VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (4)

TURISTEANDO POR PÉRIGORD

Nunca fue mi intención convertir estos artículos en una guía de viaje, pero este capítulo tomará esa forma, ya que así es como sucedieron las cosas más o menos. Como excepción, creo que será interesante trabajar por esta vez con información que tengo fresca en la memoria, en lugar de tirar de los archivos que tengo desperdigados por ahí.

Hasta en los rincones más insospechados encontraremos referencias a los temas que estoy tratando en esta serie. No se puede huir tan fácilmente de los estímulos que hemos ido describiendo, a no ser que viajemos a tierras salvajes. Vayamos pues, a tierras habitadas desde la prehistoria, con abundantes vestigios de las más tempranas etapas de la humanidad. Acerquémonos a la provincia de Périgord, al suroeste de Francia.

Nuestra primera parada es Périgueux, capital del departamento de Dordoña, y como quien no quiere la cosa, el primer edificio que llama mi atención, casi nada más comenzar a callejear es… el templo masónico de Périgueux.

IMG_1139.jpg
Desde lejos llama la atención. (Périgueux, 2017)

Acerquémonos a mirar la fachada. Las esculturas masónicas fueron destruidas a principios de 1941 por orden del Régimen de Vichy (gobierno francés colaboracionista con los nazis) y reconstruidas en 1975.

IMG_6655.JPG
Poco secretismo aquí, es la Logia Masónica del Gran Oriente, inaugurada en 1869. (Périgueux, 2017)
IMG_6657
La fachada presenta estrellas de cinco puntas, la “G” del Gran Arquitecto del Universo, rosas… y una curiosa inscripción hebraica en el triángulo del frontispicio: el Tetragrammaton (יהוה). (Périgueux, 2017)

Nunca han sido los masones precisamente del todo discretos, si exceptuamos las épocas en las que fueron perseguidos, lo que chocaría con su pretendido secretismo y reserva. Les gusta demostrar que son masones, cuando mueren o cuando se retratan. Les gusta señalar sus sedes. Les gusta dejar constancia de su obra, que se sepa que ellos fueron los artífices de ciertos eventos. Su “pecado” es la vanidad, y esa vanidad les hace más débiles y manipulables frente a otros grupos mucho más discretos. Cuando lleguemos al final de este capítulo, habrán comprendido ustedes el verdadero significado de la palabra “discreción”.

IMG_6660.JPG
No es muy discreto que digamos ¿no? (Périgueux, 2017)

Llegamos a Sarlat-la-Canéda, bonita ciudad medieval del Périgord Noir, invadida por turistas como nosotros. Las fachadas de las edificaciones francesas están llenas de ornamentación, figuras y estatuas que nos observan, como estos monstruos cornudos, las cariátides y los rostros angustiosos de la fotografía inferior.

IMG_6686.JPG
 Los perturbadores monstruitos. (Sarlat, 2017)

Por ahí vemos una tienda de flores, en este caso el dios Mercurio en lugar de caduceo lleva unas flores en la mano.

interflora
El mensajero romano de los dioses, emblema de esta empresa de flores desde 1914.

Paseamos por las callejuelas llenas de gente, restaurantes y tiendas de souvenirs, y llegamos al ayuntamiento de la ciudad. Observamos la fachada, con unos curiosos diseños geométricos como adorno.

IMG_6695.JPG

IMG_6696.JPG
Una swastika, uno de los símbolos más antiguos de la humanidad y el más vilipendiado hoy en día, en la fachada del ayuntamiento. (Sarlat, 2017)

Toda ciudad o pueblo en Francia tiene su monumento memorial a los muertos en las Guerras Mundiales. El monumento a los héroes y mártires de Sarlat en la Segunda Guerra Mundial tiene una peculiar figura en su frontispicio.

IMG_6705.JPG

IMG_6706.JPG
¿Un perro-dragón flamígero con una flecha en la boca? No había visto ninguno antes. (Sarlat, 2017)

Lo cierto es que la mayoría de los memoriales de esta zona presentan la curiosa particularidad de tener la forma de obeliscos. No todos, pero en un porcentaje alto, según pude comprobar.

memo.jpg
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Autoire, Limeuil, Rocamadour, Saint-Cyprien, Lalinde, La Roque-Gageac. (2017)

Más allá de la simbología empleada, estos memoriales nos sirven para dimensionar la catástrofe provocada por las guerras. En cada memorial figuran los nombres de los muertos de cada localidad. Francia registró en la Primera Guerra Mundial alrededor de 1´4 millones de soldados muertos y alrededor de medio millón de civiles fallecidos. Los heridos alcanzaron la espeluznante cifra de 5 millones. Mientras los poilus derramaban su sangre por Francia, los mariscales y generales jugaban con sus vidas como si piezas de ajedrez se trataran. Son estos últimos los que se llevaron la gloria poniendo sus nombres a avenidas y estatuas: Joffré, Foch… al mariscal Pétain no se le guardan tales honores por colaborar con los nazis.

vlcsnap-2015-07-26-00h00m57s767.png
Quien mejor retrató la Primera Guerra Mundial fue, como no, Stanley Kubrick en su filme “Paths of Glory” (1957). Por supuesto, no se pudo proyectar en Francia hasta casi 20 años después. En España Franco también la censuró. Véanla y sabrán por qué. Por cierto, este fotograma trae reminscencias a la crucifixión. (Google images)

Toda la zona del Périgord está llena de castillos y fortalezas medievales que atestiguan las centenarias luchas de territorio y poder. Muchos caballeros partieron de estas tierras para luchar en las Cruzadas, como por ejemplo Adhémar de Beynac. La vieja obsesión por Tierra Santa, que todavía a día de hoy explica gran cantidad de conflictos bélicos actuales. Está ocurriendo.

