LA ESQUIRLA REFLECTANTE

Sabía que el capítulo 5 de Visiones de un Mundo Oculto saldría sin pulir del todo, por lo tanto incluiré aquí las observaciones que faltaban ahí y que he ido recopilando. ¿Es sólo una ilusión esta sensación de tiempo acelerado? De verdad, a veces parece que las arenas del reloj caen desesperadamente cada vez más rápido… Algún día recopilaré todo en un volumen descargable y con una bonita portada.

Comentemos algunas cuestiones acerca de ese rascacielos londinense llamado The Shard. El edificio más alto de Europa en el momento de su finalización el año 2012. La palabra “shard” se traduciría como “esquirla”. Una esquirla de vidrio sustentada por una estructura de acero y hormigón, con un total de casi 310 metros de altura.

Top-Of-The-Shard.gif

Desde el principio dijimos que la arquitectura nunca ha sido un arte fortuito (y menos cuando hay inversiones tan importantes). Desde la humildad y la ignorancia, no daremos respuestas que no conocemos, pero trataremos de indagar hasta donde podamos.

¿Quién puso el dinero para la erección del edificio? La monarquía absolutista de Qatar es la dueña del edificio. Ese país que lleva años financiando la guerra contra la Siria de Al Asad y haciendo de mecenas de Al Qaeda, Al Nusra y Daesh (ISIS). En una extraña jugada estratégica, este año varios países del Oriente Próximo cortaron relaciones diplomáticas con Qatar (y eso que algunos de ellos, como Arabia Saudí también financian a grupos terroristas, así que descartemos por absurda e hipócrita la excusa utilizada para esta jugada). Un confuso totum revolutum al que debiéramos ir acostumbrándonos para la futura situación geopolítica. Qatar tiene más propiedades en London que la propia Reina, dicen.

1414531258799_wps_8_City_Focus_Graphic_Read_O.jpg
Algunas propiedades londinenses del jeque Tamim bin Hamad Al Thani, Emir de Qatar. En la foto, sonríe acompañado de la Reina Elizabeth y Lord Vestey. Hmmm, Harrods se la vendió Al Fayed en 2010…

 

¿Para qué se edificó este edificio?

SlowShyIrishwaterspaniel-small-iloveimg-cropped
Vanitas vanitatum et omnia vanitas.

Comencemos con las respuestas oficiales y exotéricas (esto es, para todos los públicos).

  • El arquitecto Renzo Piano dijo que The Shard era mágico por un número de razones. Primero, porque está en London, segundo, porque es tan alto, y tercero, porque el edificio es parte de London. Está triste cuando London está triste. Está alegre cuando London está brillante y alegre”. Lo visualizaba como “un velero que sale del río”. ¿Hmmm, dónde escuché tonterías similares en mis años de estudiante?
  • “Es un extraordinario símbolo de la determinación de London de superar la recesión y emprender la senda del crecimiento económico”, dijo el entonces alcalde Boris Johnson. “Esta deslumbrante incorporación al skyline de London será un gigantesco imán comercial, que atraerá de forma masiva a empresas y ofrecerá posibilidades de trabajo a miles de personas”. La típica frase populista de un político cualquiera.
  • El impulsor del proyecto, Irvine Sellar, dijo que “The Shard no sólo redefinirá la ‘skyline’ de la ciudad sino que se convertirá en un símbolo para una capital que es reconocida en todo el mundo”. O cómo abrir la boca y no decir nada.
  • El príncipe Charles, que odia la arquitectura moderna, dijo en 2003 que parecía que “ahora vamos a tener un salero gigantesco”. Para una vez que estoy de acuerdo con un sangre azul…
Alineamiento animado
El salero gigante mira a través del ojo, pasa su mirada por delante de las narices de la Reina y se dirige hacia el Royal Albert Hall.

Esas explicaciones no valen gran cosa, si yo fuese londinense querría una respuesta mucho más precisa que justificase la venta de terreno a potencias extranjeras y razonase las molestias ocasionadas.

