas apetitosos para los aficionados a las teorías de la conspiración, pero ¿están realmente relacionados estos dos grupos? Donostia tiene desde hace poco tiempo una interesante alineación monumental que podría darnos algún indicio más. El ayuntamiento facilitó a la donostiarra Logia Altuna n.º 52 los terrenos para colocar una escultura que recuerda a los represaliados masones de la Logia Altuna n.º 15 (de la cual se consideran herederos) en el barrio donostiarra de Riberas de Loiola. Esta logia pertenece a la Gran Logia Simbólica Española, a su vez perteneciente a CLIPSAS (miembros de la ONU), de corte francés. Siguen el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

IMG_1451
¿Podría ser que la sede la Logia se encuentre tras este estilizado portal? La calle Prim que parte de aquí está llena de interesantes fachadas art decó. (Donostia, 2017)

Y bien, en cuanto se anunció que el pedestal sobre el que se colocaría la escultura había sido instalado, me fui a dar un paseo por si podía encontrar algo interesante. Y vaya si lo encontré. Cerca de ahí, al otro lado del río en el lóbulo del meandro del río Urumea, se encuentra la Universidad de Deusto (propiedad de los jesuitas), o como se viene llamando ahora: Deusto Business School, también conocida como ESTE. No me sorprendió que el peculiar edificio de la torre de tres puntas de Deusto se viese desde el pedestal e intuí que el monumento se podría alinear de alguna manera con él.

IMG_20180318_171422
Tras las farolas del fondo se adivina el edificio. (Donostia, 2018)

IMG_20180603_112418
La Universidad de Deusto vista desde Riberas de Loiola. (Donostia, 2018)

Cuando meses después colocaron finalmente el monumento llamado Memoria de una Luz, diseñado por el escultor madrileño José Miguel Utande, realicé la visita de rigor. La perfecta alineación del monumento con la torre de tres puntas de Deusto me sorprendió, ya que el vacío que describe la estructura acoge graciosamente a la torre en su interior. El concepto parece similar al de la alineación de las esculturas de Oteiza y Chillida…

IMG_20180603_111949
El edificio se asienta en el vacío (o como hubiese dicho Oteiza, un microespacio cósmico aislado de la naturaleza) de la escultura. Interesante el color rojizo de ambos elementos: el rubedo es la última de las etapas del magnum opus alquímico. (Donostia, 2018)

Pero estaba seguro de que podía haber algo más, y atendiendo a la orientación de las torres respecto al monumento, calculé que alrededor del solsticio de verano, el sol se podría ocultar en la ranura central de la escultura, justo donde se encuadra la torre de tres puntas. Esta vez no me haría falta una simulación por Google Earth, ya que podía visitarlo in situ. Pero ya sabemos cómo es la climatología en Euskal Herria, ese día mientras se ponía el sol, las nubes taparon el espectáculo. Mi gozo en un pozo. En fin, pude ir el 25 de junio, cuatro días después del solsticio y… Si bien la alineación ya no era perfecta, se pueden hacer una idea de lo que sucede durante el solsticio con esta imagen.

Solsticio.jpg
Durante el solsticio, el sol se ocultó más al centro de la escultura ¿Se habrá alineado completamente? (Donostia, 2018)

Gasco
En la inauguración también andaba Ernesto Gasco, concejal y portavoz del grupo socialista del consistorio… menudo personaje. (Google images)

Se pueden aportar más datos para intentar entender la relación entre masonería y jesuitismo. Uno de los gerifaltes de los masones vascos es un destacado miembro del PNV (partido jesuítico donde los haya), licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto de los jesuitas, iniciado en la masonería durante el solsticio de verano del año 1981 (o 1979 según otras fuentes) en la Logia La Tolerancia de Bilbao. Impartió clases de Derecho Constitucional a los Ertzainas de las primeras promociones, entre ellos al famoso miembro de ETA Iñaki De Juana Chaos. Extraño periplo el del señor De Juana Chaos, en su juventud militó en el grupo de extrema derecha Fuerza Nueva, posteriormente ingresó en la Ertzaintza (nada raro, ese tipo de elementos son los que integran las Fuerzas de Seguridad habitualmente), para acabar siendo el responsable del Comando Madrid de ETA. Un tipo con firmes convicciones.

MB.jpg
El masón jeltzale es Amigo de Número (a saber qué significa eso) de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, la del conde de Peñaflorida. Ni ellos parecen ponerse de acuerdo con el significado de M:.B:. del mandil. (Google images)

Y claro que hay más elementos relacionados con la masonería en Donostia, aunque poca gente sea consciente de ello. Las famosas Sociedades Gastronómicas tienen un origen más que probable en los francmasones. La primera Sociedad Gastronómica que se fundó fue La Fraternal en el año 1843. El nombre ya nos indica algo ¿verdad? Probablemente se haya tratado de una logia enmascarada, ya que en aquella época estas actividades estaban perseguidas. La prohibición de entrada a las mujeres (“no es machismo, es tradición” dicen aún hoy algunos idiotas) y el sistema de votación para aceptar nuevos socios mediante balotas negras y blancas nos dan más pistas. El ágape es una parte importante del rito, quizás de ahí esa afición exagerada a las comilonas. El logotipo de la Unión Artesana (heredera de La Fraternal) nos daría la pista definitiva del origen de estas sociedades.

Union Artesana
El antiguo logotipo de la Unión Artesana. ¿Antiguo y Aceptado?

UA
¿No es el monumento de Riberas de Loiola reminiscente del logotipo actual de la Unión Artesana? Ya por fantasear un poco… (Donostia, 2018)

 

LOS OBELISCOS Y LA BARANDILLA DEL PASEO DE LA KONTXA

Los obeliscos, en general, no suelen llamar la atención inmediatamente, personalmente recuerdo no haberles hecho mucho caso a los de París y Buenos Aires la primera vez que los vi. Quizás sea por ello que los de Donostia pueden ser pasados por alto, o quizás es porque en lugar de piramidiones vemos un reloj y un barómetro en lo alto de cada uno de ellos. El Paseo diseñado por el arquitecto Alday fue inaugurado en 1916, con los dos obeliscos, las farolas y las afamadas barandillas. Al parecer, el reloj y el barómetro que coronan los obeliscos son posteriores, pero no he podido encontrar ninguna foto antigua del paseo en la que se puedan apreciar los obeliscos sin añadidos.

don 024
El mítico Paseo de la Kontxa. (Donostia, 2016)

Según los cálculos, parecía probable que el sol pudiese ocultarse entre los dos obeliscos durante el solsticio de verano. Como no es posible estar en dos lugares a la vez, acudí un día después del solsticio aprovechando que el cielo estaba despejado. Se supone que un día antes el sol se hubiese ocultado un poco más centrado, pero no parece que estén exactamente alineados. Eso sí, qué preciosidad de puesta de sol.

Obeliscos solsticio.jpg
22 de junio. (Donostia, 2018)

Entre los dos obeliscos escorándonos a la derecha encontramos una curiosidad: el único tramo de barandilla en todo el paseo que está colocado al revés. Se puede apreciar porque todas las flores miran hacia el paseo, excepto una, que mira hacia la playa. No se sabe si es fortuito o tiene alguna razón de ser.

Barandilla.jpg
El del centro es el tramo que está invertido. (Donostia, 2018)

A lo lejos podemos apreciar el monumento al Sagrado Corazón sobre el monte Urgull. Con la Iglesia hemos topado. Ha habido quien ha solicitado la demolición del monumento, por haber sido creado durante el franquismo, régimen que tenía especial predilección por este símbolo (al igual que los jesuitas). Quizás un acto de desagravio por el “fusilamiento” y destrucción del monumento del Sagrado Corazón de Getafe por tropas republicanas en 1936.

Sagrado Corazón
Jesús con su corazón espinado y en llamas. Muy “gore”. (Donostia, 2017)

Sagrado Corazón.jpg
El Sagrado Corazón emerge de las nubes. Vista desde el monte Ulia. (Donostia, 2012)

Una curiosidad: la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús fue realizada por el rey Alfonso XIII en 1919, precisamente frente a aquel monumento de Getafe. El Paseo de La Kontxa había sido inaugurado por el mismo personaje tres años antes.

Cerca de donde están los obeliscos aterrizó en 1945 el oficial belga de las Waffen SS Léon Degrelle en un bombardero Heinkel 111, huyendo de la derrota nazi en un viaje desesperado superando todas las líneas aliadas desde Noruega. Según él propio Degrelle, el mismísimo Adolph Hitler le dijo: “Si tuviese un hijo, me gustaría que fuese como usted”, mientras le entregaba la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro por su desempeño en la Unidad Wallonien de las SS.

degrelle 2
Los curiosos se acercaron a curiosear. (Google images)

Otro malo maloso que visitó Donostia fue Heinrich Himmler (“nuestro Ignacio de Loyola” según Hitler), en 1940. En esta fotografía lo vemos saludando a los falangistas en la Plaza Gipuzkoa. En la Diputación se le recibió con el Agur Jaunak y al parecer, a su partida se quejó de la climatología: “¡Todo el tiempo diluviando!”

himmler donostia 3.jpg
“Sieg Heil!” Himmler admiraba la estructura organizativa de los jesuitas, en la cual se dice que se inspiró para sus temidas SS. (Google images)

¿Y qué hay de los aviesos banqueros? ¿Tienen alguna relación con Donostia? Ya hemos comentado que la ciudad atrajo a toda la oligarquía europea durante la Belle Époque, y el edificio que actualmente es el Ayuntamiento fue construido como Casino en 1887. En esas estancias alternaron personajes como Mata Hari, Trotsky, o el mismísimo Barón de Rothschild. En 1911 se celebró en este Casino el primer gran torneo mundial de ajedrez, pagando la organización el viaje y la estancia de los grandes maestros. El Barón Albert von Rothschild (de la rama vienesa de la familia de banqueros y gran aficionado al ajedrez) donó 500 francos de oro para el premio a la partida más bella. Y poco más, que se sepa.

img_1499.jpg
El Ayuntamiento visto desde Alderdi Eder. El monolito recuerda a las víctimas del terrorismo y la violencia. (Donostia, 2016)

IMG_20180428_172904
Como sucedáneo hispano de los Rothschild, la Banca March tiene una oficina en la ciudad. (Donostia, 2018)

Pero sin duda, aunque la gente no lo sepa, ninguno de estos es el peor de los personajes que hayan visitado la ciudad. Aunque Franco pasó 35 años veraneando en agosto en Donostia, ese honor se le puede reservar a Léopold II, rey de los belgas y uno de los peores genocidas que haya conocido la humanidad. Probablemente, peor que Hitler en crueldad, frivolidad y número de víctimas, pero por desgracia, los congoleños no disponen de una maquinaria propagandística tan poderosa como puede ser Hollywood. Leópold II visitó de incógnito la ciudad en 1900, acompañado de su amante y parece ser que el alcalde y un gobernador oficioso le chafaron el plan con su excesiva hospitalidad.