Beynac templario.jpg
La cruz patada usada por los caballeros templarios, subiendo hacia el castillo de Beynac (Beynac, 2017)

La Historia de Europa (y del mundo) puede ser descrita como un derramamiento continuo de sangre. La guerra y el asesinato son la manifestación de unas luchas por el poder que nunca parecen acabar. Y como bien dijo el poeta Paul Valéry: “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen para provecho de gentes que sí se conocen pero no se masacran”.

IMG_6808
Vista del castillo de Beynac desde el castillo Castelnaud, con una réplica de un arma de asedio medieval en primer plano. Ambos castillos estuvieron enfrentados en numerosas ocasiones a lo largo de los siglos. (Castelnaud, 2017)

Aunque parezcan lugares de paz y recogimiento espiritual, las iglesias simbolizan la presencia continua y vigilante de Roma. Estas tierras han visto la persecución y exterminio de los cátaros, guerras civiles entre católicos y protestantes, luchas a muerte entre católicos y hugonotes, persecuciones de brujas… Todo ello usando a Dios como excusa. El resultado, el de siempre: el sacrificio humano y el derramamiento de sangre.

IMG_6881.jpg
El papa de Roma todo lo ve en sus dominios, o eso intenta. (L’église Saint-Jean-Baptiste, Loubressac, 2017)

Visitamos el bonito pueblo de Domme, lugar donde estuvieron encarcelados los caballeros templarios tras la orden de arresto del rey Philippe IV.

IMG_1177.JPG
En la torre de la derecha estuvieron encarcelados los templarios a partir de 1307. (Domme, 2017)

Por supuesto que el proceso contra los templarios fue un proceso puramente político y económico disfrazado de proceso religioso. Eran demasiado poderosos a ojos del rey de Francia y el papa Clément V (un simple títere del rey).

IMG_6773.JPG
Supuestas inscripciones de los templarios encarcelados. No parece haber ningún tipo de manifestación herética en estas marcas… la tortura se sigue ejerciendo hoy en día con idénticos resultados autoinculpatorios. ¿Les suena la “Guerra contra el terrorismo”? (Domme, 2017)

Por otra parte, la abundancia de signos católicos en la zona del Périgord, nos lleva a reflexionar. Por ejemplo, en la figura de la feminidad, en este caso la Virgen María.

mary.jpg
Era importante para los artistas modelar a la Virgen con los brazos abiertos y con el manto. ¿Por qué? Tanto hablar de obeliscos y pensar en penes, pues esto es lo mismo: es la simbolización de la feminidad, la vulva. (2017)

La Iglesia Católica nunca pudo erradicar del todo el culto a la Madre Tierra, el principio femenino primordial, el símbolo de la matriz que dio realidad corpórea a la creación. Por eso, hábilmente, disfrazó a las antiguas deidades femeninas de origen pagano, y se las apropió para su labor evangélica. Y eso que el Antiguo Testamento es muy claro respecto a la prohibición de adorar imágenes y esculturas (léase Éxodo 20 y Deuteronomio 5). Es bien sabido que saltarse sus propias normas siempre fue una especialidad de la Santa Iglesia Católica. Las Vírgenes Negras, originalmente deidades femeninas de la fertilidad, son un ejemplo de este proceder de suplantación de cultos.

IMG_6937
La Virgen Negra de Rocamadour. (Rocamadour, 2017)
IMG_6923.JPG
Rocamadour. Toda la historia de San Amador parece más una leyenda para atraer peregrinos que un hecho histórico. Se dice que fue un sirviente de María, madre de Jesús y que fue testigo del martirio de San Pablo. “Marketing” medieval. Las vistas al menos merecen la pena… (Rocamadour, 2017)

Y ya que estamos ¿No es acaso el anagrama de Ave María (AVM) una especie de simbolización de una vulva? También lo es el triángulo realizado con las manos por algunas feministas hoy en día. Por cierto ¿no le encuentran cierta similitud al AVM y a la escuadra y compás masónicos?

IMG_6679
Cruces patadas, un elefante soportando una torre y el anagrama AVM. (Périgueux, 2017)

Y por todas partes encontraremos figuras de Jesús crucificado. El Sol Invictus disfrazado de hombre, por obra y gracia del Emperador romano Constantino I.

domme.JPG
“Chemtrails in the air, everywhere I look around…” (Domme, 2017)

Tras un día entero recorriendo estos interesantes lugares, volvemos al hotel, y haciendo zapping llegamos a TV5, que está ofreciendo la ópera Aïda de Verdi en el escenario del histórico teatro romano de Orange. Nos encanta la ópera así que dejamos en paz el mando a distancia. La ópera está ambientada en una época no especificada del Imperio Antiguo de Egipto, pero repentinamente, ¡en la pantalla aparecen unos soldados franceses bailando! Bien, es habitual que los directores de escena contemporáneos pretendan darse importancia “modernizando” los libretos o haciendo cambios más o menos afortunados. Sin embargo, la erección del obelisco de Luxor en la Place de la Concorde en París durante la Marcha Triunfal, es una elección un poco extraña, como poco… Parece ser que el director de escena Paul-Emile Fourny quiso testimoniar el interés por la egiptología y los orientalismos en la época en la que se escribió la ópera Aïda, a finales del siglo XIX. Una especie de crítica a los fundamentos “civilizadores” del colonialismo y su codicia saqueadora que acabó llenando los museos occidentales. Cuando menos, el resultado artístico es cuestionable.