  • Volvamos a Renzo Piano, en alguna entrevista fue mucho más transparente: “The Shard devolverá la atención a Southwark. Pensé que era una buena idea equilibrar la energía de la City colocando un elemento fuerte en la orilla sur, en la parte más pobre de la ciudad.” Está totalmente en consonancia con lo que vengo escribiendo en los anteriores artículos.
  • Más precisas son estas otras consideraciones de Piano: “Cambiará con las condiciones climatológicas. Siempre he pensado que esta torre será un sensor de la ciudad.”. “Es un edificio que reflejará el humor de la climatología porque las esquirlas no son verticales, están inclinadas. Reflejará el constante proceso de cambio y colores del cielo”. Una explicación un poco etérea, pero deja vislumbrar algo de lo que nos interesa entre toda esa verborrea ególatra tan común en los arquitectos-estrella.
twitter unedited 9-9-2012
El ojo de Sauron.

Pero vayamos con algunas valoraciones más críticas como esta del columnista Ed West en el diario The Daily Telegraph:

  • “Los apartamentos en el patio de recreo de los millonarios costarán hasta 50 millones de libras cada uno, y estos en lo alto deben sentirse como dioses, pero para la gente en el suelo parece como un dedo medio siendo dirigido por los super-ricos al resto de London”. No creo que ande desencaminado en su valoración.
  • Jonathan Jones en el diario “The Guardian” escribió lo siguiente: “‘The Shard’ es claramente un monumento a la riqueza y el poder ahora fuera de control. Grita con deslumbrante arrogancia que el dinero es quien gobierna esta ciudad y dice que el dinero habita un reino muy por encima de nuestras cabezas”. Y tan deslumbrante es esa arrogancia.
Weather__Shard_gli_3360717k
Los trabajadores atraviesan London Bridge rumbo a sus trabajos en la City, bajo la mirada resplandeciente de The Shard. Observen la doble sombra que proyectan los viandantes: una es solar, la otra, más tenue, es del reflejo del edificio. Un símbolo de la vida moderna y el desdoblamiento de la personalidad.
“Han robado tus ideas y agotado tus sentidos, tu vida quedó atrapada en el deslumbrante brillo.”
Y ahora que veo la foto del London Bridge, Daesh (ISIS) perpetró ahí un terrible atentado el pasado 3 de junio, atropellando y apuñalando a viandantes. 11 muertos en total (incluyendo a 3 perpetradores del ataque).
londonbridge-terror-map.jpg
Diagrama del atentado. Interesante la foto elegida por el diario The Sun, la sombra del edificio marca el lugar. Sub umbra alarum tuarum.
El diseño urbanístico de la ciudad de London debe respetar (en principio) los corredores visuales que miran a la St. Paul’s Cathedral, tal como indica la guía oficial llamada London View Management Framework. El objetivo de esta normativa es que dicha catedral pueda ser vista desde lejos sin interferencias visuales. Vemos en la imagen inferior como los rascacielos de la City no estorban estos corredores visuales, han sido deliberadamente apilados en la zona en la que no ocultan la vista de la catedral. Vemos también como The Shard interfiere directamente en uno de estos corredores, eliminando por completo la visibilidad de la catedral tras él.
Sin título-1.jpg
Esto indicaría que este edificio de alguna manera logró saltarse las normas municipales.
 AVARITIA ÆDIFICAVIT SIBI DOMUM
 
Parece que está fuera de toda duda que hay una intención poco disimulada de afectar mediante el edificio a un nivel visual, anímico y atmosférico, pero quizás al revés de como dice el arquitecto Piano. Quizás sea más bien The Shard quien provoque cambios en el “estado anímico” de la ciudad. ¿Cómo? Valiéndose de la luz solar, su ubicación y el ángulo de las esquirlas de vidrio reflectante.

 

El edificio se inauguró el 5 de julio de 2012, 22 días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos londinenses. Ibn Asad en su imprescindible libro “La Danza Final de Kali” indica, tras enumerar diferentes sedes Olímpicas, que la guinda de la construcción arquitectónica del mundo moderno con fines manipuladores se colocó en London ese año 2012.  ¿Se refería a esta construcción en concreto? Diría que sí. El edificio en sí se finalizó en noviembre, pero se les echó el tiempo encima y lo inauguraron en fecha anterior a los Juegos Olímpicos por alguna buena razón.

borisShard_2468192b
La inauguración de Boris Johnson, de quien ahora dicen que es un hombre del Kremlin. Por cierto, indaguen en la etimología de la palabra “inaugurar”. Es sumamente interesante…