Leopold.jpg
“¡Oh majestad, a su edad!” “¡Intente hacer lo mismo!” (Google images)

ALINEACIONES MONUMENTALES

Ahora, pasemos a analizar algunas alineaciones interesantes de los elementos urbanísticos de la ciudad. Comenzaremos por el eje sobre el que se asientan los obeliscos del Paseo de la Kontxa. Hacia el noroeste la línea huye hacia el mar. Hacia el sureste, la línea pasa por una escultura de águila, situada en lo alto de un edificio de la Plaza del Centenario. El águila no estaba presente en el proyecto presentado al Ayuntamiento en 1924, así que no se puede saber a ciencia cierta el motivo por el que se colocó.

IMG_1426

Alargamos la línea y oh, sorpresa, llegamos de nuevo a las tres torres de Deusto Business School. La precisión es admirable. Desde la época del sacerdote Athanasius Kircher (siglo XVII), los jesuitas mostraron interés por los obeliscos.

Obelisco-Deusto.jpg

La siguiente alineación también es muy interesante. La Catedral del Buen Pastor y la Basílica de Nuestra Señora del Coro se miran frente a frente, perfectamente alineadas. La línea recorre sin obstáculos las calles Loiola, Hernani y Nagusia.

Catedral-Basílica.jpg

Catedral Basílica.jpg
La Catedral y la Basílica dialogan cara a cara, bajo la atenta mirada del Sagrado Corazón de Jesús. (Donostia, 2018)

En la fachada de la Basílica, bajo el escudo de la ciudad, hay una especie de rostro de demonio rojo de perturbadora mirada. Poco o nada se sabe de esta figura.

demonio
¿El humo de Satanás en la casa del señor? (Donostia, 2017)

El ínclito obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, parece tener una obsesión con el maligno, a pesar de no decir nada respecto al ser infernal que preside la Basílica. Fue él mismo quien acusó a las feministas radicales de tener al demonio en sus filas. También acusó a supuestas sectas satánicas de robar el sagrario y las hostias de la capilla del cementerio de Polloe y convocó una “misa de desagravio” para el día 20 de Noviembre de 2016, la fiesta de Jesucristo Rey del Universo. Fecha interesante para los franquistas españoles, ya que es el aniversario de las muertes de Primo de Rivera y Francisco Franco. Las cloacas del Estado asesinaron a los independentistas vascos Santiago Brouard (1984) y Josu Muguruza (1989) en la misma fecha señalada. Sobre la filiación política del obispo, pocas dudas caben, incluso se ha llegado a publicar que su hermano Esteban (que fue director de Radio María), estuvo vinculado a grupos violentos de extrema derecha en su juventud. Hubo un grupo llamado Guerrilleros de Cristo Rey (que tras la protesta de la iglesia cambió su nombre a Batallón Vasco Español) vinculado a personajes tan oscuros como el italiano Stephano delle Chiaie o Jean Pierre Cherid. La inabarcable sombra de GLADIO.

 

SÁTIROS SUELTOS (UNO ENTRE REJAS)

Los elementos escultóricos más sorprendentes son esa especie de seres diabólicos situados por toda la ciudad. Por las características que presentan algunos de ellos, más que representar al mismísimo Satanás, entiendo que se trata de sátiros. Hay algunos espectaculares, como este colocado en el frontispicio de una vivienda, en el mismo edificio donde se encuentra el águila que hemos mencionado antes.

Sátiro.JPG
Bienvenidos a esta humilde morada. (Donostia, 2017)

Las actividades de las oligarquías en esta ciudad, al menos en la época de la Belle Époque, asemejaban a las de los sátiros de la mitología griega, no en vano se llama así a los hombres afectados por la lascivia y un exacerbado deseo sexual. El antes mencionado Léopold II de Bélgica era un conocido ejemplo de ello.

demons.jpg
“El infierno está vacío y todos los demonios están aquí”, frase extraída de La Tempestad de Shakespeare. (Donostia, 2016)

La lógica moderna del poder, por la que los monarcas y gobernantes deben rendir pleitesía al gran poder financiero en la sombra, ha usado esta debilidad como arma de control en todos los confines de la tierra. Y era de esperar que Donostia no fuese ajena al satirismo como estrategia de control. La información es poder, y si un gobernante guarda algún secreto inconfesable que pueda ser usado en su contra, entonces más le vale no salirse de la línea marcada. En casi ningún país en el que haya saltado un escándalo de este tipo se ha logrado llegar hasta el fondo del asunto. Hay gran cantidad de casos en todo el mundo en los que se ha acusado a políticos, jueces y gente del mundo del espectáculo de estar implicados en redes de abusos a menores: el caso Dutroux en Bélgica, el caso Spiniak en Chile, el Anillo de Westminster que implicaba a miembros del Parlamento Británico, el Bar España en la Comunidad Valenciana…

Una Comisión Parlamentaria en Italia a comienzos de los 70 sacó a la luz el trabajo de espionaje ordenado por el general y masón Giovanni de Lorenzo (uno de los máximos responsables de GLADIO en el país), mediante el que consiguieron reunir expedientes (conocidos como Fascicoli SIFAR) de las actividades sexuales de miembros de todo el espectro político, sindical, empresarial y militar italiano en el periodo 1955-1962. De esta manera, el SIFAR (servicio secreto italiano) y la CIA podían tener a las élites del país “agarradas por las pelotas”. Llegaron a instalar cámaras en el Vaticano y en el Palacio del Primer Ministro.

GIOVANNI-DE-LORENZO-ŠEF-SIFAR
Il generale Giovanni de Lorenzo. Las cosas que habrá visto ese monóculo… (Google images)

¿Y qué hay de Donostia, capital guipuzcoana del Oasis Vasco donde “no existe la corrupción”? Los últimos tiempos han sacado a la luz hechos tan espeluznantes, que ni la futura incineradora de Zubieta sería capaz de eliminar tal cantidad de basura. Hay partidos políticos que parecen adorar las incineraciones, como se puede comprobar en el asunto del incendio de la torre de la Hacienda Foral de Gipuzkoa, situada en el Paseo Errotaburu de Donostia, el 13 de junio de 2005. Las alarmas y cámaras fueron desactivadas, el incendio se provocó mediante seis focos independientes, oficialmente uno de los vigilantes de seguridad asesinó al otro y posteriormente se suicidó. No hubo testigos. Casualidades de la vida, en aquel momento se investigaban fraudes en el seno de la Hacienda Foral que implicaban a miembros del PNV y precisamente ardieron los 146 expedientes de la trama en cuestión, que estaban guardados en un armario. El director de la Hacienda Foral en la época de las irregularidades, un hombre muy pero que muy bien relacionado que había entrado en el PNV avalado por uno de sus máximos dirigentes, llevaba una vida ostentosa con una flota de coches de alta gama, una avioneta privada, yate, una lujosa villa… Fue obligado por su partido a renunciar al cargo de Senador que ostentaba. Su hermano, responsable de la oficina de Hacienda en Irún, fue condenado a 10 años de prisión por estos hechos.

Errotaburu
La torre ardía y los lobos se agazapaban. (Google images)

La misma Hacienda Foral de Gipuzkoa, esta vez con los responsables que sustituyeron a los anteriores, está denunciada por la condonación irregular de la deuda fiscal de la Real Sociedad de Fútbol. El club pagaba a algunos jugadores del equipo a través de entramados situados en paraísos fiscales, todo ello supuestamente con el visto bueno de la Hacienda Foral. El actual presidente de la Real es dueño de una empresa fabricante de armas que, por ejemplo, equipa blindados estadounidenses para que puedan moverse más rápido y asesinar más eficazmente. Esta empresa guipuzcoana, que ha venido recibiendo millonarias subvenciones por parte del Gobierno Vasco, destaca por contar en su Consejo de Administración con gran número de políticos e incluso miembros de la nobleza española.

Paloma de la Paz
¿Un halcón disfrazado de Paloma de la Paz? El lehendakari Urkullu, ante la pregunta de si existía una industria armamentística vasca dijo: “… si hablamos de lo que es la industria de armas de caza, por ejemplo, ¿existe una industria armamentística? ¿A ese nivel tenemos que llegar también en la reflexión de lo que pueda ser la concepción de lo que es una industria armamentística?”. (Donostia, 2018)

Un conocido prestidigitador denunció haber sido víctima de abusos en su niñez por parte del hermano de un tipo que fue alcalde de la ciudad allá por los primeros años 80. Este alcalde al parecer perteneció a la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, de la que ya hemos comentado algo.

Y luego está el caso del fotógrafo donostiarra, el infame Kote Cabezudo, acusado por al menos 22 mujeres de haber abusado sexualmente de ellas. Algunas de ellas eran menores de edad cuando sufrieron estos terribles abusos . El nulo interés de los grandes medios y las tibias declaraciones institucionales de condena de los hechos por parte del ayuntamiento han aumentado las suspicacias. Especialmente si lo comparamos con otros casos como el del tatuador que abusaba de mujeres en su estudio, o el caso de La Manada en Iruñea, en los que el consistorio actuó de forma muchísimo más contundente. Este caso ha estado paralizado en los juzgados de Donostia durante 5 interminables años ante la desesperación de las víctimas, hasta que el abogado del caso ha dado el paso de usar las redes sociales para dar impulso, consiguiendo apartar a la jueza instructora. El nuevo juez envió al fotógrafo a prisión, pero aun así, el ruido mediático es casi inexistente, aparte del diario en euskera Berria, ningún medio importante ha intentado dar voz a las víctimas.

Caída kote
Después de que el juez dictara su ingreso en prisión. (Google images)

¿Dónde está el “Yo sí te creo” masivo para estas mujeres? ¿Quién ha protegido todo este tiempo a Kote, el dentista reconvertido en fotógrafo erótico? ¿Por qué desde Diputación se subvencionó en 2008 a la empresa Fotokoma de Kote Cabezudo? ¿Por qué oculta el actual equipo de gobierno de la ciudad que el Patronato de “Cool-tura” editó libros fotográficos del tipo este? ¿Cómo es posible que el ex-alcalde niegue cualquier tipo de relación con el fotógrafo, si como cualquiera puede comprobar es Kote quien ilustró con sus fotografías un libro del que el ex-alcalde es el peculiar protagonista? ¿Por qué se menciona únicamente el nombre del ex-alcalde en la trama, habiendo supuestamente implicados de igual o mayor relevancia? ¿Qué se oculta tras todo esto?

Ojos bonitos
En el famoso concurso “Ojos bonitos” los vejestorios, entre ellos Kote, puntuaban a niños y niñas. (Google images)

Las redes son un hervidero de rumores, se mencionan testigos que implican a gente muy relevante de la sociedad donostiarra de las últimas décadas… y se habla de un fresco pintado en un bar. Este fresco ha sido borrado, pero supuestamente aparecerían retratados miembros de esta particular “manada” de sátiros. Desconozco si existe una fotografía completa del fresco en cuestión, pero una búsqueda en Google nos permite encontrar lo que se supone que es de lo que se habla. Es muy curioso, en la pintura se aprecia uno de los dos obeliscos del Paseo de la Kontxa. Apoyados en la barandilla se puede ver a una cuadrilla de personas, de la cual sólo podemos apreciar medio rostro de una de ellas. ¿Quizás estén apoyados cerca del tramo de barandilla que está al revés?