Aida Obelisk composition.jpg
La bandera del último fotograma, cuando la ópera vuelve al libreto original, podría haber incluido un ojo de Horus mejor dibujado. (2017)

La pasión francesa por la cultura egipcia data de la campaña militar de Napoleón por tierras de Egipto (1798-1801). Napoleón se llevó, aparte de 38.000 soldados, a más de un centenar de científicos de distintas disciplinas, con el fin de estudiar aquel misterioso país. De hecho, encontraron la clave para descifrar los jeroglíficos en la famosa piedra Rosetta. Los intentos anteriores en la comprensión de los jeroglíficos egipcios, como los del jesuita Athanasius Kircher, habían resultado poco satisfactorios. Por cierto, la piedra Rosetta acabó en manos británicas tras la derrota de las fuerzas francesas en Alejandría en 1801, tal era la importancia que se le daba a este asunto en concreto. Hoy en día se expone en el British Museum.

jean-lc3a9on_gc3a9rc3b4me_003
Napoleón frente a la Gran Esfinge. (Google images)

Conocida es la leyenda según la cual Bonaparte pernoctó en la Gran Pirámide de Keops, emulando a Julio César y a Alejandro Magno. Cuando salió de la edificación, visiblemente alterado, fue consultado acerca de lo ocurrido y su respuesta fue: “Aunque lo contara no os lo ibais a creer”. Quizás sea sólo una leyenda. Lo único cierto es que la campaña no fue lo que se dice un éxito militar, las tropas de Napoleón fueron derrotadas, sufrieron importantes bajas y tuvieron que huir de Egipto. A pesar del incontestable fracaso de la campaña, la implacable carrera política del corso despegó fulgurantemente en los meses siguientes, pasando de general del ejército a Primer Cónsul de la República, la persona más poderosa de Francia.

flight-for-egypt.jpg
Ilustración satírica británica de Napoleón huyendo de Egipto. De alguna manera, estaba desertando de su puesto, dejando al general Kléber al mando del ejército sin avisarle de su regreso clandestino a Francia. (Google images)

En todo caso, la inclusión de la imaginería egipcia en la masonería precede a esta campaña militar en unos 50 años como mínimo. El inefable Cagliostro (cercano al Gran Maestre de la Soberana Orden Militar de Malta y enemigo implacable de los jesuitas, Manuel Pinto da Fonseca) ya había dado impulso a estas ideas, sacándose de la manga el Rito de Misraïm en 1784.

cagliostro.jpg
El intrigante charlatán Cagliostro estuvo implicado en la estafa conocida como el “Asunto del collar” de 1785, un complot que hundió la reputación de la reina Marie Antoinette y de rebote la de Louis XVI. De alguna manera, este hecho allanó el camino al guillotinamiento de ambos 4 años después. (Google images)

¿Quizás fue impulsada la campaña egipcia de Napoleón por esta curiosa obsesión de ciertas corrientes masónicas? Los historiadores no se ponen de acuerdo a la hora de exponer las razones que impulsaron la desastrosa aventura napoleónica en Egipto. El único resultado claro de esa masacre (otra más para la Historia) es que la egiptología nació entonces.

Como pueden comprobar, no hay tiempo para aburrirse en estos hermosos parajes franceses. Pero necesitamos más acción y nos acercaremos a Bordeaux, tierra de vinos e interesantes monumentos. Nos despedimos pues del Périgord, quizás hasta otra, nunca se sabe.

Carennac.JPG
Una curiosa inscripción sobre la clave del arco de una puerta. (Carennac, 2017)

 

PARADA EN SAINT-ÉMILION

Antes de llegar a Bordeaux, es obligatorio hacer una parada en Saint-Émilion, aunque sea para pasear admirando los extensos viñedos o comprar alguna botella de su famoso vino. Algo llama mi atención nada más comenzar el paseo, un símbolo metálico a la entrada de una edificación: el símbolo de los notarios franceses. Como siempre, mi mente empieza a divagar. ¿Es esta figura la Libertad o es Marianne encarnando a la República? Lo cierto es que la corona que porta es la misma que portaba el dios griego Helios y posteriormente el dios romano Apolo. Si lo pensamos detenidamente, la estatua de la Libertad bien podría ser un hombre travestido, ya que los atributos solares tradicionalmente siempre se han identificado con principios masculinos, como ya hemos visto.

Saint Emilion.JPG
Marianne, ¿o Mariano con ropa de mujer? (Saint-Émilion, 2017)

Por lo demás Saint-Émilion también fue un importante centro de peregrinación, con su fantástica iglesia monolítica cavada en la roca. La idea de esta construcción fue traída desde Tierra Santa por el caballero cruzado Pierre de Castillon, probablemente tras haber visitado la Capadocia turca. Se supone que se aprovechaba la luz solar para crear algún tipo de efecto óptico en los peregrinos, pero hoy en día hay un hotel de lujo sobre el óculo superior de las catacumbas, así que es difícil saber cómo debió ser este efecto. Este óculo está decorado con extrañas figuras antropomórficas.

oculus.jpg
La guía nos pidió no sacar fotos en las catacumbas y en la iglesia, ya que estas son de propiedad privada. Respetamos las normas, así que he encontrado esta foto en internet para ilustrar el óculo. (Google images)

Si el milagrero santo Émilion existió o no, carece de importancia, la gente lo creía y con eso bastó para crear una realidad. Y esta realidad no era otra que los peregrinos acudían en masa a este poblado en busca de milagros, haciendo florecer la economía de la región (y de la iglesia católica y de los fabricantes de reliquias también).

St Emiliown
Bajo el enorme peso del campanario se encuentra la iglesia monolítica más grande de Europa. (Saint-Émilion, 2017)

Bien, se hace tarde y hay que proseguir la ruta hacia Bordeaux, así que nos dirigimos paseando hacia el coche que habíamos aparcado a las afueras, cuando vemos una figura emerger tras un muro…

IMG_7047.JPG
“Qué aguja más extraña…” (Saint-Émilion, 2017)

¿Pero qué hace esto ahí? ¿De quién es esta propiedad? Intento buscar algún ángulo desde el que poder mirar mejor el monumento. No es un memorial de la Grand Guerre… No sé exactamente por qué, pero los obeliscos tan puntiagudos me provocan una sensación extraña. Diría que los obeliscos egipcios originales no eran tan puntiagudos…

La Gaffelière.JPG
“Ils son partout!” (Saint-Émilion, 2017)

Estos son terrenos de las bodegas Château La Gaffelière, cuyos vinos son clasificados como “Premier grand cru classé B” según la clasificación de vinos de Saint-Émilion, o lo que es lo mismo: que cada botella cuesta un ojo de la cara. A partir de 560 € la botella según una búsqueda rápida en internet. Imáginense un “classé A”.