Que el edificio se alinea de alguna manera que los legos no alcanzamos a comprender del todo con otros edificios parece evidenciarse en la propia ceremonia de inauguración. Aquella noche del 5 de julio cañones de láser ubicados en el rascacielos unieron los hitos y edificios relevantes de la ciudad con The Shard, que se iluminaba mediante reflectores.

final_-_shard_lightshow_compressed.jpg
El show o ritual de inauguración, si me permiten la expresión. Hay un rayo que pasa por el London Eye y avanza en la oscuridad más allá. Pero todas las alineaciones tienen su interés y ellos se encargaron en subrayarlo lumínicamente.

Ahora, veamos de qué modo se consigue que esta arquitectura camuflada de profana actúe a un nivel cuasi sagrado a ojos de todo el mundo. Hemos llegado a tal nivel de indiferencia y pasotismo que estos “rituales” dirigidos a esa gran masa de población a la que pertenecemos pasan casi completamente inadvertidos. O como mucho se comentan como si de simples hechos anecdóticos se tratase.

La siguiente fotografía se tomó desde el London Bridge el 30 de mayo de 2012, antes de finalizar las obras. El reflejó sorprendió a los transeúntes. Es de suponer que al arquitecto no.

3mLAl

La siguiente fotografía se tomó el 6 de febrero de 2013 desde Brixton. No había reflectores que iluminasen The Shard, eran los propios rayos de sol que se reflejaban de esa manera.

sunlight-on-the-shard-2

El año 2012 los conductores de tren avisaron del peligro que suponía en algunas ocasiones el reflejo de la cegadora esquirla cuando se acercaban a la estación de London Bridge. “Los conductores deberían reducir la velocidad cuando la visibilidad es mala y permanecer vigilantes y preparados en todo momento mediante el uso de visores solares y llevando sus gafas de sol mientras conducen.” dijeron los encargados de la empresa de trenes.

IMG00058-20120907-0821
“She brings eyesight to the blind” dice la canción. Pero en este caso “she brings blindness to the eyesight”.

La siguiente se publicó el 10 de marzo de 2015, la sacó una ciclista que lo definió como “un extraño cohete”.

Shard.jpg.gallery

Un dedo medio dirigido por los super-ricos al resto de London es lo que parece.

shard-of-light

 

tumblr_o6m9emB6RM1s8wvamo1_500
Benigno no parece, desde luego…

La siguiente es una foto fantasmagórica del fotógrafo Philip Pound. Los rayos de sol caen en The Shard y este impulsa su luz de vuelta a los cielos. Sería interesante conocer las fechas en las que el edificio crea estos efectos y comprobar si hay un patrón que justifique la forma y la orientación del edificio y la disposición de los vidrios.

philip pound

 

The View from The Shard on one of the warmest days of the year so far.
The Shard posa su sombra sobre Southwark.
D align
Ese instante en el que la torre de la iglesia de Cristo de Spitafields eclipsa a The Shard…

Un detalle que me gustaría subrayar trata sobre la escala de este tipo de construcciones. No es una cuestión sin importancia que las sedes de los Bancos o las iglesias tengan puertas tan enormes. Evidentemente, nadie es tan alto como para necesitar una puerta de tal tamaño. Es una simple cuestión de proporción. Es una manera sencilla de reducir el tamaño del transeúnte hasta la insignificancia en comparación con la construcción. Suena infantiloide, pero el poder pretende demostrar su hegemonía de esta manera tan poco sutil. Si los templos sagrados se dedicaban a Dios (o a Dioses y Diosas), los Bancos y empresas multinacionales rinden culto al dinero, el Dios de nuestra era actual. Y se pretende manifestar su presencia “divina” de esta manera colosal. Cambia el objeto de culto, no la manera de demostrarlo ni el fin último, que no es otra cosa que el ejercicio megalomaníaco del poder.

¿Queda claro que poco de esto es casual? Quien no quiera verlo está en su derecho. A los artífices del edificio en cambio, sólo se me ocurre comentarles una cosa: “Those who live in glass houses should not throw stones”.

article-2169097-13F1DA1B000005DC-13_470x729.jpg
“Ash Nazg thrakatulûk agh burzum-ishi krimpatul.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s