Zazpi fresco 2
El fresco. (Google images)

Zazpi fresco
¿Los miembros de la particular “manada”? Se adivinan dos, pero a la izquierda debía haber más. (Google images)

Por desgracia, el comprender cómo funcionan las redes de extorsión nos permite vislumbrar el resultado de las acusaciones y el proceso judicial. El secreto revelado pierde todo su poder, y esta es su única razón de ser. El secreto es válido siempre y cuando se pueda presionar a determinados elementos en momentos específicos. Si se destapase uno sólo de estos casos en su totalidad, el sistema entero colapsaría como un castillo de naipes.

 

Arcana publicata vilescunt: et gratiam prophanata amittunt. Ergo: ne margaritas obijce porcis, seu asinus substerne rosas.

(Lamentablemente, los cerdos se han hecho con las margaritas y los asnos tienen su lecho de rosas pagado por el contribuyente).

 

*            *

*          *           *

*            *

 

Hay más edificaciones interesantes en la ciudad, y comprobamos asombrados cómo en una de ellas se cruzan algunos nombres y construcciones que hemos ido mencionando anteriormente. El monumento de los masones, llamado Memoria de una Luz, está instalado en un lugar llamado Jardín de la Memoria, cuya vista aérea nos recuerda a un estilizado ojo. El monumento está al lado de la Iglesia de Iesu, proyectada por el mismo arquitecto del Kursaal, Rafael Moneo. Iglesia de Iesu en el barrio Riberas de Loiola… Hay que admitir que la cruz asimétrica que dibujan las sombras sobre la cubierta del edificio es llamativa, pero la explicación de esa asimetría por parte del arquitecto no tiene precio: “pretende reflejar las tensiones del mundo de hoy”.

jardin memoria 2.jpg

 

Munilla y Moneo
Moneo y Munilla en la Iglesia de Iesu. (Google images)

La iglesia de diseño vanguardista fue inaugurada por el obispo Munilla. En el sótano del edificio, podemos encontrar un supermercado. ¡Un supermercado en el edificio de una iglesia consagrada a Jesús, aquel que expulsó a los mercaderes del Templo!

Mercaderes Templo
El Super Amara, los mercaderes bajo el Templo. (Google images)

El supermercado, sin embargo, no fue inaugurado por Munilla, para eso llevaron a un personaje más apropiado: a la mismísima Carmen Lomana.

Lomana Iesu
La “glamourosa” inauguración. (Google images)

Se puede leer por ahí que la iglesia está dirigida hacia Oriente “como las iglesias antiguas”. Incluso Moneo, al principio, pensó orientarla hacia Jerusalén o Roma. Esto, evidentemente, no es cierto, ya que el eje de la iglesia está 15º desviado respecto al este. Por ese eje no se llega ni a Roma ni a Jerusalén.

$∞†

 

trio calavera.jpg

Para acabar este capítulo, les dejo esta fotografía, que sintetiza el discurrir de diversos asuntos en las altas esferas de la ciudad también conocida como Bella Easo. De izquierda a derecha vemos a tres sonrientes personajes:

  • El actual alcalde, asesor del diputado de Hacienda Foral en el periodo 1999-2003, coincidente con los hechos del caso de corrupción Glass Costa y el fraude de la Hacienda de Irún.
  • El actual Diputado General de Gipuzkoa, que invita con dinero público a cenas con angulas a directivos del Banco Europeo de Inversiones y se jacta de ello. Implicado supuestamente, junto al alcalde, en el caso Bidegi (malversación de caudales públicos, fraude y exacciones ilegales, falsedad documental, infidelidad en la custodia de documentos y encubrimiento relacionado con las presuntas irregularidades cometidas en el pago de las obras de construcción de una autopista).
  • El ex-vicario general de Donostia acusado de abuso sexual a al menos tres menores en 1994, 2001 y 2005, desterrado por el obispo Munilla como castigo tras el estallido del escándalo mediático en 2017. Munilla no actuó púbicamente antes, aunque llevó a cabo un proceso canónico contra el acusado en secreto. Los anteriores dos obispos estuvieron informados de los hechos, ya prescritos, y no hicieron nada salvo un traslado de parroquia bastante sospechoso. No sólo en Pennsylvania se cuecen habas. Por cierto, este caso fue ampliamente cubierto por los medios (titulares de periódicos, debates televisivos, hasta una condena hecha a regañadientes por el mismísimo lehendakari…), nada que ver con la omertà que rodea al caso Kote Cabezudo.

 

Shhhhhh
Shhhhhh, isildu! (Google images)

 

Continuará…

VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (6)

10 años han pasado ya de aquel viaje a tierras chilenas, en los que la dimensión humana de la experiencia fue lo más importante. No es de extrañar, entonces, que la mayoría de fotografías de aquella aventura correspondan a personas más que a edificios y monumentos. Un bello testimonio de aquellos familiares y amigos que me abrieron las puertas de sus hogares y corazones. Sin embargo, fue allá la primera vez que me crucé con el dios Hermes-Mercurio. Fue poco más que una anécdota en ese momento, pero echo la vista atrás y pienso que de alguna manera, el caduceo que portaba siempre estuvo presente en mi vida, ya que marcó el hecho de mi propia existencia.

 

BAJO EL SÍMBOLO DEL CADUCEO

Era el año 2008 y deambulábamos por Valparaíso, la joya del Pacífico, ciudad portuaria ubicada en el centro de Chile. El día era gris y otoñal. En aquellos tiempos no prestaba demasiada atención a la arquitectura y a los símbolos de los edificios, ni llevaba la cámara de fotos preparada para disparar en cualquier momento como lo hago ahora. Simplemente, disfrutaba paseando por lugares desconocidos en buena compañía. Pero, caminando hacia aquella calle llamada Esmeralda (en honor a la corbeta comandada por Arturo Prat en el combate naval de Iquique de 1879), una estatua llamó mi atención.

Chile 2008 (445)
Mercurio señala el cielo con una mano. En la otra mano porta el caduceo. (Valparaíso, 2008)

La estatua preside la sede del diario El Mercurio de Valparaíso, el periódico en circulación más antiguo en lengua castellana del mundo. El primer número salió a la calle el 12 de septiembre de 1827. Fue bautizado con ese nombre por Pedro Félix Vicuña, miembro de una familia oligárquica chilena. Probablemente, por la cualidad de Mercurio de ser “mensajero de los dioses”. Los apellidos de origen vasco se cuentan entre los más influyentes del país desde la época colonial (Larraín, Irarrázabal, Undurraga, Vicuña…). Una especie de mafia vasca. Esa misma mafia que protegió y salvó a la sanguinaria y psicopática Catalina de Erauso (la Monja Alférez) de ser ajusticiada en incontables ocasiones por sus crímenes y atrocidades durante sus andanzas en América del Sur. Pero esa es otra historia.

catalina.jpg
Catalina huyó de un convento de Donostia para perpetrar sus masacres contra los mapuches en Chile, participó en los asesinatos en masa de Chuncos y Potosí en la actual Bolivia, incluso asesinó a varios colonizadores (incluyendo a su tío y a su propio hermano), arrasó las tierras de los indigenas… con total impunidad. (Donostia, 2018)

El empresario y político Agustín Edwards Ossandón compró El Mercurio de Valparaíso en 1875, y fue su nieto llamado Agustín Edwards Mac-Clure quien fundó la edición de Santiago el 1 de junio de 1900. El nieto de este último, llamado apropiadamente Agustín Edwards Eastman, es el personaje que nos interesa para nuestro relato. Ideológicamente hablando, el diario siempre fue partidario de la derecha reaccionaria pura y dura, alineado siempre con el imperialismo británico y estadounidense. Con la democrática victoria electoral del candidato socialista Salvador Allende (apellido de origen vasco) en 1970, se desató una operación de desestabilización promovida desde Washington, teniendo al presidente Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger como máximos artífices.

miente
Ya en 1967 los siempre combativos estudiantes chilenos comprendieron la capacidad para la falacia de Edwards y compañía. (Google images)

La principal herramienta de propaganda en Chile sería El Mercurio, para lo cual el diario recibió financiación de la CIA (alrededor de millón y medio de dólares de la época), con autorización personal del presidente Nixon. Agustín Edwards se trasladó a los EEUU en el periodo 1970-1975, donde se reunió en reiteradas ocasiones con el tenebroso Henry Kissinger y con el director de la CIA.

rockedwards
Enero de 2011: Rockefeller y Edwards fueron confrontados por un ciudadano chileno en el aeropuerto de Santiago. Ambos viejos culiaos ya no están en este mundo. (YouTube)

La operación de desestabilización coordinada por el gobierno de los EEUU fue compleja: los bancos congelaron créditos y se cortaron ayudas económicas. El Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales dominadas por EEUU cancelaron préstamos. Agentes de la CIA sabotearon la economía, financiando huelgas de transportes, destruyendo y ocultando productos para generar desabastecimiento entre la población. Vaya, ¡como en Venezuela hoy en día!

Colas
Para quien controla los resortes de la economía resulta sencillo crear desabastecimiento de productos en cualquier país. (Google images)

Finalmente, tras tres años de guerra de desgaste, el gobierno de los EEUU optó por tomar medidas drásticas, en forma de Golpe de Estado. El comandante en jefe del ejército (designado por el propio presidente Allende), Augusto Pinochet Ugarte, decidió en último momento sumarse al complot. Tanto Allende como Pinochet pertenecieron a la masonería, y puede que sea este detalle lo que hizo que el presidente confiase en exceso en la lealtad del militar. En los primeros momentos del Golpe, el presidente intentó contactar telefónicamente con Pinochet, y al no conseguirlo comentó: “Pobre Pinochet, debe estar preso”. Nunca hay que subestimar la ambición personal como motor de la historia. Allende participó en la fundación del Partido Socialista de Chile en 1933, junto al Ex Gran Maestro de la Gran Logia de Chile Eugenio Matte, y organizó la sede de Valparaíso. Dos años después se unió a la masonería, donde llegaría a ser Venerable Maestro de la Logia Hiram 65 de Santiago. 20º grado, lejos todavía de la cúspide de la masonería. Al parecer, Pinochet no pasó del 2º grado.

Hermanos
¿Hermanos bajo el manto del Gran Arquitecto del Universo? La traición de uno y la bisoñez del otro los unió por siempre en la historia. (Google images)

El golpe de Estado comenzó a la madrugada del 11 de septiembre de 1973 en Valparaíso, tomando las Fuerzas Armadas el control de la ciudad. Buques de guerra norteamericanos, entre ellos la fragata USS Jesse L. Brown, permanecieron a las afueras de Valparaíso, sirviendo de nexo directo con el Pentágono. Había una embarcación de la CIA también por ahí. La suerte estaba echada.

Valpo
Embarcaciones de la Armada chilena atracadas en el puerto. (Valparaíso, 2008)

A estos hechos siguieron el bombardeo aéreo del palacio presidencial en Santiago, la muerte del presidente, detenciones masivas, asesinatos, torturas… se había desatado la ola de terror por todo Chile. Posteriormente, se expandiría a toda América Latina: la Operación Cóndor, emparentada con la Operación Gladio en Europa. Y en medio del horror, los que iban a ser mis padres, tuvieron que huir del país. La Batalla de Chile ya tenía sus resultados. Y no se limitaron a esa estrecha franja de tierra encajonada entre la cordillera de los Andes y el océano Pacífico, sus consecuencias se expandieron por todo el globo.