Que los propietarios de este tipo de bodegas son gente peculiar no es ninguna novedad. Hablamos de gente que es millonaria desde hace muchas generaciones, como los propietarios de La Gaffelière, la familia Malet-Roquefort.

leo
El conde Leo Malet-Roquefort, actual propietario de La Gaffelière, a bordo de su Bugatti Type 35. Aquí parece Pierre Nodoyuna. (Google images)

No se pierde nada mirando el obelisco de La Gaffelière desde satélite, a ver qué vemos, ya que a pie de calle no podemos hacernos a una idea de lo que hay ahí.

St emilion obelisque
Interesante… aunque por desgracia no puedo sacar grandes conclusiones.

Basta de cháchara, Bordeaux nos espera.

 

BORDEAUX, LA BELLE ENDORMIE

Comenzamos esta visita a Bordeaux y la iremos mostrando tal como la sentimos, como un bombardeo continuo de estímulos. A esta ciudad se la conoce como “La Bella Durmiente”, al parecer por la tranquilidad que respiraba en el pasado. Esta Bella parece haber despertado, ya que el turismo ha hecho que las calles están llenas de vida hoy en día, se han limpiado las fachadas antaño ennegrecidas por la contaminación y se ha potenciado el uso del transporte público mediante la creación de aparcamientos disuasorios a las afueras.

Cruzamos el río Garonne por el Pont de Pierre desde la Place de Stalingrad y admiramos la ciudad antes de entrar en ella.

IMG_7199
El Pont de Pierre sobre el Garonne. (Bordeaux, 2017)

En las bases de las farolas del puente encontramos el logotipo de la ciudad, tres lunas crecientes entrelazadas. Su aparición data de mediados del siglo XVII y se origina a partir del emblema del Port de la Lune (así llamado por la forma del amplio meandro que describe el río Garonne a su paso por la ciudad).

tres lunas crecientes entrelazadas, que representa el camino que sigue el río Garona por el centro de la ciudad.JPG
Al principio pensé que era una señal de riesgo biológico. Olviden relacionar el símbolo con la Wicca, eso es una invención moderna. (Bordeaux, 2017)

Y ahora, vamos a ir poniendo fotografías sin mayor orden, para de esta manera ir descubriendo la cara oculta de la ciudad.

IMG_7207.JPG
La cara oculta de Bordeaux. (Bordeaux, 2017)
IMG_7092
Swastikas en la puerta de la tienda de Hermès. (Bordeaux, 2017)

El escudo que se ve en el suelo de la tienda, contiene caduceos, por supuesto:

logo
El logo de la compañía. (Google images)

Y ya que hemos empezado con caduceos, vayamos a por más. Las fachadas de Bordeaux están llenas de rostros y figuras, y entre ellas encontraremos gran cantidad de representaciones de Hermes-Mercurio y su caduceo.

IMG_7073
Caduceo en el Banque de France, como no. (Bordeaux, 2017)
IMG_7089
El caduceo está semi-oculto, pero este es Mercurio metido en una tinaja y abrazado por niños. (Bordeaux, 2017)
IMG_7119
Caduceo y tridente. (Bordeaux, 2017)
IMG_7155
Caduceo bajo casco alado. (Bordeaux, 2017)
IMG_7159
No es Astérix afeitado. Es Mercurio. Su caduceo le delata. Por cierto, Astérix está basado en Mercurio y Obélix en los obeliscos… La sociedad francesa tiene muy interiorizados estos elementos. (Bordeaux, 2017)
IMG_7160
Este caduceo se ve más claro. En el hatillo parece que lleva monedas. (Bordeaux, 2017)
mairie.jpg
“Le Commerce et l’Industrie”, estatua femenina con caduceo en la fachada del Palais de Rohan, sede del ayuntamiento. ¿Es la diosa griega Iris? Iris portaba caduceo, pero no era diosa del comercio, era mensajera de los dioses. ¿Es entonces Mercurio sometido a un cambio de sexo? (Bordeaux, 2017)

Y hay más Mercurios por ahí, pero ahora detengámonos en el siguiente rostro.

IMG_7067.JPG
Un bigotudo con una escuadra y un compás en el pecho: un francmasón. (Bordeaux, 2017)
IMG_7122.JPG
Una columna truncada, una escuadra, un compás. Simbología masónica en La Galerie Bordelaise. También hay cornucopias en esta galería. (Bordeaux, 2017)
IMG_7157 copia.jpg
Escuadra y compás, con la “G” en medio. (Bordeaux, 2017)
IMG_7138.JPG
Una placa en el suelo señala el Camino de Santiago. Más que una concha de peregrino, parece una pirámide maya con el logotipo de las tres lunas crecientes. Sobre ella, una constelación de 5 estrellas invertidas de 5 puntas. El Camino de Santiago se identifica con la Vía Láctea, “lo que está arriba es como lo que está abajo”. (Bordeaux, 2017)
IMG_7133
La Porte Cailhau, los turistas disparando fotos desde un autobús con un ojo vigilante. Lo que es curioso es ver el logo del ojo en buses turísticos de ciudades distintas. ¿Falta de imaginación? Vemos que la Eglise Sainte Marie De La Bastide al fondo está bien alineada con la puerta. (Bordeaux, 2017)
IMG_7099.JPG
Graffitis “satánicos”. (Bordeaux, 2017)
IMG_7185
Aries. (Bordeaux, 2017)
IMG_7097
No es demasiado habitual ver rosetones de 5 lóbulos, esta es la fachada sur de la catedral Saint-André. (Bordeaux, 2017)
IMG_7105.JPG
La Virgen con los brazos extendidos y el manto. (Bordeaux, 2017)
IMG_7158.JPG
Otra réplica de la Estatua de la Libertad… ¿Cómo están ustedes tan seguros de que es una mujer? El manto lo disimula todo. (Bordeaux, 2017)
IMG_7164.JPG
Una avenida dedicada al mariscal Foch y una placa dorada de notario con Marianne-Helios-Apolo. Ya hemos hablado de ellos en el presente capítulo. (Bordeaux, 2017)

Ya es suficiente para que se hagan a una idea de todo lo que hay en Bordeaux. Ahora afinaremos un poco más. Vayamos al eje principal de la ciudad, la rue Sainte-Catherine, la calle peatonal más larga de Europa, con sus 1.250 metros de longitud.

LA RUE SAINTE-CATHERINE

La calle está orientada en un eje Norte-Sur, por lo que no buscaremos alineaciones solares con crepúsculos o amaneceres. Además, ya hemos resaltado las cualidades lunares de la ciudad. Este eje, en todo caso, se alinearía con la Estrella Polar.

Sin título-1

Empecemos por el Sur, en la Place de la Victoire. Por cierto, la guillotina se situó en este lugar entre 1807 y 1832. Miren qué interesante diseño matemático tiene el suelo de la plaza:

Sin título-2.jpg
Es curioso como las sombras del arco y el monumento central producen un extraño efecto en conjunción con el diseño de la esfera en 3D. Hacia mediodía la sombra del monumento central “penetraría” en el arco… ¡Sexy, eh! Pena no haberme dado cuenta de ello cuando estaba allá.

Volvamos a la tierra y admiremos el monumento central de la plaza. Obelisco le llaman, aunque no lo es. Es una curiosa columna helicoidal de mármol rosa de Languedoc de 16 metros de altura. Un homenaje a la vid y el vino, según se ve en sus bajorrelieves.

IMG_7109.JPG
Bien alineado con el siguiente monumento. (Bordeaux, 2017)

El siguiente monumento es la Porte d’Aquitaine, del siglo XVIII, inspirada en los antiguos arcos del triunfo.

IMG_7110.JPG

IMG_7118.JPG
Desde la rue Sainte-Catherine vemos la alineación monumental. El falo acecha para proyectar su sombra hacia la matriz que representa la feminidad. Un ritual de fertilidad ejecutado a diario. (Bordeaux, 2017)

Por lo demás, esta calle está siempre abarrotada de gente ávida de gastar dinero en las tiendas que están a ambos lados de toda la vía. Es, por así decirlo, la calle que simboliza el consumismo moderno.

IMG_7223.JPG
Las mismas tiendas, la misma gente, el mismo dinero (que acaba siempre en las mismas manos). (Bordeaux, 2017)

Llegados a cierto punto, comenzamos a notar presencia militar, hombres equipados con armas largas. Hay incluso una zona vallada.

IMG_7209.JPG
El cartel de la calle lo explica: aquí la calle se cruza con la Rue Grand Rabbin Joseph Cohen. (Bordeaux, 2017)

No están las cosas como para tonterías en Francia, hay brotes periódicos de antisemitismo que se acrecientan por momentos, por lo que se entiende la presencia militar en ciertas zonas.

IMG_7211.JPG
La Grande Synagogue de Bordeaux, de 1882, la primera de Francia en mostrar el Magen David en su fachada. En la pared de la derecha están inscritos los nombres de los judíos bordeleses asesinados durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de origen sefardí. (Bordeaux, 2017)

En una tienda de la rue Sainte-Catherine cercana a la sinagoga, veo en el mostrador una bandera palestina con la palabra Résistance y un flyer del cómico francés acusado de antisemitismo Dieudonné. O el dueño es un valiente, o un inconsciente, o no tiene nada que perder o simplemente es un agente doble del Mossad. Nos vamos. Cerca debe haber alguna sede de la secta jasídica Jabad-Lubavitch, o de la organización B’nai B’rith, ambas de origen ashkenazí. No se puede saber a ciencia cierta que estén. Estos no son como los ridículos masones, estos sí que conocen el significado de la palabra discreción. No verán ustedes grandes letreros ni símbolos en los edificios de sus sedes.

Bien, ya hemos recorrido los 1.250 metros de la Rue Sainte-Catherine, pero yo quiero alargar la línea sin desviarme. Unos 370 metros más adelante en línea recta, tras pasar frente al Grand Théâtre de Bordeaux, nos encontramos con otro curioso monumento.

IMG_7075.JPG
Le Monument aux Girondins. En memoria de los girondinos, revolucionarios asesinados por El Terror de Robespierre durante la Revolución francesa. (Bordeaux, 2017)

Sobre la columna, una figura femenina simboliza la Libertad, con una cadena rota en una mano, la hoja de palma en la otra y las alas. Es bastante más femenina que aquella otra que lleva la corona de Helios-Apolo. En la barandilla, 3 lunas crecientes doradas miran hacia arriba, separadas por 2 letras “G”. ¿De Girondins? Una vale, ¿pero la otra?

IMG_7076.JPG
La Libertad. (Bordeaux, 2017)

Interesantes estatuas de bronce adornan el monumento, los caballos fueron retirados por los nazis para fabricar armamento. Fueron restituidos en 1983. Entre las estatuas encontramos un niño con un caduceo.

IMG_7085.JPG
L’enfant Mercure. (Bordeaux, 2017)

Este monumento está alineado con dos columnas, creando un ángulo de 90º con el eje que hemos descrito antes. No sólo eso, este nuevo eje señala el centro de la luna creciente que dibuja el río Garonne. Nótese la forma de ojo sobre la que se asienta el monumento.

jach.jpg

IMG_7083.JPG
Las arquetípicas dos columnas, entrada a lugares sagrados: columnas de Hércules, Jachim y Boaz, las torres gemelas, el número 11… (Bordeaux, 2017)

Cada columna tiene su estatua. Una simboliza la navegación y la otra el comercio. ¿Cómo simbolizamos el comercio? Con Mercurio, cómo no.