Golpe
Una operación poco heroica, soldados parapetados mientras los aviones Hawker Hunter atacaban La Moneda. Muy simbólicamente, el Acta de Independencia de 1818 conservada en el Palacio fue destruida aquel fatídico día. (Google images)


Archivos desclasificados de la CIA en 2017 revelan que la CIA contó entre sus agentes chilenos con, al menos, un líder del Partido Demócrata (sic) Cristiano (sic), dos directivos de El Mercurio y un alto oficial del Ejército. Cuando mis padres, recién llegados al País Vasco, hablaban de la responsabilidad de los EEUU en el Golpe de Estado de 1973, mucha gente sonreía condescendientemente, “estáis obsesionados con el enemigo capitalista” decían. Imbéciles. Es curioso, incluso un elemento con raíces vascas y descendiente de la familia florentina Médici estuvo implicado en el complot (el militar y político brasileño Emílio Garrastazu Médici, presidente durante el más represivo de los regímenes militares de Brasil).

Mercurio 12-09-1973
12 de septiembre de 1973, exactamente 146 años después de nacer El Mercurio de Valparaíso, esta fue la portada del diario en su edición nacional. (Google images)


Y así, de esta manera enrevesada, se dieron las bases para que mis padres buscasen una nueva vida, primero en Argentina, y posteriormente en Euskal Herria, debido a la Operación Cóndor y aprovechando la muerte de otro sanguinario dictador. El país de los vascos, ese mismo territorio en el que tenían sus raíces algunos de los impulsores del 11 de septiembre chileno.

Criminals

Agustín Edwards, Henry Kissinger, Augusto Pinochet, Richard Nixon, Milton Friedman, David Rockefeller… sin ellos y su conspiración quizás yo no existiría y usted no estaría leyendo esto ahora mismo. Ah, y no nos podemos olvidar de la responsabilidad del dios Mercurio en esta historia. Mensajero de los dioses (o de aquellos que se hacen pasar por dioses), psicopompo, dios del comercio, de los ladrones y de las encrucijadas.

 

EXALTACIÓN PATRIÓTICA MEDIANTE SIMBOLOGÍA

Arturo_Prat-por_Cosme_San_Martín.JPG
Muchachos, la contienda es desigual. Nunca se ha arriado nuestra bandera ante el enemigo y espero que no sea ésta la ocasión de hacerlo.” (Google images)

Habíamos mencionado al principio de pasada la corbeta La Esmeralda, cuyo nombre en principio nada tendría que ver con cuestiones herméticas (me refiero a la Tabula Smaragdina de Hermes Trismegisto). Los siguientes hechos se toman como base para las exaltaciones patrióticas en Chile: año 1879, Guerra del Pacífico, Chile contra Perú y Bolivia; en la bahía de Iquique, Arturo Prat y un grupo de marinos a su mando saltan al abordaje desde La Esmeralda al buque de guerra peruano Huáscar. Fueron aniquilados y la Esmeralda se hundió desapareciendo bajo el mar con la bandera en lo alto. Esta derrota, amplificada por los medios de comunicación de la época, sirvió para impulsar el sentimiento patriótico en la población chilena, impulso que se aprovechó para aumentar el esfuerzo bélico.

iquique
Las tumbas de los héroes de La Esmeralda, antes de ser trasladadas a Valparaíso en 1888. El obelisco que no falte. (Google images)

Podemos entender entonces que una victoria militar no es lo que resulta realmente heroico, o al menos, al poder no es lo que le interesa resaltar. Si Arturo Prat y sus hombres fueron elevados a los altares de la Gloria, fue por su sacrificio sangriento y patriótico (y absurdo). La gloria de las naciones se riega con la sangre de sus hijos, que perecen para beneficio de aquellos que, sentados en sus despachos, negocian con la vida de los demás.

Chile 2008 (446)
Monumento a los héroes de Iquique (Valparaíso, 2008).

Por supuesto, Agustín Edwards tenía intereses económicos en la Guerra del Pacífico, incluso su participación fue clave en el desencadenamiento de las hostilidades entre las naciones. Ahí fue donde la familia Edwards comprendió la influencia de la prensa a la hora de crear estados de opinión favorables a sus negocios y poco después se hicieron con el control de El Mercurio de Valparaíso.

Las consecuencias de aquella Guerra del Pacífico aún son presentes. Este tipo de monumentos sirven para exaltar ese patriotismo de pacotilla que logra alinear a la opinión pública chilena en contra de devolver a Bolivia una salida soberana al mar (perdida en esa guerra), mientras mira hacia otro lado ante la entrega de las riquezas naturales del país (recursos marítimos, mineros y forestales) a opacas entidades extranjeras.

Licancabur
Los volcanes Licancabur y Juriques, en la frontera de Chile y Bolivia. A ellos nadie les preguntó y además, les importa un pico la weá, ctm. (Desierto de Atacama, 2008)

Lo poco verdaderamente patriótico que se ha hecho en Chile en 200 años desde la Declaración de Independencia de 1818 fue la nacionalización del cobre llevada a cabo por el presidente Allende en 1971. Las empresas mineras Anaconda y Kennecott acabaron debiendo cantidades millonarias al Estado chileno debido al exceso de utilidades conseguidas durante décadas de expolio. Rothschild (entre 1895 y 1899) y Rockefeller (a partir de 1899) tuvieron control de la compañía Anaconda, mientras Kennecott pertenecía a los Guggenheim. La nacionalización del cobre precipitó los acontecimientos que sepultaron a aquel Gobierno.

 

EL SOL DEL SABER

Y hablando de patriotismo de masas. El lugar preferido para este tipo de manifestaciones en Chile es la Plaza Italia de Santiago (oficialmente Plaza Baquedano).

Plaza Baquedano - Italia
La plaza tiene un peculiar diseño en forma de ojo. A la derecha se ve la sombra del obelisco.

Hablemos del sol y tomemos como punto de partida el obelisco situado cerca de la Plaza Italia. Este obelisco en memoria del presidente Balmaceda (otro apellido vasco) proyecta su sombra al amanecer hacia la estatua del General Baquedano (héroe de la Guerra del Pacífico de ascendencia vasca, mediocre estratega y represor sanguinario de alzamientos indígenas) en dos fechas: alrededor del 11 de agosto y el 1 de mayo.

1 de mayo

 

Alineamiento
Google Earth nos permite simular el movimiento del sol en cualquier día. Esta es la simulación para el 1 de mayo.

El 1 de mayo es una fecha con muchas connotaciones:

  • Tras la noche de Walpurgis, viene el 1 de mayo, día en el que los paganos europeos celebraban Beltane.
  • Weishaupt creó a sus Illuminati de Baviera un 1 de mayo de 1776.
  • Los sindicatos estadounidenses de inspiración masónica eligieron unánimemente un 1 de mayo de 1886 para establecer la jornada laboral de 8 horas.
  • Todos los hechos anteriores ocurrieron en el hemisferio norte y solarmente hablando, el 1 de mayo es diferente en Chile y en el hemisferio sur. Aproximadamente en esa fecha, los incas celebraban el Aymuray Killa, la fiesta de la cosecha del maíz y del nuevo año agrario.

Y resulta evidente que el lugar favorito para las celebraciones patrióticas chilenas es esta Plaza Italia, ahí se celebran los éxitos de la selección chilena de fútbol, el rescate de los 33 mineros, protestas… Y también es la frontera no declarada que divide a los barrios ricos de los pobres. La plaza, en forma de enorme ojo, vigila para que este orden no se altere.

plaza Italia
Gol en el campo, paz en la tierra. (Google images)

¿Y por qué no alargar la línea que marca el sol ese amanecer del 1 de mayo? Desde el obelisco, pasando por la estatua de Baquedano y por el cerro Santa Lucía (lugar de gran importancia), llegaremos justo al frente del Palacio de La Moneda… el lugar donde murió el sueño de un mundo diferente un 11 de septiembre de 1973, exactamente 432 años después de la destrucción de Santiago a manos de los indómitos mapuches encabezados por el cacique Michimalonko. Aún hoy los mapuches defienden Wallmapu (territorio ancestral mapuche) resistiendo al Estado chileno, que les aplica leyes antiterroristas y hace uso de montajes y operaciones de “bandera falsa” para incriminarlos (Operación Huracán).

Santiago Line.jpg

Aquel 11 de septiembre de 1973, desde un edificio al otro lado del río Mapocho con vistas a Plaza Italia y el obelisco, mi madre vivía esas horas con gran angustia. Los militares apostados en la misma Plaza Italia, apuntaban hacia el edificio y ráfagas de metralleta impactaban en la fachada. Ese edificio era la sede de la Editorial Quimantú, que vendía libros a bajo precio para hacer accesible la cultura a las clases más desfavorecidas. Gracias a esta editorial creada por el gobierno de Allende, los trabajadores leían libros en sus trayectos hacia sus centros laborales. Antes de ser comprada por el gobierno, la editorial se llamaba Zig-Zag, y había sido creada en 1905 por… Agustín Edwards Mac-Clure. Quimantú fue ocupada, los libros quemados… Quimantú significa “sol del saber” en mapudungún (idioma de los mapuches), y los militares buscaron la purificación ideológica y la destrucción del conocimiento a través del fuego. Un pueblo ignorante es un pueblo desarmado y ni siquiera hacen falta tanques para someterlo.

quema de libros.jpg
Por la razón o la fuerza, lema de la República de Chile. La barbarie contra la cultura: quema de libros en las calles de Santiago. (Google images)

 ⊕⊗⊕

 

¿UNA CIUDAD SOLSTICIAL?

El sol jugó un rol importante en la ubicación de la ciudad hoy conocida como Santiago de Chile. La zona era un lugar con importante interés ceremonial desde la época prehispánica, el imperio inca habría tenido ahí su centro administrativo más austral. El conquistador Pedro de Valdivia fundó Santiago (en realidad tomó posesión de una ciudad que ya existía) situando la Plaza de Armas en un lugar muy concreto. El trazado de la ciudad lo realizó el alarife Pedro de Gamboa, de origen vasco, partiendo del centro de la Plaza de Armas.

Fundacion  de Santiago.jpg
Pedro de Valdivia en el cerro Huelén (o quizás realmente se llamaba Huentén), al que bautizó como cerro Santa Lucía. (Google images)

La elección del lugar para construir la Plaza de Armas no fue casual. El primer rayo de sol del solsticio de verano austral (21 de diciembre) une el cerro El Abanico con el cerro Santa Lucía y con el centro de la Plaza de Armas.

Solsticio

Solsticio de verano Santiago.jpg
Primeros rayos de sol del solsticio de verano austral.

Y no sólo eso, mirando desde la Plaza de Armas a la madrugada del solsticio de invierno austral (21 de junio), el sol sale entre el cerro El Plomo y el cerro San Cristóbal. Todo esto no fue un descubrimiento de Valdivia, ni de Gamboa. Ese punto era conocido desde hace mucho tiempo atrás, quizás desde antes de los incas. El Tambo Mayor que estaba frente a la plaza existente que posteriormente fue la Plaza de Armas y que ya entonces era el centro de la ciudadela incaica, y los cerros Santa Lucía y El Plomo, eran lugares muy importantes para los incas, tal como atestiguan los restos encontrados. El trazado de la ciudad une al sol, las montañas y a los habitantes en una sutil interacción.

Solsticio invierno Santiago.jpg
Los edificios impiden la visión de estos fenómenos a pie de calle hoy en día.

Chile 2008 (72).jpg
“La sensación de vivir en un campo de concentración planetario tiene su máxima realidad en la metrópoli”. (Santiago, desde el cerro San Cristóbal, 2008)

Meli Witran Mapu
Meli Witran Mapu, una representación del conocimiento ancestral mapuche, mucho más profundo de lo que muchos quisieran admitir. Sus similitudes con otras cosmovisiones tradicionales de otros lugares del mundo nos dan pistas del origen común y maravilloso de la manifestación humana. No sería de extrañar que la ubicación solar de Santiago precediese a los incas y hubiese sido obra de los mapuches. (Google images)

 

Como conclusión, dejo una pequeña reflexión completamente subjetiva y retrospectiva acerca de las sensaciones que tuve cuando visité la tierra en la que nacieron mis padres.

  • Chile, año 2008: encontré un país completamente sometido al sistema económico ultra-neoliberal diseñado por Milton Friedman y sus Chicago Boys; el partido de Allende se había reconvertido en una caricatura socialdemócrata y colaboracionista de la sinarquía financiera internacional, siguiendo la estela de sus pares europeos; observé diferencias sociales extremas, racismo, consumismo histérico, una cultura local arrasada por Hollywood y MTV…
  • El mundo, año 2018: lo observado en Chile se ha conseguido trasladar punto por punto a todos los rincones del ancho mundo. Las recetas de Milton Friedman y sus Chicago Boys han sido globalizadas. Los partidos políticos antaño anti-sistema, todos salvo alguna honrosa y acorralada excepción, se han reconvertido en caricaturas reformistas socialdemócratas.
  • Quizás nada de esto se hubiese podido lograr sin el derrocamiento violento del gobierno de Salvador Allende, ya que las recetas friedmanianas en aquella época no se podrían haber implementado por un gobierno democrático (cualquiera que hubiese sido su tendencia política) en un espacio de tiempo tan corto en ningún país del mundo. Ahora ya el camino está pavimentado.
  • Por si todo esto fuera poco, las operaciones Gladio y Cóndor han despertado de su aparente hibernación en Europa y en América Latina. Toda amenaza a este sistema impuesto ha de ser erradicada mediante cualesquiera los medios.

 

҉

 

Y no me iba a ir sin mencionar a nuestros viejos “amigos” de la casa Rothschild, que habían desaparecido de la historia de Chile antes del siglo XX (aparentemente). Podemos comprobar que su influencia sobre el gobierno chileno se mantuvo incluso tras la matanza de la Escuela de Santa María de Iquique, en la que el “glorioso” ejército chileno masacró a los huelguistas de las salitreras junto con sus familiares un 21 de diciembre de 1907 (solsticio de verano en el hemisferio sur). Los obreros bolivianos, peruanos y argentinos, ante la petición de sus propios cónsules de que abandonasen a sus compañeros de huelga chilenos, exclamaron con solidaridad internacionalista: “¡Con los chilenos vinimos, con los chilenos morimos!” Entre 2.200 y 3.600 personas asesinaron los militares chilenos aquel día. Siempre les gustó hacer la guerra a gente desarmada.

Iquique.jpg
Extracto del libro “A cien años de la masacre de Santa María de Iquique”.

 

Todo esto suena familiar. En 1873, un consorcio financiero germano-inglés (entre ellos figuraban los Rothschild) se hizo con los yacimientos de cobre de Riotinto en Huelva (España). Nacía la todopoderosa Rio Tinto Company Limited. Las horribles condiciones laborales (aparte de las jornadas interminables y sueldos miserables, se quemaba el mineral al aire libre con la consiguiente alta mortandad debido a la contaminación) llevaron a los trabajadores a manifestarse a favor de sus derechos. El 4 de febrero de 1888, se produjo otra carga de otro “valeroso” ejército (español en esta ocasión).  Los soldados abrieron fuego sin mediar provocación, avanzando con bayoneta en mano y provocando la muerte de decenas (o cientos, no se sabe con certeza) de mineros, agricultores y ganaderos, en la primera manifestación ecologista de la historia. Días después, debido el escándalo un Real Decreto prohibió la calcinación del mineral al aire libre… por poco tiempo. Para 1888 la familia Rothschild ya se había hecho con el control de las acciones de Rio Tinto, y debido a sus presiones al máximo nivel el gobierno acabó derogando el Real Decreto en 1890, justificando la medida mediante informes falsos fabricados por miembros de la Real Academia de Medicina, sobornados por la compañía minera. Diplomacia le llaman. Se siguió contaminando hasta 1907. Por supuesto, en Gran Bretaña este procedimiento estaba prohibido.

teleras
Teleras de calcinación en Riotinto, año 1904. (Google images)

Volviendo a Chile, cabría destacar que María Edwards Mac-Clure, hermana de Agustín Edwards Mac-Clure, trabajó como voluntaria en el Hospital Rothschild de París, donde se dice que salvó la vida de unos 60 niños judíos de las garras de la Gestapo. La implicación de la familia Rothschild con el 11 de septiembre chileno es poco demostrable, pero sin duda colaboraron en el ahogamiento económico y financiero del Gobierno de Allende. La rama inglesa de los Rothschild está presente en Chile desde finales de los años 70, asociados con la familia Matte (vaya, ¿antes no he mencionado a algun masónico miembro de esta familia?). Asesoran financieramente a Antofagasta PLC (conglomerado que opera en minería y ferrocarriles), a Codelco (empresa minera estatal chilena), a Rio Tinto (grupo británico dueño de la Minera Escondida y dispuesto a hacerse con el gigante chileno del litio SQM)… Los proyectos de minería y perforación siempre han sido uno de sus puntos fuertes.

Y la rama francesa… dejemos que se exprese Eduardo Ruiz-Moreno, Director de Edmond de Rothschild Asset Management para América Latina y España, quien escribía en octubre de 2013 las siguientes palabras en el diario El Mercurio (¿dónde si no?), refiriéndose a la elección presidencial:

 
Nada nuevo bajo el sol

erm

Hay discusiones que generan pasiones y nos mantienen casi siempre en bandos separados, pero hay realidades que van más allá de las discusiones apasionadas y que se constatan día a día. Uno de estos debates tiene que ver con el modelo de mercado. Ahí están los que quieren más libertades y, ciertamente, los que desean mayor presencia del Estado. Pero la realidad pura y dura es que la gran mayoría de los chilenos ha optado hace ya largo tiempo por las libertades individuales. El modelo de mercado está impreso en el espíritu nacional y es envidiado por muchos dentro de la región, e incluso más allá de nuestro continente. ¿Por qué, entonces, buscar cambiarlo todo? Mi impresión es que solamente se trata de un eslogan en momentos electorales.

Este dardo intervencionista no iba dirigido ni a la candidata Bachelet (Partido Socialista, centro-izquierda o derecha camuflada) ni a la candidata Matthei (UDI, derecha). No hay más que indagar en los slogans de campaña de aquellos comicios. Y eso que el tercer candidato en cuestión no es que fuese precisamente un revolucionario rupturista. Los resultados, evidentemente, no quitaron el sueño a Rothschild, ya que ganó Bachelet aquella vez. La victoria del ridículo millonario Sebastián Piñera Echenique en las elecciones del 2017 también le habrá resultado sumamente satisfactoria.

Desde hace unos años la rama francesa de los Rothschild ha ido extendiendo sus intereses en la zona. El Barón Éric de Rothschild posee la bodega Los Vascos (apropiado nombre) desde 1988. Los dueños de la bodega Concha y Toro sellaron un acuerdo con la Baronesa Philippine de Rothschild (dueña de Château Mouton) para producir el vino Almaviva en 1997. Ella misma creó la bodega Escudo Rojo en 1999, actualmente administrada por su hijo el Barón Philippe Sereys de Rothschild. Porque por si no lo saben, el vino tiene una importancia muy interesante en este juego de poder.

Rothschild wines
In vino veritas. Vaya, la sabiduría mapuche está plasmada en una de las botellas.

valpo
Bajo la estatua de Mercurio en Valparaíso, entre dos leones vemos un escudo que contiene 5 flechas rectas y 6 rayos en su parte superior. ¿Dónde he visto antes 5 flechas? (Valparaíso, 2008)

Α⋅Ω

 

 

Este capítulo va dedicado a todos aquellos que perdieron algo en la Batalla de Chile, en especial a mis padres. Muchos fueron quienes perdieron sus hogares, sus familias, sus sueños y proyectos, algunos incluso sus vidas. Pero no se debe olvidar que la derrota material, a pesar de ser dolorosa, es inferior a la derrota moral. No renegar de las ideas propias es la victoria más importante.

Además, siempre habrá jóvenes dispuestos a tomar el relevo y seguir luchando por un mundo mejor.

Chile 2008 (437).jpg
Con el volcán Osorno a mis pequeñas espaldas. Todavía no habían llegado a la zona soldados israelíes de las IDF camuflados de turistas mochileros… (En algún lugar del lago Llanquihue, 1990)

 

 

Continuará…

VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (4)

TURISTEANDO POR PÉRIGORD

Nunca fue mi intención convertir estos artículos en una guía de viaje, pero este capítulo tomará esa forma, ya que así es como sucedieron las cosas más o menos. Como excepción, creo que será interesante trabajar por esta vez con información que tengo fresca en la memoria, en lugar de tirar de los archivos que tengo desperdigados por ahí.

Hasta en los rincones más insospechados encontraremos referencias a los temas que estoy tratando en esta serie. No se puede huir tan fácilmente de los estímulos que hemos ido describiendo, a no ser que viajemos a tierras salvajes. Vayamos pues, a tierras habitadas desde la prehistoria, con abundantes vestigios de las más tempranas etapas de la humanidad. Acerquémonos a la provincia de Périgord, al suroeste de Francia.

Nuestra primera parada es Périgueux, capital del departamento de Dordoña, y como quien no quiere la cosa, el primer edificio que llama mi atención, casi nada más comenzar a callejear es… el templo masónico de Périgueux.

IMG_1139.jpg
Desde lejos llama la atención. (Périgueux, 2017)

Acerquémonos a mirar la fachada. Las esculturas masónicas fueron destruidas a principios de 1941 por orden del Régimen de Vichy (gobierno francés colaboracionista con los nazis) y reconstruidas en 1975.