IMG_7144.JPG
El caduceo y estrellas en los puntos cardinales del pilar. (Bordeaux, 2017)
IMG_7145.JPG
Por si hubiese dudas de la identidad de la figura. (Bordeaux, 2017)
IMG_7147.JPG
El comercio y la navegación. Caduceos y anclas. Hermes-Mercurio y Artemis-Diana. (Bordeaux, 2017)

Como hemos visto en la foto aérea, este conjuntado monumental está orientado en un eje Este-Oeste. Miremos pues, qué día sale el sol entre las dos columnas.

girondins.jpg
¿Qué les parece a ustedes la fecha 11 de septiembre? No veo relación con ningún hecho relevante en Francia, en todo caso.
girondins2.jpg
La puesta de sol, aunque no me parece significativa por la disposición de los monumentos, se alinearía el 6 de marzo. Tampoco veo ninguna relación con Francia.

Quizás estemos dando palos de ciego, no lo sé. Nos vamos a tomar algo al Cinéma Utopia. Entre la prensa disponible está Charlie Hebdo, el semanario satírico que sufrió un atentado que dejó 12 muertos en París en 2015. En portada aparece el dueño catarí del PSG y el futbolista Neymar.

IMG_7127.JPG
Charlie Hebdo. (Bordeaux, 2017)

Antes de los atentados, el semanario se hallaba en dificultades financieras, sólo se vendían unos 60.000 ejemplares semanales. Después de los horribles asesinatos, las ventas superaron los 7 millones de ejemplares y las ganancias superaron los 40 millones de euros. Tras el ataque el equipo de Charlie Hebdo se mudó a la redacción del diario de “izquierdas” Libération. Poco tiempo después, la revista económica holandesa Quote reveló que la banca Rothschild se había hecho con el diario Libération antes de los ataques. Esto decía un Rothschild (concretamente el barón Philippe, nieto de otro del mismo nombre del que hablaremos después) en la entrevista, realizada antes del ataque aunque publicada después, comentando la compra del diario: “Ha habido bastante discusión acerca de la adquisición de Libération por parte de mi tío Edouard barón de Rothschild. Algunos miembros de la familia querían bloquear la adquisición, porque el medio nos hubiera convertido en un poder político. Cosa que queríamos evitar a toda costa. No tenemos interés en la política, no al menos de cara al mundo exterior. Al final, las críticas dentro de nuestra familia fueron anuladas”.

¿Iban los Rothschild a hacer un negocio ruinoso con la compra de un diario al borde de la desaparición y en caída de ventas? ¿Para qué dar una entrevista y contarlo? ¿Sacó Libération provecho económico de los sucesos de Charlie Hebdo? ¿Fue un golpe de suerte el atentado en términos económicos para Charlie Hebdo? Cuando hay muertos de por medio, todas estas interrogantes suenan desagradables, pero hay que hacerlas.

ma3901-2904d
La supuesta caricatura de Mahoma que publicó Charlie Hebdo. (Google images)

La cuestión que sirvió de excusa para el ataque armado contra Charlie Hebdo fue una hábil maniobra orquestada por una compleja trama originada en una publicación danesa. Si quieren indagar en ello, el análisis más certero es el de Thierry Meyssan en la Red Voltaire: La historia oculta de las “caricaturas de Mahoma”. Dato importante es que la figura que aparece en la foto NO ES MAHOMA. En el turbante la inscripción reza: «Dios es grande y Mahoma es su profeta». Si fuese Mahoma no pondría eso en su turbante. La imagen es simple y llanamente un musulmán genérico al que se asocia con un terrorista, esto es: se usa la libertad de expresión para incitar al odio. La imagen ha tenido un éxito incontestable en su labor propagandística, como podemos ver estos días en España y Catalunya.

Pues ya que estamos aquí, busquemos a los Rothschild, la familia de banqueros de orígen ashkenazí.

 

*   *   *   *   *   *   *

 *

*

EN BUSCA DEL BARÓN

¿Y por dónde empezamos? Pues por la sede bordelesa del Edmond de Rothschild Banque Privée, por ejemplo. No es para nada fácil encontrar, pues no hay nada en la fachada que la identifique.

IMG_7224.JPG
Ni logos, ni símbolos, ni Megen David, ni menorás. A esto se le llama discreción. (Bordeaux, 2017)

Vamos ahora a buscar la sede de les Domaines Barons Rothschild, donde comercian con sus famosos vinos del Château Lafite Rothschild. Aquí está:

IMG_7152.JPG
Sólo el letrero con la inscripción “D.B.R. Les Domaines” sobre el portero automático nos indica dónde estamos: en los dominios del Barón. (Bordeaux, 2017)

Es divertido… unos trabajadores se dirigen al portal mientras yo saco las fotos y me dicen: “Hey, très bon vin! Very good wine!”. A lo que les respondo: “Yes, but a little bit too expensive for me!” Una pena que mi francés sea tan escaso… Je suis désolé. Poco turista hay por aquí y menos sacando fotos a una puerta. Nos vamos. No me esperaba tanta discreción.

IMG_7153.JPG
¿El Barón Éric de Rothschild viaja en un triciclo Piaggio? Una cosa es discreción, pero esto sería demasiado. Además, él tiene más pelo. (Bordeaux, 2017)

Vamos a la Cité du Vin, museo del vino bordelés, a ver si hay alguna botella interesante. Un espectacular puente de elevación vertical modernista se divisa a lo lejos.

IMG_7170
Le pont Jacques-Chaban-Delmas. (Bordeaux, 2017)
IMG_7172.JPG
Debe ser espectacular ver elevarse toda la plataforma levadiza central. (Bordeaux, 2017)

Y ahí aparece la Cité du Vin ante nuestros ojos. Al igual que las obras faraónicas del País Vasco y de España, esta “cosa” también tuvo unos sobrecostes impresionantes. La estructura tiene “una forma de enredadera de vid para recordar al mismo tiempo un vino que gira en un vaso y los remolinos del río Garonne, que bordea el sitio”. Pues habrá que creerlo para no parecer un ignorante.