IMG_6655.JPG
Poco secretismo aquí, es la Logia Masónica del Gran Oriente, inaugurada en 1869. (Périgueux, 2017)

IMG_6657
La fachada presenta estrellas de cinco puntas, la “G” del Gran Arquitecto del Universo, rosas… y una curiosa inscripción hebraica en el triángulo del frontispicio: el Tetragrammaton (יהוה). (Périgueux, 2017)

Nunca han sido los masones precisamente del todo discretos, si exceptuamos las épocas en las que fueron perseguidos, lo que chocaría con su pretendido secretismo y reserva. Les gusta demostrar que son masones, cuando mueren o cuando se retratan. Les gusta señalar sus sedes. Les gusta dejar constancia de su obra, que se sepa que ellos fueron los artífices de ciertos eventos. Su “pecado” es la vanidad, y esa vanidad les hace más débiles y manipulables frente a otros grupos mucho más discretos. Cuando lleguemos al final de este capítulo, habrán comprendido ustedes el verdadero significado de la palabra “discreción”.

IMG_6660.JPG
No es muy discreto que digamos ¿no? (Périgueux, 2017)

Llegamos a Sarlat-la-Canéda, bonita ciudad medieval del Périgord Noir, invadida por turistas como nosotros. Las fachadas de las edificaciones francesas están llenas de ornamentación, figuras y estatuas que nos observan, como estos monstruos cornudos, las cariátides y los rostros angustiosos de la fotografía inferior.

IMG_6686.JPG
 Los perturbadores monstruitos. (Sarlat, 2017)

Por ahí vemos una tienda de flores, en este caso el dios Mercurio en lugar de caduceo lleva unas flores en la mano.

interflora
El mensajero romano de los dioses, emblema de esta empresa de flores desde 1914.

Paseamos por las callejuelas llenas de gente, restaurantes y tiendas de souvenirs, y llegamos al ayuntamiento de la ciudad. Observamos la fachada, con unos curiosos diseños geométricos como adorno.

IMG_6695.JPG

IMG_6696.JPG
Una swastika, uno de los símbolos más antiguos de la humanidad y el más vilipendiado hoy en día, en la fachada del ayuntamiento. (Sarlat, 2017)

Toda ciudad o pueblo en Francia tiene su monumento memorial a los muertos en las Guerras Mundiales. El monumento a los héroes y mártires de Sarlat en la Segunda Guerra Mundial tiene una peculiar figura en su frontispicio.

IMG_6705.JPG

IMG_6706.JPG
¿Un perro-dragón flamígero con una flecha en la boca? No había visto ninguno antes. (Sarlat, 2017)

Lo cierto es que la mayoría de los memoriales de esta zona presentan la curiosa particularidad de tener la forma de obeliscos. No todos, pero en un porcentaje alto, según pude comprobar.

memo.jpg
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Autoire, Limeuil, Rocamadour, Saint-Cyprien, Lalinde, La Roque-Gageac. (2017)

Más allá de la simbología empleada, estos memoriales nos sirven para dimensionar la catástrofe provocada por las guerras. En cada memorial figuran los nombres de los muertos de cada localidad. Francia registró en la Primera Guerra Mundial alrededor de 1´4 millones de soldados muertos y alrededor de medio millón de civiles fallecidos. Los heridos alcanzaron la espeluznante cifra de 5 millones. Mientras los poilus derramaban su sangre por Francia, los mariscales y generales jugaban con sus vidas como si piezas de ajedrez se trataran. Son estos últimos los que se llevaron la gloria poniendo sus nombres a avenidas y estatuas: Joffré, Foch… al mariscal Pétain no se le guardan tales honores por colaborar con los nazis.

vlcsnap-2015-07-26-00h00m57s767.png
Quien mejor retrató la Primera Guerra Mundial fue, como no, Stanley Kubrick en su filme “Paths of Glory” (1957). Por supuesto, no se pudo proyectar en Francia hasta casi 20 años después. En España Franco también la censuró. Véanla y sabrán por qué. Por cierto, este fotograma trae reminscencias a la crucifixión. (Google images)

Toda la zona del Périgord está llena de castillos y fortalezas medievales que atestiguan las centenarias luchas de territorio y poder. Muchos caballeros partieron de estas tierras para luchar en las Cruzadas, como por ejemplo Adhémar de Beynac. La vieja obsesión por Tierra Santa, que todavía a día de hoy explica gran cantidad de conflictos bélicos actuales. Está ocurriendo.

Beynac templario.jpg
La cruz patada usada por los caballeros templarios, subiendo hacia el castillo de Beynac (Beynac, 2017)

La Historia de Europa (y del mundo) puede ser descrita como un derramamiento continuo de sangre. La guerra y el asesinato son la manifestación de unas luchas por el poder que nunca parecen acabar. Y como bien dijo el poeta Paul Valéry: “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen para provecho de gentes que sí se conocen pero no se masacran”.

IMG_6808
Vista del castillo de Beynac desde el castillo Castelnaud, con una réplica de un arma de asedio medieval en primer plano. Ambos castillos estuvieron enfrentados en numerosas ocasiones a lo largo de los siglos. (Castelnaud, 2017)

Aunque parezcan lugares de paz y recogimiento espiritual, las iglesias simbolizan la presencia continua y vigilante de Roma. Estas tierras han visto la persecución y exterminio de los cátaros, guerras civiles entre católicos y protestantes, luchas a muerte entre católicos y hugonotes, persecuciones de brujas… Todo ello usando a Dios como excusa. El resultado, el de siempre: el sacrificio humano y el derramamiento de sangre.

IMG_6881.jpg
El papa de Roma todo lo ve en sus dominios, o eso intenta. (L’église Saint-Jean-Baptiste, Loubressac, 2017)

Visitamos el bonito pueblo de Domme, lugar donde estuvieron encarcelados los caballeros templarios tras la orden de arresto del rey Philippe IV.

IMG_1177.JPG
En la torre de la derecha estuvieron encarcelados los templarios a partir de 1307. (Domme, 2017)

Por supuesto que el proceso contra los templarios fue un proceso puramente político y económico disfrazado de proceso religioso. Eran demasiado poderosos a ojos del rey de Francia y el papa Clément V (un simple títere del rey).

IMG_6773.JPG
Supuestas inscripciones de los templarios encarcelados. No parece haber ningún tipo de manifestación herética en estas marcas… la tortura se sigue ejerciendo hoy en día con idénticos resultados autoinculpatorios. ¿Les suena la “Guerra contra el terrorismo”? (Domme, 2017)

Por otra parte, la abundancia de signos católicos en la zona del Périgord, nos lleva a reflexionar. Por ejemplo, en la figura de la feminidad, en este caso la Virgen María.

mary.jpg
Era importante para los artistas modelar a la Virgen con los brazos abiertos y con el manto. ¿Por qué? Tanto hablar de obeliscos y pensar en penes, pues esto es lo mismo: es la simbolización de la feminidad, la vulva. (2017)

La Iglesia Católica nunca pudo erradicar del todo el culto a la Madre Tierra, el principio femenino primordial, el símbolo de la matriz que dio realidad corpórea a la creación. Por eso, hábilmente, disfrazó a las antiguas deidades femeninas de origen pagano, y se las apropió para su labor evangélica. Y eso que el Antiguo Testamento es muy claro respecto a la prohibición de adorar imágenes y esculturas (léase Éxodo 20 y Deuteronomio 5). Es bien sabido que saltarse sus propias normas siempre fue una especialidad de la Santa Iglesia Católica. Las Vírgenes Negras, originalmente deidades femeninas de la fertilidad, son un ejemplo de este proceder de suplantación de cultos.

IMG_6937
La Virgen Negra de Rocamadour. (Rocamadour, 2017)

IMG_6923.JPG
Rocamadour. Toda la historia de San Amador parece más una leyenda para atraer peregrinos que un hecho histórico. Se dice que fue un sirviente de María, madre de Jesús y que fue testigo del martirio de San Pablo. “Marketing” medieval. Las vistas al menos merecen la pena… (Rocamadour, 2017)

Y ya que estamos ¿No es acaso el anagrama de Ave María (AVM) una especie de simbolización de una vulva? También lo es el triángulo realizado con las manos por algunas feministas hoy en día. Por cierto ¿no le encuentran cierta similitud al AVM y a la escuadra y compás masónicos?

IMG_6679
Cruces patadas, un elefante soportando una torre y el anagrama AVM. (Périgueux, 2017)

Y por todas partes encontraremos figuras de Jesús crucificado. El Sol Invictus disfrazado de hombre, por obra y gracia del Emperador romano Constantino I.

domme.JPG
“Chemtrails in the air, everywhere I look around…” (Domme, 2017)

Tras un día entero recorriendo estos interesantes lugares, volvemos al hotel, y haciendo zapping llegamos a TV5, que está ofreciendo la ópera Aïda de Verdi en el escenario del histórico teatro romano de Orange. Nos encanta la ópera así que dejamos en paz el mando a distancia. La ópera está ambientada en una época no especificada del Imperio Antiguo de Egipto, pero repentinamente, ¡en la pantalla aparecen unos soldados franceses bailando! Bien, es habitual que los directores de escena contemporáneos pretendan darse importancia “modernizando” los libretos o haciendo cambios más o menos afortunados. Sin embargo, la erección del obelisco de Luxor en la Place de la Concorde en París durante la Marcha Triunfal, es una elección un poco extraña, como poco… Parece ser que el director de escena Paul-Emile Fourny quiso testimoniar el interés por la egiptología y los orientalismos en la época en la que se escribió la ópera Aïda, a finales del siglo XIX. Una especie de crítica a los fundamentos “civilizadores” del colonialismo y su codicia saqueadora que acabó llenando los museos occidentales. Cuando menos, el resultado artístico es cuestionable.

Aida Obelisk composition.jpg
La bandera del último fotograma, cuando la ópera vuelve al libreto original, podría haber incluido un ojo de Horus mejor dibujado. (2017)

La pasión francesa por la cultura egipcia data de la campaña militar de Napoleón por tierras de Egipto (1798-1801). Napoleón se llevó, aparte de 38.000 soldados, a más de un centenar de científicos de distintas disciplinas, con el fin de estudiar aquel misterioso país. De hecho, encontraron la clave para descifrar los jeroglíficos en la famosa piedra Rosetta. Los intentos anteriores en la comprensión de los jeroglíficos egipcios, como los del jesuita Athanasius Kircher, habían resultado poco satisfactorios. Por cierto, la piedra Rosetta acabó en manos británicas tras la derrota de las fuerzas francesas en Alejandría en 1801, tal era la importancia que se le daba a este asunto en concreto. Hoy en día se expone en el British Museum.

jean-lc3a9on_gc3a9rc3b4me_003
Napoleón frente a la Gran Esfinge. (Google images)

Conocida es la leyenda según la cual Bonaparte pernoctó en la Gran Pirámide de Keops, emulando a Julio César y a Alejandro Magno. Cuando salió de la edificación, visiblemente alterado, fue consultado acerca de lo ocurrido y su respuesta fue: “Aunque lo contara no os lo ibais a creer”. Quizás sea sólo una leyenda. Lo único cierto es que la campaña no fue lo que se dice un éxito militar, las tropas de Napoleón fueron derrotadas, sufrieron importantes bajas y tuvieron que huir de Egipto. A pesar del incontestable fracaso de la campaña, la implacable carrera política del corso despegó fulgurantemente en los meses siguientes, pasando de general del ejército a Primer Cónsul de la República, la persona más poderosa de Francia.

flight-for-egypt.jpg
Ilustración satírica británica de Napoleón huyendo de Egipto. De alguna manera, estaba desertando de su puesto, dejando al general Kléber al mando del ejército sin avisarle de su regreso clandestino a Francia. (Google images)

En todo caso, la inclusión de la imaginería egipcia en la masonería precede a esta campaña militar en unos 50 años como mínimo. El inefable Cagliostro (cercano al Gran Maestre de la Soberana Orden Militar de Malta y enemigo implacable de los jesuitas, Manuel Pinto da Fonseca) ya había dado impulso a estas ideas, sacándose de la manga el Rito de Misraïm en 1784.

cagliostro.jpg
El intrigante charlatán Cagliostro estuvo implicado en la estafa conocida como el “Asunto del collar” de 1785, un complot que hundió la reputación de la reina Marie Antoinette y de rebote la de Louis XVI. De alguna manera, este hecho allanó el camino al guillotinamiento de ambos 4 años después. (Google images)

¿Quizás fue impulsada la campaña egipcia de Napoleón por esta curiosa obsesión de ciertas corrientes masónicas? Los historiadores no se ponen de acuerdo a la hora de exponer las razones que impulsaron la desastrosa aventura napoleónica en Egipto. El único resultado claro de esa masacre (otra más para la Historia) es que la egiptología nació entonces.

Como pueden comprobar, no hay tiempo para aburrirse en estos hermosos parajes franceses. Pero necesitamos más acción y nos acercaremos a Bordeaux, tierra de vinos e interesantes monumentos. Nos despedimos pues del Périgord, quizás hasta otra, nunca se sabe.

Carennac.JPG
Una curiosa inscripción sobre la clave del arco de una puerta. (Carennac, 2017)

 

PARADA EN SAINT-ÉMILION

Antes de llegar a Bordeaux, es obligatorio hacer una parada en Saint-Émilion, aunque sea para pasear admirando los extensos viñedos o comprar alguna botella de su famoso vino. Algo llama mi atención nada más comenzar el paseo, un símbolo metálico a la entrada de una edificación: el símbolo de los notarios franceses. Como siempre, mi mente empieza a divagar. ¿Es esta figura la Libertad o es Marianne encarnando a la República? Lo cierto es que la corona que porta es la misma que portaba el dios griego Helios y posteriormente el dios romano Apolo. Si lo pensamos detenidamente, la estatua de la Libertad bien podría ser un hombre travestido, ya que los atributos solares tradicionalmente siempre se han identificado con principios masculinos, como ya hemos visto.

Saint Emilion.JPG
Marianne, ¿o Mariano con ropa de mujer? (Saint-Émilion, 2017)

Por lo demás Saint-Émilion también fue un importante centro de peregrinación, con su fantástica iglesia monolítica cavada en la roca. La idea de esta construcción fue traída desde Tierra Santa por el caballero cruzado Pierre de Castillon, probablemente tras haber visitado la Capadocia turca. Se supone que se aprovechaba la luz solar para crear algún tipo de efecto óptico en los peregrinos, pero hoy en día hay un hotel de lujo sobre el óculo superior de las catacumbas, así que es difícil saber cómo debió ser este efecto. Este óculo está decorado con extrañas figuras antropomórficas.

oculus.jpg
La guía nos pidió no sacar fotos en las catacumbas y en la iglesia, ya que estas son de propiedad privada. Respetamos las normas, así que he encontrado esta foto en internet para ilustrar el óculo. (Google images)

Si el milagrero santo Émilion existió o no, carece de importancia, la gente lo creía y con eso bastó para crear una realidad. Y esta realidad no era otra que los peregrinos acudían en masa a este poblado en busca de milagros, haciendo florecer la economía de la región (y de la iglesia católica y de los fabricantes de reliquias también).

St Emiliown
Bajo el enorme peso del campanario se encuentra la iglesia monolítica más grande de Europa. (Saint-Émilion, 2017)

Bien, se hace tarde y hay que proseguir la ruta hacia Bordeaux, así que nos dirigimos paseando hacia el coche que habíamos aparcado a las afueras, cuando vemos una figura emerger tras un muro…

IMG_7047.JPG
“Qué aguja más extraña…” (Saint-Émilion, 2017)

¿Pero qué hace esto ahí? ¿De quién es esta propiedad? Intento buscar algún ángulo desde el que poder mirar mejor el monumento. No es un memorial de la Grand Guerre… No sé exactamente por qué, pero los obeliscos tan puntiagudos me provocan una sensación extraña. Diría que los obeliscos egipcios originales no eran tan puntiagudos…

La Gaffelière.JPG
“Ils son partout!” (Saint-Émilion, 2017)

Estos son terrenos de las bodegas Château La Gaffelière, cuyos vinos son clasificados como “Premier grand cru classé B” según la clasificación de vinos de Saint-Émilion, o lo que es lo mismo: que cada botella cuesta un ojo de la cara. A partir de 560 € la botella según una búsqueda rápida en internet. Imáginense un “classé A”.

Que los propietarios de este tipo de bodegas son gente peculiar no es ninguna novedad. Hablamos de gente que es millonaria desde hace muchas generaciones, como los propietarios de La Gaffelière, la familia Malet-Roquefort.

leo
El conde Leo Malet-Roquefort, actual propietario de La Gaffelière, a bordo de su Bugatti Type 35. Aquí parece Pierre Nodoyuna. (Google images)

No se pierde nada mirando el obelisco de La Gaffelière desde satélite, a ver qué vemos, ya que a pie de calle no podemos hacernos a una idea de lo que hay ahí.

St emilion obelisque
Interesante… aunque por desgracia no puedo sacar grandes conclusiones.

Basta de cháchara, Bordeaux nos espera.

 

BORDEAUX, LA BELLE ENDORMIE

Comenzamos esta visita a Bordeaux y la iremos mostrando tal como la sentimos, como un bombardeo continuo de estímulos. A esta ciudad se la conoce como “La Bella Durmiente”, al parecer por la tranquilidad que respiraba en el pasado. Esta Bella parece haber despertado, ya que el turismo ha hecho que las calles están llenas de vida hoy en día, se han limpiado las fachadas antaño ennegrecidas por la contaminación y se ha potenciado el uso del transporte público mediante la creación de aparcamientos disuasorios a las afueras.

Cruzamos el río Garonne por el Pont de Pierre desde la Place de Stalingrad y admiramos la ciudad antes de entrar en ella.

IMG_7199
El Pont de Pierre sobre el Garonne. (Bordeaux, 2017)

En las bases de las farolas del puente encontramos el logotipo de la ciudad, tres lunas crecientes entrelazadas. Su aparición data de mediados del siglo XVII y se origina a partir del emblema del Port de la Lune (así llamado por la forma del amplio meandro que describe el río Garonne a su paso por la ciudad).

tres lunas crecientes entrelazadas, que representa el camino que sigue el río Garona por el centro de la ciudad.JPG
Al principio pensé que era una señal de riesgo biológico. Olviden relacionar el símbolo con la Wicca, eso es una invención moderna. (Bordeaux, 2017)

Y ahora, vamos a ir poniendo fotografías sin mayor orden, para de esta manera ir descubriendo la cara oculta de la ciudad.

IMG_7207.JPG
La cara oculta de Bordeaux. (Bordeaux, 2017)

IMG_7092
Swastikas en la puerta de la tienda de Hermès. (Bordeaux, 2017)

El escudo que se ve en el suelo de la tienda, contiene caduceos, por supuesto:

logo
El logo de la compañía. (Google images)

Y ya que hemos empezado con caduceos, vayamos a por más. Las fachadas de Bordeaux están llenas de rostros y figuras, y entre ellas encontraremos gran cantidad de representaciones de Hermes-Mercurio y su caduceo.

IMG_7073
Caduceo en el Banque de France, como no. (Bordeaux, 2017)

IMG_7089
El caduceo está semi-oculto, pero este es Mercurio metido en una tinaja y abrazado por niños. (Bordeaux, 2017)

IMG_7119
Caduceo y tridente. (Bordeaux, 2017)

IMG_7155
Caduceo bajo casco alado. (Bordeaux, 2017)

IMG_7159
No es Astérix afeitado. Es Mercurio. Su caduceo le delata. Por cierto, Astérix está basado en Mercurio y Obélix en los obeliscos… La sociedad francesa tiene muy interiorizados estos elementos. (Bordeaux, 2017)

IMG_7160
Este caduceo se ve más claro. En el hatillo parece que lleva monedas. (Bordeaux, 2017)

mairie.jpg
“Le Commerce et l’Industrie”, estatua femenina con caduceo en la fachada del Palais de Rohan, sede del ayuntamiento. ¿Es la diosa griega Iris? Iris portaba caduceo, pero no era diosa del comercio, era mensajera de los dioses. ¿Es entonces Mercurio sometido a un cambio de sexo? (Bordeaux, 2017)

Y hay más Mercurios por ahí, pero ahora detengámonos en el siguiente rostro.

IMG_7067.JPG
Un bigotudo con una escuadra y un compás en el pecho: un francmasón. (Bordeaux, 2017)

IMG_7122.JPG
Una columna truncada, una escuadra, un compás. Simbología masónica en La Galerie Bordelaise. También hay cornucopias en esta galería. (Bordeaux, 2017)

IMG_7157 copia.jpg
Escuadra y compás, con la “G” en medio. (Bordeaux, 2017)

IMG_7138.JPG
Una placa en el suelo señala el Camino de Santiago. Más que una concha de peregrino, parece una pirámide maya con el logotipo de las tres lunas crecientes. Sobre ella, una constelación de 5 estrellas invertidas de 5 puntas. El Camino de Santiago se identifica con la Vía Láctea, “lo que está arriba es como lo que está abajo”. (Bordeaux, 2017)

IMG_7133
La Porte Cailhau, los turistas disparando fotos desde un autobús con un ojo vigilante. Lo que es curioso es ver el logo del ojo en buses turísticos de ciudades distintas. ¿Falta de imaginación? Vemos que la Eglise Sainte Marie De La Bastide al fondo está bien alineada con la puerta. (Bordeaux, 2017)

IMG_7099.JPG
Graffitis “satánicos”. (Bordeaux, 2017)

IMG_7185
Aries. (Bordeaux, 2017)

IMG_7097
No es demasiado habitual ver rosetones de 5 lóbulos, esta es la fachada sur de la catedral Saint-André. (Bordeaux, 2017)

IMG_7105.JPG
La Virgen con los brazos extendidos y el manto. (Bordeaux, 2017)

IMG_7158.JPG
Otra réplica de la Estatua de la Libertad… ¿Cómo están ustedes tan seguros de que es una mujer? El manto lo disimula todo. (Bordeaux, 2017)

IMG_7164.JPG
Una avenida dedicada al mariscal Foch y una placa dorada de notario con Marianne-Helios-Apolo. Ya hemos hablado de ellos en el presente capítulo. (Bordeaux, 2017)

Ya es suficiente para que se hagan a una idea de todo lo que hay en Bordeaux. Ahora afinaremos un poco más. Vayamos al eje principal de la ciudad, la rue Sainte-Catherine, la calle peatonal más larga de Europa, con sus 1.250 metros de longitud.