IMG_7173.JPG
Otro monumento al ego del arquitecto de turno. (Bordeaux, 2017)
IMG_7175
El banco del Barón también puso dinero en la construcción de la Cité du Vin. (Bordeaux, 2017)

Pues nada, ahora toca ir al famoso Château Lafite Rothschild a admirar los viñedos en los que se produce uno de los vinos más caros del mundo. Los precios de estos caldos pueden ser considerados como un insulto de las despreciables clases altas hacia el resto de la humanidad. Dudo que sus refinados paladares lleguen a diferenciar dos vinos buenos con los ojos cerrados.

IMG_7247.JPG
Esto es lo que cuesta un Château Lafite Rothschild, Premier Grand Cru según la clasificación oficial del vino de Bordeaux. El precio depende de la añada. (Cerca de Pauillac, 2017)

Circulamos por los extensos y magníficamente bien cuidados viñedos de la región de Médoc disfrutando del paisaje, rumbo a Pauillac, donde se encuentra el Château. El Château Lafite ya era famoso por sus vinos cuando lo adquirió en 1868 el Barón James de Rothschild, cuya tumba visitamos en el primer capítulo. Se le conocía como el “Vino del Rey” por la alta aprobación que tenía del mismo el rey Louis XV. Elitismo en estado puro.

En los años 20 del siglo XX el joven Barón Philippe de Rotschild tomó las riendas del negocio vitivinícola del Château Mouton Rothschild, cercano al Lafite. El vino de Mouton Rothschild estaba catalogado un peldaño por debajo del Lafite, era un “Second Cru” según la clasificación oficial. En contraste con la discreción tradicional de la familia, Philippe fue un auténtico playboy que se rodeaba de actrices y que incluso compitió en carreras automovilísticas (aunque lo hacía con pseudónimo).

bugatti
Philippe de Rothschild a bordo de su Bugatti. ¿Dónde he visto antes esto? ¿Pierre Nodoyuna otra vez? (Google images)

La Segunda Guerra Mundial y la derrota francesa en 1940 trajo tiempos difíciles para los Châteaux de los Rothschild. Una guarnición alemana estuvo apostada en los Châteaux Lafite Rothschild y Mouton Rothschild durante toda la ocupación. Que los nazis odiasen a los judíos no quitaba que ambicionasen poseer el famoso Lafite y sus legendarios vinos. El comandante de la Luftwaffe, Hermann Göring, amante del lujo y la ostentación, ambicionaba quedarse con el trofeo, pero el Gobierno de Vichy se adelantó a la jugada expropiando los terrenos a los Rothschild. Las botellas viajaban por miles hacia Alemania, y aunque Hitler era abstemio, gustaba de agasajar a sus invitados con un buen Lafite Rothschild en su “Nido del Águila” de los Alpes Bávaros.

Philippe, dueño de Mouton fue arrestado en Argelia por orden de Vichy en 1940. Philippe fue liberado de la custodia de Vichy y logró dirigirse a Inglaterra. Su ex mujer, con la que había tenido una tempestuosa relación, no tuvo tanta suerte. Élisabeth Pelletier de Chambure acabó sus días en el campo de concentración de Ravensbrück. Ella fue el único miembro de la familia Rothschild en morir en el Holocausto. Y eso que ella provenía de una rica familia católica y se había divorciado de Philippe en 1939… Murió de tifus epidémico el 23 de marzo de 1945, aunque Philippe diría en sus memorias que fue arrojada viva a un horno crematorio. Esto último no me lo creo. Hoy en día, los nietos de Philippe y Élisabeth llevan el negocio.

eli rot
Élisabeth y Philippe, los Barones de Rothschild en 1937. (Google images)

A finales de 1945 los Rothschild retoman el control de los Châteaux. A partir de 1946, el Barón Élie de Rothschild se hizo cargo de Lafite. Élie había sido prisionero de guerra desde 1940 a 1944, tras ser capturado en la frontera belga sirviendo como oficial de un regimiento de caballería del ejército francés. Recibió, según sus palabras, un trato respetuoso por parte sus captores de la Wehrmacht alemana, a pesar de las malas condiciones de la prisión y de su ascendencia judía. Hoy en día es el sobrino de Élie, el Barón Éric de Rothschild quien lleva las riendas del negocio de Lafite.

Finalmente llegamos a Pauillac y delante de nuestros ojos está el famoso Château Lafite Rothschild. Realizo una maniobra rara para poder estacionar y sacar unas fotos. A lo lejos se oye un coche de la Gendarmería francesa acercándose veloz con sus sirenas a todo volumen. Pasan de largo y suspiro.

IMG_7246.JPG
El Château Lafite Rothschild. (Pauillac, 2017)

Es suficiente, toca regresar. Pero la tranquilidad se ve sobresaltada a la puerta de otro Château. Otra bodega de Pauillac, Château Pichon Baron, actualmente perteneciente a la multinacional francesa de seguros AXA.

IMG_1297.JPG
Estos obeliscos se han colocado ahí muy recientemente. (Pauillac, 2017)

Estos vinos están un peldaño por debajo de la calificación de los Lafite Rothschild, lo que vendría a ser un “Second Grand Cru”. Nunca podrán subir ese escalón, ni con obeliscos, ni conduciendo Bugattis, ni rezando al Gran Arquitecto del Universo. Sólo hay un vino que haya logrado subir de la segunda categoría a la primera en la Historia. En 1973 el Château Mouton Rothschild lograba pasar de “Second” a “Premier Cru”, gracias a las presiones de, cómo no, el Barón Philippe de Rothschild. Una vulgar demostración de poder, si me permiten la expresión, pero… ¿Podrían hacer algo similar los supuestamente poderosos Bill Gates, Trump, Putin o Bergoglio? Por supuesto que no.