LA RUE SAINTE-CATHERINE

La calle está orientada en un eje Norte-Sur, por lo que no buscaremos alineaciones solares con crepúsculos o amaneceres. Además, ya hemos resaltado las cualidades lunares de la ciudad. Este eje, en todo caso, se alinearía con la Estrella Polar.

Sin título-1

Empecemos por el Sur, en la Place de la Victoire. Por cierto, la guillotina se situó en este lugar entre 1807 y 1832. Miren qué interesante diseño matemático tiene el suelo de la plaza:

Sin título-2.jpg
Es curioso como las sombras del arco y el monumento central producen un extraño efecto en conjunción con el diseño de la esfera en 3D. Hacia mediodía la sombra del monumento central “penetraría” en el arco… ¡Sexy, eh! Pena no haberme dado cuenta de ello cuando estaba allá.

Volvamos a la tierra y admiremos el monumento central de la plaza. Obelisco le llaman, aunque no lo es. Es una curiosa columna helicoidal de mármol rosa de Languedoc de 16 metros de altura. Un homenaje a la vid y el vino, según se ve en sus bajorrelieves.

IMG_7109.JPG
Bien alineado con el siguiente monumento. (Bordeaux, 2017)

El siguiente monumento es la Porte d’Aquitaine, del siglo XVIII, inspirada en los antiguos arcos del triunfo.

IMG_7110.JPG

IMG_7118.JPG
Desde la rue Sainte-Catherine vemos la alineación monumental. El falo acecha para proyectar su sombra hacia la matriz que representa la feminidad. Un ritual de fertilidad ejecutado a diario. (Bordeaux, 2017)

Por lo demás, esta calle está siempre abarrotada de gente ávida de gastar dinero en las tiendas que están a ambos lados de toda la vía. Es, por así decirlo, la calle que simboliza el consumismo moderno.

IMG_7223.JPG
Las mismas tiendas, la misma gente, el mismo dinero (que acaba siempre en las mismas manos). (Bordeaux, 2017)

Llegados a cierto punto, comenzamos a notar presencia militar, hombres equipados con armas largas. Hay incluso una zona vallada.

IMG_7209.JPG
El cartel de la calle lo explica: aquí la calle se cruza con la Rue Grand Rabbin Joseph Cohen. (Bordeaux, 2017)

No están las cosas como para tonterías en Francia, hay brotes periódicos de antisemitismo que se acrecientan por momentos, por lo que se entiende la presencia militar en ciertas zonas.

IMG_7211.JPG
La Grande Synagogue de Bordeaux, de 1882, la primera de Francia en mostrar el Magen David en su fachada. En la pared de la derecha están inscritos los nombres de los judíos bordeleses asesinados durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de origen sefardí. (Bordeaux, 2017)

En una tienda de la rue Sainte-Catherine cercana a la sinagoga, veo en el mostrador una bandera palestina con la palabra Résistance y un flyer del cómico francés acusado de antisemitismo Dieudonné. O el dueño es un valiente, o un inconsciente, o no tiene nada que perder o simplemente es un agente doble del Mossad. Nos vamos. Cerca debe haber alguna sede de la secta jasídica Jabad-Lubavitch, o de la organización B’nai B’rith, ambas de origen ashkenazí. No se puede saber a ciencia cierta que estén. Estos no son como los ridículos masones, estos sí que conocen el significado de la palabra discreción. No verán ustedes grandes letreros ni símbolos en los edificios de sus sedes.

Bien, ya hemos recorrido los 1.250 metros de la Rue Sainte-Catherine, pero yo quiero alargar la línea sin desviarme. Unos 370 metros más adelante en línea recta, tras pasar frente al Grand Théâtre de Bordeaux, nos encontramos con otro curioso monumento.

IMG_7075.JPG
Le Monument aux Girondins. En memoria de los girondinos, revolucionarios asesinados por El Terror de Robespierre durante la Revolución francesa. (Bordeaux, 2017)

Sobre la columna, una figura femenina simboliza la Libertad, con una cadena rota en una mano, la hoja de palma en la otra y las alas. Es bastante más femenina que aquella otra que lleva la corona de Helios-Apolo. En la barandilla, 3 lunas crecientes doradas miran hacia arriba, separadas por 2 letras “G”. ¿De Girondins? Una vale, ¿pero la otra?

IMG_7076.JPG
La Libertad. (Bordeaux, 2017)

Interesantes estatuas de bronce adornan el monumento, los caballos fueron retirados por los nazis para fabricar armamento. Fueron restituidos en 1983. Entre las estatuas encontramos un niño con un caduceo.

IMG_7085.JPG
L’enfant Mercure. (Bordeaux, 2017)

Este monumento está alineado con dos columnas, creando un ángulo de 90º con el eje que hemos descrito antes. No sólo eso, este nuevo eje señala el centro de la luna creciente que dibuja el río Garonne. Nótese la forma de ojo sobre la que se asienta el monumento.

jach.jpg

IMG_7083.JPG
Las arquetípicas dos columnas, entrada a lugares sagrados: columnas de Hércules, Jachim y Boaz, las torres gemelas, el número 11… (Bordeaux, 2017)

Cada columna tiene su estatua. Una simboliza la navegación y la otra el comercio. ¿Cómo simbolizamos el comercio? Con Mercurio, cómo no.

IMG_7144.JPG
El caduceo y estrellas en los puntos cardinales del pilar. (Bordeaux, 2017)

IMG_7145.JPG
Por si hubiese dudas de la identidad de la figura. (Bordeaux, 2017)

IMG_7147.JPG
El comercio y la navegación. Caduceos y anclas. Hermes-Mercurio y Artemis-Diana. (Bordeaux, 2017)

Como hemos visto en la foto aérea, este conjuntado monumental está orientado en un eje Este-Oeste. Miremos pues, qué día sale el sol entre las dos columnas.

girondins.jpg
¿Qué les parece a ustedes la fecha 11 de septiembre? No veo relación con ningún hecho relevante en Francia, en todo caso.

girondins2.jpg
La puesta de sol, aunque no me parece significativa por la disposición de los monumentos, se alinearía el 6 de marzo. Tampoco veo ninguna relación con Francia.

Quizás estemos dando palos de ciego, no lo sé. Nos vamos a tomar algo al Cinéma Utopia. Entre la prensa disponible está Charlie Hebdo, el semanario satírico que sufrió un atentado que dejó 12 muertos en París en 2015. En portada aparece el dueño catarí del PSG y el futbolista Neymar.

IMG_7127.JPG
Charlie Hebdo. (Bordeaux, 2017)

Antes de los atentados, el semanario se hallaba en dificultades financieras, sólo se vendían unos 60.000 ejemplares semanales. Después de los horribles asesinatos, las ventas superaron los 7 millones de ejemplares y las ganancias superaron los 40 millones de euros. Tras el ataque el equipo de Charlie Hebdo se mudó a la redacción del diario de “izquierdas” Libération. Poco tiempo después, la revista económica holandesa Quote reveló que la banca Rothschild se había hecho con el diario Libération antes de los ataques. Esto decía un Rothschild (concretamente el barón Philippe, nieto de otro del mismo nombre del que hablaremos después) en la entrevista, realizada antes del ataque aunque publicada después, comentando la compra del diario: “Ha habido bastante discusión acerca de la adquisición de Libération por parte de mi tío Edouard barón de Rothschild. Algunos miembros de la familia querían bloquear la adquisición, porque el medio nos hubiera convertido en un poder político. Cosa que queríamos evitar a toda costa. No tenemos interés en la política, no al menos de cara al mundo exterior. Al final, las críticas dentro de nuestra familia fueron anuladas”.

¿Iban los Rothschild a hacer un negocio ruinoso con la compra de un diario al borde de la desaparición y en caída de ventas? ¿Para qué dar una entrevista y contarlo? ¿Sacó Libération provecho económico de los sucesos de Charlie Hebdo? ¿Fue un golpe de suerte el atentado en términos económicos para Charlie Hebdo? Cuando hay muertos de por medio, todas estas interrogantes suenan desagradables, pero hay que hacerlas.

ma3901-2904d
La supuesta caricatura de Mahoma que publicó Charlie Hebdo. (Google images)

La cuestión que sirvió de excusa para el ataque armado contra Charlie Hebdo fue una hábil maniobra orquestada por una compleja trama originada en una publicación danesa. Si quieren indagar en ello, el análisis más certero es el de Thierry Meyssan en la Red Voltaire: La historia oculta de las “caricaturas de Mahoma”. Dato importante es que la figura que aparece en la foto NO ES MAHOMA. En el turbante la inscripción reza: «Dios es grande y Mahoma es su profeta». Si fuese Mahoma no pondría eso en su turbante. La imagen es simple y llanamente un musulmán genérico al que se asocia con un terrorista, esto es: se usa la libertad de expresión para incitar al odio. La imagen ha tenido un éxito incontestable en su labor propagandística, como podemos ver estos días en España y Catalunya.

Pues ya que estamos aquí, busquemos a los Rothschild, la familia de banqueros de orígen ashkenazí.

 

*   *   *   *   *   *   *

 *

*

EN BUSCA DEL BARÓN

¿Y por dónde empezamos? Pues por la sede bordelesa del Edmond de Rothschild Banque Privée, por ejemplo. No es para nada fácil encontrar, pues no hay nada en la fachada que la identifique.

IMG_7224.JPG
Ni logos, ni símbolos, ni Megen David, ni menorás. A esto se le llama discreción. (Bordeaux, 2017)

Vamos ahora a buscar la sede de les Domaines Barons Rothschild, donde comercian con sus famosos vinos del Château Lafite Rothschild. Aquí está:

IMG_7152.JPG
Sólo el letrero con la inscripción “D.B.R. Les Domaines” sobre el portero automático nos indica dónde estamos: en los dominios del Barón. (Bordeaux, 2017)

Es divertido… unos trabajadores se dirigen al portal mientras yo saco las fotos y me dicen: “Hey, très bon vin! Very good wine!”. A lo que les respondo: “Yes, but a little bit too expensive for me!” Una pena que mi francés sea tan escaso… Je suis désolé. Poco turista hay por aquí y menos sacando fotos a una puerta. Nos vamos. No me esperaba tanta discreción.

IMG_7153.JPG
¿El Barón Éric de Rothschild viaja en un triciclo Piaggio? Una cosa es discreción, pero esto sería demasiado. Además, él tiene más pelo. (Bordeaux, 2017)

Vamos a la Cité du Vin, museo del vino bordelés, a ver si hay alguna botella interesante. Un espectacular puente de elevación vertical modernista se divisa a lo lejos.

IMG_7170
Le pont Jacques-Chaban-Delmas. (Bordeaux, 2017)

IMG_7172.JPG
Debe ser espectacular ver elevarse toda la plataforma levadiza central. (Bordeaux, 2017)

Y ahí aparece la Cité du Vin ante nuestros ojos. Al igual que las obras faraónicas del País Vasco y de España, esta “cosa” también tuvo unos sobrecostes impresionantes. La estructura tiene “una forma de enredadera de vid para recordar al mismo tiempo un vino que gira en un vaso y los remolinos del río Garonne, que bordea el sitio”. Pues habrá que creerlo para no parecer un ignorante.

IMG_7173.JPG
Otro monumento al ego del arquitecto de turno. (Bordeaux, 2017)