Ahora sí, nos vamos. Pero nos llevamos un souvenir, de precio más asequible y uno de los más vendidos del mundo, a pesar de que esta gente se merece más que nadie el boicot. Lo disfrutaremos en alguna fecha señalada. Yo soy un poco más pobre después de esto y usted un poco más rico: a su salud, Barón.

IMG_7251.JPG
Un momento ¿qué es ese logo encima del nombre de la botella? (Gipuzkoa, 2017)
IMG_7251b
¿Un racimo de uvas o un carnero? ¿Y por qué está dibujado con números 6? (Gipuzkoa, 2017)

No le den tantas vueltas. “Mouton” es la palabra francesa para nombrar al carnero y el Château se llamaba así antes de que Nathaniel Rothschild lo comprase allá por 1853. Aún así, les gusta hacer chistecillos con las etiquetas que cambian cada año (diseñadas por famosos pintores como Dalí, Picasso o Miró), como en las de 1999. Busquen, busquen…

Roths 2
Algún día les hablaré de este graffiti… (París, 2015)

*

 

NOTAS FINALES

 

Es importante señalar los siguientes puntos:

  • Aborrezco el antisemitismo tanto como cualquier tipo de racismo. Lo que haga un grupo de psicópatas no incrimina jamás a ninguna etnia o pueblo al completo. Lo mismo con los musulmanes. O con los católicos. O con los alemanes. O con los vascos. O con los españoles. O con los yankees. O…
  • El antisemitismo es otra de las armas de guerra que nos ha llevado a esta situación insostenible. Sin el odio al judío, no existiría el Estado étnico de Israel. Sin los nazis, no existiría el Estado genocida de Israel. Sin Hitler, no existiría el muro de la vergüenza en Cisjordania. Sin Rothschild, tampoco.
  • Todo esto se puede relacionar con un artículo anterior de este blog, EUROPA: cronología de una espiral descendente.
  • Se ha hecho intencionadamente una diferenciación entre sefardís y ashkenazís en el texto. Quizás profundicemos en el tema algún día, sin olvidar el primer punto. ¿Saben ustedes algo acerca de los jázaros? ¿Y sobre el escandaloso “caso de la tiña” en Israel?
  • Supongo que habrán comprendido lo que comentaba acerca de la palabra discreción. Por eso choca tantísimo la entrevista de Rothschild en la revista holandesa comentando la compra del diario Libération.
  • Hay medios en internet que afirman que Rothschild compró Charlie Hebdo, y citan a la publicación holandesa Quote como fuente. O no comprenden el inglés o el holandés, o simplemente mienten. En la publicación no pone eso.
  • Todavía no he logrado entender exactamente quién es el Barón actualmente o si son varios los que ostentan el mismo título. David René de Rothschild es Barón, así como lo es su hermanastro Édouard de Rothschild (el que compró Libération). El dueño de Lafite es Éric de Rothschild, primo de los anteriores, y también es Barón. Philippe Sereys de Rothschild, dueño de Mouton junto a sus hermanos Camille y Julien, no quiere usar el título heredado: “Barón Philippe de Rothschild era mi abuelo. No soy yo”. Pero también es Barón.
  • Vean la última portada de Charlie Hebdo relacionada con los recientes atentados de Barcelona. Le llaman “humor gamberro” o “sátira”. Que se defienda esa libertad de expresión choca mucho con los intentos de prohibir el gesto de “la quenelle” inventado por el humorista Dieudonné, a quien hemos mencionado. En todo caso, hay algo en Dieudonné que no me acaba de convencer…
  • “Je suis Charlie” fue el slogan que recorrió el mundo tras el atentado contra Charlie Hebdo. Sin embargo, el Obispado y Falange Vasco Navarra denunciaron esta misma semana las imágenes blasfemas colocadas en una de las txoznas de las fiestas de Bilbao. Claro, esta vez se metían con Jesús y eso sí que es inaceptable. Se consigue una orden judicial para poder enviar a la Ertzaintza a retirar las imágenes, y aparecen las quejas habituales de miembros del PNV y del PP (y también del tarado numerario del Opus Dei que dice ser de la izquierda abertzale, a quien siempre imagino mortificándose con el cilicio). Hipócritas.

 

 

Continuará…

11 comentarios en “VISIONES DE UN MUNDO OCULTO (4)”

  1. Suficiente. Esta sección de comentarios no publicará argumentos pseudocientíficos que hagan proselitismo de ideas racistas sin fundamento. No se debe olvidar que el sionismo (ideología racista como pocas) es el más interesado en perpetuar el mito genético de la “raza judía”, suyos son esos famosos “estudios genéticos” que intentan refutar el origen jázaro de los ashkenazis. Sin este subterfugio, la colonización de Palestina por habitantes de origen europeo no habría sido posible. Cualquier reclamación de derechos sobre Al-Quds carecería de base sin el argumento racista. Si alguien es capaz de ver rasgos físicos de origen semita en los Rothschild, por favor, que nos ilumine.

    Si les hace felices seguir creyendo en la maldad congénita de los judíos, prosigan con su felicidad, no seré yo quien se lo impida. Mazel Tov! (Y no, no soy judío, aunque tampoco sería un problema para mí tener ascendencia hebrea).

    Por mi parte, me alegro de no poder ser incluido tan fácilmente en ningún segmento racial, religioso o ideológico.

    Por cierto, ¡un saludo a mi lector o lectora de Cuba!

    Me gusta

  2. Arratsalde on

    He leído en un artículo anterior suyo que hablaría sobre las Línea Ley, cuando esta disponible para leerlo.

    Blog 100% recomandable.
    Eskerrik asko

    Me gusta

    1. Mila esker!

      El tema de las Líneas Ley… lo pensaba tratar bastante más adelante. Tampoco creo que lo que tenga que decir al respecto sea demasiado revelador, así que no quiero crear expectativas demasiado grandes.

      Tengo varias opciones para los siguientes artículos, pero aun no me decido. Paciencia.

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s